Escrache

Mira, ya me tenéis harta. La calle es de todos, y al que no le guste, dos piedras.

# Enfrente de tu casa hay una obra. Sales del portal y los obreros te piropean. Escrache. Te aguantas.

# Le debes pasta a alguien. Sales de tu casa y te encuentras al cobrador del frac. Escrache. Te aguantas.

# Lo dejas con tu novio. Él quiere volver. Te manda a la Tuna de Derecho para que te toque Clavelitos bajo el balcón de tu casa, encabronando de paso a la mitad de los vecinos del bloque. Escrache. Te aguantas.

# En el barrio han abierto una nueva pizzería. Tu portal amanece lleno de pegatinas del negocio y un tío vestido de pollo insiste en darte un papelito publicitario. Escrache. Te aguantas.

# Llaman al timbre de tu casa. Correo comercial. Dejan los buzones a petar de publicidad del súper del barrio. Escrache. Te aguantas.

# Ding-Dong. Tocan al timbre. Hola buenas, somos de Endesa, venimos a ofrecerle mejorar su factura de la luz. No, gracias, no me interesa cambiar de compañía, adiós muy buenas. Escrache. Te aguantas.

# Domingo por la mañana. Llaman a la puerta de tu casa. Son los Testigos de Jehová que vienen a traerte la palabra de Dios. Escrache. Te aguantas.

# Es tiempo de elecciones. Militantes del partido rojo, del partido azul y del partido verde vienen por el barrio, tocan a los timbres, «hacen el puerta a puerta». Vienen a traerte el voto a tu casa, te llenan el buzón con propaganda de su partido, te llaman por teléfono. Escrache. Te aguantas.

# Eres un político y tienes que votar la ILP sobre la ley hipotecaria. Vienen a tu portal y lo llenan de pegatinas con la frase «Sí se puede / pero no quieren». Sales a la calle y un grupo de personas te grita y te insulta. Escrache. Te aguantas.

20130416-080929.jpg

El domicilio es inviolable (mientras pagues la hipoteca) pero la calle es espacio público y es de todos. Así que si no te gusta que vayan a la puerta de tu casa a quejarse de las políticas que se llevan a cabo con tu voto y nos afectan a todos, si no quieres que tus representados, la gente para la que trabajas y que te paga el sueldo vaya a decirte cuatro cosas, o te aguantas y entiendes que va con el cargo, o dimites y fundas un club de petanca, pero no me llores.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 5.535 suscriptores

Jessica Fillol

Me llamo Jéssica, nací en el 81 y vivo en Barcelona. He estudiado Marketing y Ciencias Sociales. Meto la pata con frecuencia y no me duele cambiar de opinión. Un poco demasiado feminista según casi todos los hombres que conozco. Me ponen de mal humor los lunes sin café, los que comparten su música del móvil con todo el mundo por no usar unos malditos auriculares, los hombres machistas, las mujeres machistas, la gente que fuma sin preguntar si molesta, y las personas que creen que la ignorancia y la estupidez son cualidades admirables.

Ver todas las entradas de Jessica Fillol →

2 comentario en “Escrache

Los comentarios están cerrados.

¿Por qué y para qué utilizamos cookies? Como cualquier otro medio o página web, utilizamos cookies para que todo funcione correctamente, desde las estadísticas globales de las noticias hasta la publicidad personalizada. Saber más...

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar