No, este no es un post sesudo comparando la inmediatez en la respuesta de las redes sociales frente la teoría de la long tail y los beneficios para el SEO de los blogs. Este es un post de pataleo lloriqueo.

El post más compartido de mi blog hasta ahora que lo acabo de mirar, este: Escrache, más de 50 veces. Comentarios en el blog: cero patatero.

pegatinas escrache: sí se puede pero no quieren

No es que las redes sociales estén matando a los blogs: es que a los blogueros nos estáis matando de pena. ¿Quien no se acuerda de lo contentos que nos poníamos con los primeros comentarios que recibíamos? Aquella ilusión de las primeras visitas, aquellas mariposas en el estómago, aquellos primeros mosqueos cuando nos decían cosas que no molaban… Todo eso se está perdiendo.

Una sigue escribiendo en el blog más por afición que por otra cosa, pero ya no es lo mismo. Los blogs no han muerto, pero se está perdiendo la magia.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.441 suscriptores