Pobre González Pons

Esteban Gonzalez Pons
Esteban Gonzalez Pons

¿Será posible que me de pena este hombre? Después de haberse partido la cara durante la última legislatura, soltando tales burradas que me cuesta creer que él mismo se las creyera; siendo en tanto que responsable de comunicación del PP la persona que ha logrado colocar sus mensajes rebajándolos al nivel de la calle (con un uso maestro de la demagogia, debo añadir) y consiguiendo que sus consignas se repitieran en todos los bares de España. Con mentiras, manipulaciones y medias verdades, de acuerdo: pero ahí estaban sus consignas y sus frases sencillas, calando en la sociedad hasta las trancas y obligando a los socialistas a esforzarse muchísimo, a tener que hilar fino, para conseguir refutar sus afirmaciones. Casi siempre con poco éxito.

Después de haber sido ministrable, y habría sido un ministro Portavoz terrible de tan bueno, mucho mejor que Soraya con diferencia, y haberse quedado a las puertas de la Moncloa con un palmo de narices.

Y ahora, en el congreso de Sevilla del PP, Rajoy lo ha rebajado a la categoría de estudiante en prácticas, pasando a su subordinado por encima de él y relegándole a una especie de cementerio de elefantes: la secretaría de estudios y programas. Como si tuviese algo que hacer con el mastodonte de FAES soplándole la oreja. Pobre chico, con lo que prometía. A mí me da un poco de pena.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.158 suscriptores

2 comentarios

  1. Este tiene pendiente una aclaración en el caso Urdangarín. Rajoy es tan cobarde que no lo quiere al lado, no vaya a ser que tenga que quitarlo de en medio.

    1. Pues igual tienes razón y es un poco eso… Aunque contrasta con la situación de otros muchos: Camps, Fabra, Matas… No sé, a pesar de eso me sigue dando pena este chico :/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.