¿De verdad es tan importante es la indemnización por despido?

Publicado en Etiquetas: , , ,

Es decir, entiendo que para los empresarios que se plantean reducir plantilla es un factor importante a valorar de cara a decidir quien se queda y quien tiene que marcharse. Y con una tasa de paro tan escandalosa como la española, una contracción del consumo interno brutal y el acojone colectivo al que nos vemos sometidos, si tenemos en cuenta que el 99% de las empresas españolas tienen menos de 50 trabajadores, seamos sinceros: no despiden por capricho.

Cierto que una empresa que despide mientras continúa obteniendo beneficios económicos es algo chocante, pero lo más lógico es que los despidos respondan a razones de eficiencia, y las empresas no son ONG’s .

Dicho esto, mi duda es la siguiente: de los elementos que contiene la reforma laboral, ¿vale la pena hacer un casus belli de que indemnización por despido procedente/improcedente vaya a bajar de 45 a 20 días por año? Me explico: En la vida he cobrado la indemnización por despido, porque no me han despedido de ningún sitio. Probablemente lo vea desde mi sesgado punto de vista, pero después de 12 años cotizados, y no haber cobrado jamás indemnización por despido, me deja ojiplática tanta irritación porque la reduzcan de 45 a 20 días por año. Más extrañada me deja, en cambio, que se permitan realizar contratos con periodo de prueba tan absurdo como un año. ¿A qué estamos jugando? ¿Un año necesitan estos jefes tan híper-ocupados para decidir si un trabajador es válido o no, o es una maniobra para cazar bonificaciones a coste cero por la vía de contratar, despedir por cero euros al cabo de un año, volver a contratar a otro empleado bonificable, y así sucesivamente?

Creo que a lo que tendríamos que estar alerta realmente, más que al importe de la indemnización por despido, es a la reforma de la prestación por desempleo. A esa medida es a la que le tengo pánico. Hace ya mucho que la movilidad laboral es un hecho, cambiamos de trabajo N veces a lo largo de nuestras vidas y no es ningún drama, los tiempos en que entrabas en una empresa de aprendiz y te jubilabas en la misma empresa de capataz pasaron a la historia. Hoy en día, lo que debemos proteger no son los puestos de trabajo: es a las personas. Y eso es lo que dudo sinceramente de que este gobierno, ni ningún otro, vaya a hacer. Que nos recorten el importe y el tiempo en que podamos recibir la prestanción por desempleo nos reduce el tiempo de supervivencia antes de que la familia tenga que acudir al rescatemientras encontramos trabajo y nos aboca a la miseria si no logramos encontrar otro empleo rápido. Y no está el panorama como para que eso sea tan fácil.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.426 suscriptores