Violentas feminazis te obligan a abortar

Publicado en Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

He dejado pasar un día y el cabreo no se me pasa. No sé qué es lo que me indigna más de las palabras de Gallardón de ayer:

  • Si la asociación nada casual entre una violencia de género feminista que coacciona a las mujeres para que aborten mientras la Ministra de Sanidad y Servicios Sociales se niega a hablar de “violencia de género” y se empeña en volver a conceptos superados como “violencia en el ámbito familiar” o “violencia doméstica” (lo que pase en una pareja es solo cosa de ellos).
  • O que pretendan que el derecho por excelencia de la mujer es la maternidad, y cualquier otro derecho de las mujeres por lo tanto es secundario y supeditado al derecho por excelencia. Para el Ministro de Justicia, las mujeres somos úteros con patas, y nuestro derecho a la salud o a disponer en libertad de nuestro propio es secundario.

Si realmente quieren fomentar la maternidad, y añado por si les importa, la maternidad responsable, mejor harían en dejarse de medidas represivas encaminadas a “dificultar” el aborto que lo único que logran es que las mujeres que se vean en la obligación de pasar por ese duro trance tengan que inventar que están locas para conseguir dos certificados psiquiátricos, y tomar medidas encaminadas al fomento de la natalidad. Nacho y Hugo ofrecen un par de listas muy parecidas, será por algo:

más guarderías públicas, horarios laborales razonables, multas más duras contra las empresas que discriminen a las embarazadas, permisos de maternidad y de paternidad como los de Escandinavia y viviendas subvencionadas en alquiler para las parejas jóvenes que se quieran emancipar.

Que proteste por el abaratamiento del despido que introduce la reforma laboral, que promueva un parque público de viviendas en alquiler social a partir de los millones de pisos vacíos, que introduzca la obligatoriedad del permiso de paternidad para que los empresarios no duden que contratar a un varón acarrea las mismas obligaciones que contratar a una mujer, que promueva la eliminación de la declaración de la renta conjunta para no desincentivar el trabajo menos remunerado (generalmente el de la mujer) y de paso aumentar la recaudación para servicios públicos, que recupere la jornada reducida y el permiso de lactancia,…

Podríamos empezar por ahí para erradicar esa “violencia de género estructural” que no permite a las mujeres desarrollar su derecho por excelencia, ¿no? Y, ya de paso, para reducir el número de abortos, ¿qué tal reducir el número de embarazos no deseados? Dejar de poner trabas a la píldora del día después, mejorar la educación sexual, permitir que se eduque desde los colegios en métodos anticonceptivos sin tolerar que los padres puedan impedirles recibir una formación que les puede salvar la vida, la salud y el futuro.

Pero no: el PP pone trabas a recibir una educación completa sobre salud sexual y reproductiva, pone trabas al acceso a métodos anticonceptivos y contraceptivos, pone trabas al aborto, pone trabas a que puedan formarse familias jóvenes gracias a las medidas económicas que fomentan la precariedad laboral en los jóvenes, que impiden su emancipación temprana, cierran centros de mujeres maltratadas, cierran centros de planificación familiar… y ahora también dificultan el aborto. ¿Y lo próximo qué va a ser? ¿Prohibir la televisión e imponer por ley el sábado-sabadete? ¿La vida empieza cuando el padre de familia se baja la bragueta?

Señor Ruiz-Gallardón, Ministros de Justicia: yo no quiero que nadie me “defienda”, me conformo con que me respeten.

Hoy, 8 de marzo, volveremos a hacer el paripé del Día de la Mujer, mientras que los otros 364 siguen siendo días de los hombres.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.426 suscriptores