Breve listado de ejemplos sobre lo que significa que alguien te diga “revisa tu privilegio”:

Te estás metiendo en una conversación en la que nadie te ha llamado. Reconócelo, discúlpate y deja de hacerlo.
Te estás tomando mi dolor como algo personal. Reconócelo, discúlpate y deja de hacerlo.
Estás menospreciando mi angustia. Reconócelo, discúlpate y deja de hacerlo.
Estás dando menos importancia a mis miedos, mis problemas y mis preocupaciones que a lo que te molesta que hable de mi realidad. Reconócelo, discúlpate y deja de hacerlo.

Vía: Demonio Blanco

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.416 suscriptores