Redes sociales Vs. Blogs

No, este no es un post sesudo comparando la inmediatez en la respuesta de las redes sociales frente la teoría de la long tail y los beneficios para el SEO de los blogs. Este es un post de pataleo lloriqueo.

El post más compartido de mi blog hasta ahora que lo acabo de mirar, este: Escrache, más de 50 veces. Comentarios en el blog: cero patatero.

pegatinas escrache: sí se puede pero no quieren

No es que las redes sociales estén matando a los blogs: es que a los blogueros nos estáis matando de pena. ¿Quien no se acuerda de lo contentos que nos poníamos con los primeros comentarios que recibíamos? Aquella ilusión de las primeras visitas, aquellas mariposas en el estómago, aquellos primeros mosqueos cuando nos decían cosas que no molaban… Todo eso se está perdiendo.

Una sigue escribiendo en el blog más por afición que por otra cosa, pero ya no es lo mismo. Los blogs no han muerto, pero se está perdiendo la magia.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 370 suscriptores

18 comentarios

  1. Pues sí, yo tengo la misma sensación. Y yo soy el primero que cuando algo me llama la atención lo comparto en redes sociales. Intento añadir un pequeño comentario al compartir, pero como dices no es lo mismo. Y es que los blogs pese a recibir tráfico de lo que se comparte, los comentarios se han reducido a meros me gusta o a hacer RT…

    Pero, venga, al menos en este ya tienes 1…

    😉

  2. Otro comentario más.

    Es curioso que siendo el blog la herramienta más potente de socialización que tenemos a nuestra disposición nos entreguemos al consumo rápido de contenidos que nos ofrecen tuiter y feisfull. Nada en contra, salvo que se pierde la parte social para convertirnos todos en soporte de publicidad contextual y promotores de negocios de terceros.

    1. Por no mencionar el hecho de que todo eso “se pierde” en el flujo constante de información que compartimos. Trata de encontrar en tu muro o en tu TL algo que compartiste hace 5 días… Lo que compartes en el blog pervive, tiene un tiempo de vida más largo, es posible localizar contenidos de hace más tiempo. La inmediatez de las redes sociales hacen esa gestión de la información mucho más complicada.

      Pero ¡eh! Que esto no es un análisis de ventajas e inconvenientes de cada medio: es un post de lloriqueo porque me mimáis poco 🙂

      1. Así es la cosa, con lo bien clasificaditos que están los contenidos en los blogs, sus enlaces, sus comentarios, esos marcadores compartidos en delicious o esas actualizaciones por rss…

        En fin, me gusta la idea: más mimitos blogueros y menos clicktivismo.

  3. Bueno, pues hala, ahí va el séptimo. Y que conste que hemos seguido viniendo por aquí y algunos hasta hemos comentado. Un factor importante puede ser que el blog haya estado parado en intervalos bastante largos de tiempo, en contra de lo que venía siendo tu costumbre. ahora que escribes más a menudo, ya verás cómo se reanima el debate.

  4. Te lo estaba diciendo en twitter y me he dado cuenta de que caía en la trampa y vengo a repetirlo aquí, ayer en el #MartuBlog 1.000 visitas y apenas 10 comentarios, que dan ganas de bajar la persina

  5. Hale, que ya ke ha dado un ataque de ego a la niña. 😛

    Lo irónico que va a ser que el post con más comentarios sea una entrada quejándote de que no te comentan… 😉

  6. Cuando no, uno tiene que buscar en Google el enlace de su post para leer lo que opinan de ella en foros y en páginas de Facebook, y buscar también dicho enlace con el buscador de Twitter para ver qué opinan de su post en Twitter.

    La leche. Hace unos años si comentabas por alguna red social a alguien algo de un post de su blog, te mandaba a que se lo comentaras al blog. Ahora sólo comentar en las redes sociales es lo más normal del mundo.

    Por cierto, vengo a este blog desde alguien que compartió su post en Twitter. En parte con las RRSS se gana difusión, pero qué narices, que ya que están, comenten. Ya no hay esos buenos debates largos de comentarios como antes. xD

    1. ¡Y lo que aprendíamos de eso! En 140 caracteres no da para argumentar mucho, los debates ganan inmediatez pero pierden profundidad y es una pena, al final queda reducido al “conmigo o contra mí” y es algo que me pone los pelos de punta.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.