10 cosas que odio

# La hipocresía. El doble rasero. La ley del embudo: para ti la parte ancha y para mí la estrecha.

# La falta de ética. Las trampas.

# La carencia de escrúpulos y de honestidad intelectual.

# La manipulación. La mentira descarada. Que me tomen por gilipollas y se crean que no me doy cuenta. Que seas tú seas gilipollas y no te des cuenta.

# La ignorancia. Si es debido a circunstancias personales adversas, me entristece. Pero cuando es elegida y mostrada como motivo de orgullo o justificada con argumentos absurdos del tipo “yo eskrivo como kiero k pa eso si avrebio asin escrivo ms rapido y si t molsta pues no lo haigas leido“, provoca en mí oleadas de odio. Por no mencionar que escribir semejante aberración desde el móvil no creo que sea más rápido: si pongo algo así en el mío, el autocorrector explota.

# La gente que no entiende lo que lee. La gente que sabe que la p con la dice “pa” y la t con la o dice “to”, pero es incapaz de concebir que aludiendo a esas cuatro letras juntas y en ese orden estamos intentando crear la imagen mental de un animal palmípedo, ovíparo, con pico y plumas. Analfabetismo funcional se le llama a eso. Saben transformar letras en sonidos y estos en palabras, pero no entienden el significado ni son capaces de comprender frases sencillas o relacionar conceptos. ¿Recordáis aquellos ejercicios de primaria que consistían en relacionar conceptos aparentemente dispares? Perro es a gato como policía es a ladrón. Tortuga es a animal como geranio es a planta. Hay gente que cuando tenía que resolver estos problemas en el cole, cortocircuitaba; y lo que es peor: de mayores lo siguen haciendo. La ironía, por descontado, queda lejos de su alcance.

Pato. Pato pato, pato pato, pato pato.
Pato. Pato pato, pato pato, pato pato.

# Los que no son capaces de razonar con un mínimo de lógica, esos que son incapaces de distinguir una falacia ni aunque le muerda el escroto. Si A entonces B. No A entonces no B. Expresar desacuerdo con una opinión no implica criticar a la persona; diferenciar la parte del todo; el plural de anécdota no es datos; si no eres capaz de leer la mente, no hagas juicio de intenciones ni pongas en mi boca cosas que nunca dije; ni todas las opiniones son igual de respetables ni tienen el mismo valor. En fin, esas cosas sencillas que parecen tan evidentes hasta que te encuentras con alguien tal, y descubres que no lo son y hay que explicarlo, y aún así no lo entienden. Si con, pongamos, más de 25 años, todavía no eres capaz de razonar con la lógica más elemental, lamento comunicarte que no eres un ser humano: eres un vegetal.

Tienes la capacidad mental de una planta
Todas las opiniones son igual de respetables. Si hablamos de economía, mi opinión personal, la opinión de un Premio Nobel en Economía, y la opinión de este ficus: todas las opiniones tienen el mismo valor y son igual de respetables. Sí, claro. Los cojones.

# Esas personas que exigen que se les tenga para si mismos un respeto que no practican con los demás. Los que van por la vida insultando y luego se ofenden si no les rindes pleitesía. Trata a los demás como quieres que te traten a ti, o por lo menos no quejes como un llorón y atente a las consecuencias. Si me faltas al respeto, me insultas y me humillas, no esperes de mí más que condescendencia, y eso si tengo el día bueno. Victimismos, los justos. Para tener el puño de hierro no se puede tener la mandíbula de cristal.

# Los equidistantes. Porque si intentan agredirte y te defiendes, para ellos “todas las agresiones son iguales y merecen la misma condena”. Para los equidistintates es lo mismo una guerra de 3 años derivada de un golpe de estado, que una dictadura y represión sistemática llevada a cabo por el gobierno durante cuarenta años. Es todo lo mismo y merecen la misma condena. Por su culpa si te intentan violar en plena calle y te defiendes con una patada en los huevos, deberían juzgarte por agresión, porque “todas las agresiones son iguales y merecen la misma condena“. Por su culpa si entran a asaltar tu casa, le dan una paliza a tu mujer y a tus hijos, y tú reduces a los asaltantes, debes ser condenado porque “todas las agresiones son iguales y merecen la misma condena“. Creo que eso de “es todo igual” esconde o pereza intelectual o vergüenza. Me repugnan mucho más los equidistantes que los fascistas. Al menos los fachas tienen cojones para posicionarse y admitir lo que piensan.

# La injusticia. Los tolerancia hacia los abusos. Los acosadores y los matones. Doble punto de odio sin van en pandillita. Y la gente que lo tolera, ampara y justifica, también. Si toleras, amparas y justificas el abuso de uno o de unos cuantos, estás tolerando, amparando y justificando los abusos de todos, le estás abriendo la puerta al todo vale. Luego no te escandalices por las consecuencias.

Facebook saca lo peor de mí. Por mucho que filtres a tus contactos, ahí están los amigos de los amigos, los grupos de intereses comunes en los que coincides con gente de todo perfil. Y con frecuencia leo cosas, y veo que están tan extendidas, que me hacen perder por completo la fe en la humanidad. Me dan ganas de renunciar al pasaporte de ser humano y nacionalizarme beluga.

ballena_beluga2
Ola k ase?

Sufro por el futuro de la humanidad, y también por el presente. Visto el nivel, no es extraño deducir cómo hemos llegado a estar como estamos.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 337 suscriptores

7 comentarios

    1. Confiesa que has cogido el diccionario de filosofía de COU, lo has abierto por dos páginas al azar, has puesto el dedo en un lugar aleatorio de la página con los ojos cerrados, y con lo que te ha salido has redactado tu comentario :/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.