Medicina, homeopatía, seguridad social y otras cosas que no entiendo

Después de leer la entrevista que le han hecho en El Mundo a la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Belén Crespo, todavía estoy en shock y sin entender muy bien qué ocurre.

Algunas perlitas para que entendáis mi confusión:

P ¿Los productos homeopáticos han demostrado su eficacia?
R: No todos los medicamentos homeopáticos tienen que demostrar su eficacia (…)

P: ¿Se pueden vender en farmacias sin ser medicamentos?
R: Sí, porque son medicamentos que tienen unas diluciones ínfimas y entonces pueden perfectamente estar en las farmacias, siempre que se garantice la calidad y seguridad.

P ¿La seguridad y la calidad no se tienen que demostrar en un ensayo clínico?
R: No. La calidad se demuestra con todas las normas de fabricación y la seguridad no se tiene que demostrar con ensayos clínicos específicos.

P: ¿Ni siquiera cuando se habla de medicamento?
R: Cuando se habla de medicamento sí, en ese caso se tiene que demostrar calidad, seguridad y eficacia. Pero es que los medicamentos homeopáticos tienen una regulación específica, definida en la legislación europea.

A ver, por decirlo en corto: ¿EN QUÉ COÑO QUEDAMOS? Los productos homeopáticos son medicamentos y por lo tanto se pueden vender en la farmacia, pero no son medicamentos y por lo tanto no tienen que demostrar seguridad y eficacia.

  • Para venderse en la farmacia: SÍ son medicamentos.
  • Para demostrar seguridad y eficacia: NO son medicamentos.
¿Qué me estás contando?
¿Qué me estás contando?

Aham. Y quien hace estas afirmaciones es la directora de la misma agencia que hace unos meses retiró el Myolastán de la circulación, un relajante muscular que me venía fenomenal para la ciática (y quien haya padecido ese dolor como de sentarte encima de un clavo oxidado y ardiendo que se te clava en el gluteo y el dolor te recorre hasta los dedos de los pies hasta el punto en que te dan ganas de amputarte la pierna con un serrucho, sabrá perfectamente de lo que hablo), porque al parecer se detectaron algo así como cero coma cero cero cero algo casos de reacciones alérgicas en la piel y en Francia 11 muertes en 40 años. Muchas menos que el tabaco y se vende sin receta.

El Myolastán se utiliza para “aliviar el dolor de las contracturas más comunes como las del cuello o la espalda y se suele tomar en dosis de 50 mg cada 12 horas, y en ocasiones basta con un día, o hasta varios meses, todo según la dolencia del afectado”,

¿Lo más divertido del asunto? El informe del Ministerio de Sanidad:

En un informe advierten que “la eficacia de estos medicamentos (Myolastan) no son lo suficientemente sólidos como para superar los beneficios“.

Tócate los cojones MariLoli. ¿Y los “medicamentos” homeopáticos sí tienen eficacia sólida como para superar los beneficios? Ah, que, espera: que son medicamentos para unas cosas pero para otras no lo son. Esto del doble rasero es algo maravilloso.

Manifiesto #NoSinEvidencia

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 325 suscriptores

Un comentario

Los comentarios de esta entrada están cerrados.