Estuve en la marcha feminista del #7N en Madrid que VOX y GenMad intentaron boicotear y esto es lo que ví

Primera Marcha Estatal contra las violencias machistas

Llamemos a las cosas por su nombre: la del sábado fue una marcha del movimiento feminista unido contra las violencias machistas. Contra todas las violencias que sufrimos las mujeres, y no únicamente con la que acaba en asesinato. La marcha del 7N la organizó y coordinó el movimiento feminista y la idea que prendió la mecha surgió de la Coordinadora Feminista de Valencia.

pancarta marcha 7n

Violencias, en plural, porque “no solo se da en el ámbito de la pareja o expareja, también las agresiones sexuales son violencia e igualmente se da en el entorno laboral, social, en las relaciones familiares, la publicidad o los medios”, dice Noelia Landete, de la comisión de comunicación.

La cartelería corrió a cargo del colectivo feminicidio.net y la iniciativa social Lo Personal Es Político se encargó de la página web de la marcha. A ella ya se han adherido más de 300 colectivos, además de otros tantos partidos políticos, como PSOE, Podemos e IU, y sindicatos. Landete insiste en la importancia de que las formaciones “no se apropien de la movilización porque quien está detrás de la convocatoria es el movimiento feminista”, aclara.

No solo las convocantes y las organizaciones que lo apoyan eran sobradamente conocidas. También el manifiesto consensuado se dio a conocer días antes de la marcha y se aprobaron mociones de apoyo en numerosos ayuntamientos. No era una sorpresa para nadie.

¿Y los hombres qué?

Los hombres también se manifestaron el 7N. Aunque la mayor parte de los titulares hagan referencia a los miles de mujeres que el sábado marcharon en Madrid, haceros a la idea de que se trata de un femenino genérico, como llevamos haciendo nosotras cada vez que se habla de “la historia del HOMBRE” y nos decís que no hay motivos para sentirnos excluidas por ese uso del lenguaje ya que todos sabemos que hablamos de “la historia de la humanidad”. Ok. Pues lo mismo.

He perdido la cuenta de todas las veces que he leído durante estos dos días las protestas porque a los hombres que acudieron a la marcha no se les da el protagonismo suficiente en los medios. Parece mentira que hasta en un acto feminista se les tenga que dar a los hombres un espacio protagonista. “¡No solo había mujeres! ¡Yo soy hombre y estuve en la marcha! ¿Dónde está mi medalla?“. Mira, HABER. Había hombres en la marcha, os lo aseguro. Yo fui con cuatro. Dos de ellos en la foto. No se excluyó a nadie por su género.

solana y prieto

Espacio no mixto en la marcha del 7N

Sí es cierto que en la marcha había un espacio que era no mixto. Es decir, solo para mujeres (ya fueran cis o trans). Y también es verdad que nos pasamos todo el fin de semana teniendo que dar explicaciones sobre la necesidad de ese espacio a hombres que nos preguntaban por la necesidad del mismo y que no llevaban nada bien sentirse excluidos de allí (y solo de allí). Toda la marcha para ellos menos un pequeño espacio, y querían estar presentes ahí también. Porque sí. Por cojones. Y aún hay quien se sorprende e incluso se ofende por ser recibido en ese espacio con cánticos de “¡Estamos hasta el culo de tanto machirulo!

Lo que me lleva a pensar que igual que en cualquier noticia de internet sobre feminismo los propios comentarios a la noticia justifican la necesidad del feminismo, las reacciones masculinas a cualquier espacio no mixto justifican la necesidad de los espacios no mixtos.

Aunque igual, no sé, vosotros veréis, ¡eh! pero ¿qué tal si los hombres, en vez de buscar un espacio en el feminismo, utilizáis el espacio que tenéis en la sociedad y lo hacéis feminista? Por probar a ver qué tal.

male opinons

VOX y GenMad intentan boicotear la marcha contra las violencias machistas.

Insisto en que las organizadoras y convocantes de la marcha fueron las coordinadoras feministas. Se sabía desde hacía meses quienes convocaban, el manifiesto era conocido, se conocían los lemas de la manifestación, se pidió autorización a la delegación del gobierno tal y como establece la legislación.

Cuando un colectivo convoca una marcha con unos lemas concretos, y se presenta otro colectivo con pancartas y lemas abiertamente contrarios a los mismos, eso tiene un nombre: contramanifestación. La reforma del código penal de 1998 introdujo en el apartado 4 del artículo 514 un precepto que sanciona específicamente la celebración de actos que impidan o perturben gravemente el desarrollo de una reunión o manifestación lícita. El delito de contramanifestación es una plasmación específica de las coacciones lesivas de derechos fundamentales sancionadas en el párrafo 4º del artículo 172 del código penal vigente hasta esa fecha.

Cuando GenMad y VOX aparecieron en la marcha convocada por las coordinadoras feministas portando pancartas y gritando “ni machismo ni feminismo”, lo que hicieron fue una provocación manifiesta y, de haber perturbado gravemente el desarrollo del acto, podrían haber incurrido en delito. No fue el caso gracias a la intervención de la policía que garantizaba la seguridad del acto.

genmad1

Varios preguntaban por qué una pancarta contra la violencia es una provocación. La respuesta es simple: no era una pancarta “contra la violencia”. La pancarta lo que hacía era negar que la violencia tuviera género, es decir, negar la necesidad de políticas específicas contra la violencia machista, que era precisamente la reclamación de la manifestación. Por tanto había una confrontación frontal entre el lema del piquete y el de los manifestantes.

Cita extraída del post de Comandante Vimes.

Pero es que la provocación no consistió únicamente en portar una pancarta que niega abiertamente la necesidad de políticas específicas para luchar contra las violencias machistas, la provocación no consistió únicamente en portar una pancarta que chocaba frontalmente contra la principal reclamación por la que nos habíamos concentrado allí. La provocación de VOX y GenMad fue mucho más allá. Yo estuve allí y lo vi y lo escuché todo.

Hacia las 11:00h estaba prevista una performance llamada Women In Black, que es un homenaje silencioso y emotivo a las mujeres asesinadas en lo que va de año. Las mujeres que particpan en el homenaje, todas vestidas de negro, se tumban en el suelo y su cuerpo es marcado con tiza por otras compañeras al modo en que se marcan las silueta de los cadáveres. Mientras dura el acto, otra compañera lee los nombres, edades, lugares de procedencia y circunstancias en las que fueron asesinadas las víctimas de la violencia machista con el objetivo de homenajearlas, de mostrar de una forma impactante y concentrada la violencia criminal que se ejerce contra las mujeres víctimas de maltrato que culmina en asesinatos.

Accion-Women-Black-Marcha-Estatal_EDIIMA20151107_0449_19Durante el transcurso de este homenaje, hacia las 11:30h aproximadamente, se empezaron a oír gritos de las mujeres que portaban la pancarta de Genmad al otro lado del Paseo del Prado, y se dirigían hacia Cibeles, hacia la cabecera de la marcha donde al acabar el acto Women In Black se procedería a la lectura del manifiesto.

Estábamos en silencio participando en el homenaje a las mujeres asesinadas. Solo se oía la voz de Karolina leyendo los nombres de las mujeres que perdieron la vida a manos de sus parejas. Y las mujeres de GenMad y VOX interrumpieron este homenaje con sus proclamas. Gritaban algo así como:

¡También es su hija! ¡Custodia compartida!

Sinceramente, me pareció de un mal gusto y una falta de respeto que se sale de la escala. No podría calificarlo de provocación porque para eso haría falta primero que hubiéramos podido reaccionar en aquel momento, cuando al menos mi sensación la de sentirme humillada y sentir que estaban humillando a las víctimas. Algunos de los nombres que estaban leyendo eran de niños asesinados por sus padres durante el régimen de visita, y esas mujeres de VOX y GenMad venían a gritarnos a la cara que también es su hija y a favor de la custodia compartida. De haber buscado un momento menos apropiado y unas consignas más fuera de lugar, es difícil que lo hubieran encontrado.

Pero la cosa no acabó ahí. Los contramanifestantes de VOX y GenMad se dirigieron a la cabecera de la marcha con intención de interrumpir la lectura del manifieto con sus gritos. De nuevo con voluntad de provcar. Se dirigieron hacia la cabecera de la manifestación convocada por la coordinadora feminista con gritos y pancartas que decían “ni machismo ni feminismo“. Quieren vendernos una imagen victimista según la cual las mujeres de la contra-manifestación estaban sinceramente en contra de toda violencia y querían sumarse a la marcha de forma honesta, cuando lo único que buscaban era la provocación y la confrontación.

Integrantes-Vox-interrumpen-Raquel-Ejerique_EDIIMA20151107_0222_18

Por si todo esto no bastara, además interrumpieron la lectura del manifiesto por parte de Ángela González, cuyo ex marido asesinó a la hija de ambos durante el régimen de visitas, con gritos de “¡feminazi!. Aquí la versión de un medio poco sospechoso de hembrismo o feminazismo como Europa Presss. Hay que ser MUY MIERDA para hacer algo así y que no se te caiga la cara de vergüenza.

No es una cuestión de libertad de expresión o libertad de manifiestación: si VOX o GenMad quieren organizar una manifestación que lleve por lema “ni machismo ni feminismo: igualdad”, que la convoquen ellos, que pidan ellos los permisos a la delegación del gobierno, y que se manifiesten libremente. Pero parasitar una manifestación ajena con lemas contrarios a la misma no es libertad de expresión ni de manifestación: es contramanifestación y provocación.

Para quien no lo sepa, tal vez convenga aclarar que en la cabecera de la marcha no había representación de partidos políticos: estos tenían su espacio bien delimitado hacia el final de la marcha con el fin de que el acto no fuese politizado, más aún con las elecciones generales a la vuelta de la esquina. La primera pancarta era la correspondiente a víctimas y familiares, la segunda era el espacio mixto, la tercera el espacio no-mixto al que me he referido antes, y la cuarta la correspondiente a partidos políticos y sindicatos. De haberse querido sumar a la marcha de forma sincera y honesta, el lugar de VOX no era la cabecera sino hacia el final de la manifestación, con el resto de partidos que se adhirieron.

Es por todo esto que la policía tuvo que intervenir y apartar a las contramanifestantes. Y digo LAS porque eran todo mujeres, dotadas de cámaras de video, buscando el momento de confrontación que ellas mismas estaban provocando.  Buscaban una imagen muy concreta y actuaban conforme al plan trazado y al objetivo buscado. Por eso pese a queGenMad es un colectivo que defiende a hombres “víctimas” de la ley integral de la violencia de género, tras la pancarta esta mañana solo había mujeres y ningún hombre, y por eso iban preparadas con cámaras de video esperando el momento. Lo tenían todo preparado y actuaron buscando esa imagen. Entre ellas una vieja conocida: Patricia Ocaña, candidata a diputada y contramanifestante en sus ratos libres. La asociación GenMad también es conocida por aquí y ya hemos visto más de una vez cómo a través de José Corredoira, alias mereces saberlo, manipulan sin ningún pudor. La presidenta de GenMad es Antonia Carrasco, a quien en este video de ProJusticia acusan de denunciar en falso con la colaboración del abogado José Luis Sariego, también activista de GenMad y #EXISTEN, y en los comentarios al video se enzarzan en si la condena a los respectivos es mucha, poca, o qué. Demencial. Menos mal que ellos son los “defensores de todas las víctimas”…

La policía en esta foto no está protegiendo a las manifestantes de VOX y GenMad: está impidiendo que continúen interfiriendo en el acto con sus reiteradas provocaciones, mientras ellas a su vez se emplean a fondo para crispar los nervios de las feministas y buscar su reacción, cuanto más enfurecida mejor. Personalmente creo que lo de poner la otra mejilla es para católicos practicantes y yo no lo soy. Defenderte de una agresión no te convierte en violenta: te convierte en superviviente. Las mujeres de VOX y GenMad fueron abucheadas en su intento de reventar el acto, y llevan exagerando las supuestas agresiones recibidas por parte de las violentas e intolerantes feminazis convocadas en la marcha desde entonces.

genmad2Y ya, por si todo esto no fuera suficiente, por la noche nos avisaron de que varios miembros de la asociación SOS Papá (sin comentarios) estaban hostigando a las mujeres que llevaban en huelga de hambre en Sol desde el día 1, en protesta contra la violencia machista. También iban pertrechados con cámaras de video buscando la reacción a sus provocaciones, hasta el punto que cuando uno de ellos se avalanzó contra las mujeres del colectivo Ve-La Luz, la psicóloga especializada en violencia de género, Fátima Herranz, que las acompañaba se interpuso para evitar la agresión, y los provocadores parece ser que la denunciaron a ella.

Hace falta ser MUY MIERDA para hostigar a mujeres en huelga de hambre tan solo porque protestan contra la violencia machista. Es curioso, incluso paradójico, clamar por la custodia compartida impuesta mientras a la vez revientas manifestaciones, interrumpes actos de homenaje a las mujeres asesinadas, interrumpes a una víctima y la llamas “feminazi”. Todo muy coherente. Vamos, si yo fuera el juez que tuviera que revisar vuestros casos con este panorama, no os daba la custodia ni de un pato de goma.

Toda esta tensión por parte de colectivos machistas ha desembocado este fin de semana en cuatro mujeres asesinadas. Cuando el machismo se ve acorralado, reacciona con violencia.

Orgullosa de mis hermanas

A pesar de la tensión y de las provocaciones que vivimos a lo largo del día, me siento muy orgullosa de mis hermanas. De las compañeras que han estado toda la noche velando el sueño de las mujeres del colectivo Ve-La Luz en huelga de hambre en Sol, que habían sido violentadas por hombres de un colectivo de protección de maltratadores. De Marina que bajó en pijama al enterarse de lo ocurría porque su hotel estaba al lado, de Almudena que dejó todo lo que estaba haciendo para quedarse junto a ellas. De Ro que casi se destroza una rodilla contra un bolardo mientras corríamos hacia Sol al leer el SOS en whatsapp. Compartimos el llamamiento para que les llevaran agua, café, zumos y mantas. Las Heteras no hemos dejado solas a las compañeras en huelga de hambre. Ahí se notan las redes de cuidados y ayuda mutua. Si tocan a una, nos tocan a todas.

Me emocioné al escuchar a Karolina en la Women in Black dejándose la voz, leyendo los nombres de las mujeres asesinadas este año para que no queden en el olvido mientras al lado un grupo de mujeres de una asociación que defiende a maltratadores gritaba a favor de la custodia compartida interrumpiendo el homenaje. De los ojos arrasados en lágrimas de Jara y Gisela al terminar el acto.

La cara de sorpresa de Diana cuando José Luis le dijo “yo te lo llevo gratis“, cuando ella me miró y me preguntó “¿en serio?” se me encogió el corazón. Ver cómo se emocionaba y lo que le costó contener las lágrimas no se me olvidará en la vida. O la fuerza de Arantxa cuando nos contaba que ella solo quiere recuperar su libertad.

El abrazo que me dio Milo, el hijo de Anaïs, la sonrisa de su madre y lo absolutamente adorable que es ella.

La sorpresa de saber que Laia también había venido y la paz que me transmite, cuando yo estaba al borde de un ataquito de ansiedad.

La paliza que se dio Altair, que era organizadora en su ciudad y se pegó un palizón de kilómetros y horas de trabajo y carretera y no pudo disfrutar de un momento con nosotras.

La tristeza por no tener a Lidia mi lado, aunque todas saben que estuviste en mis pensamientos y te aseguro que grité por las dos.

El agradecimiento a Alicia por organizar este grupo de mujeres tan maravillosas y a Estíbaliz por habérmelas presentado.

ccampoamorLos gritos en la marcha de las compañeras del colectivo de mujeres gitanas y feministas, que se enfrentan a unos niveles de violencia espeluznantes. El relevo generacional del colectivo de estudiantes que también reivindicaron el derecho a un aborto seguro, porque obligarlas a llevar a término un embarazo no deseado por la imposición de unos padres gracias a una ley que las deja desamparadas y no tiene en cuenta si sufren maltrato o su el embarazo es fruto de una violación por parte de un miembro de la familia también es violencia.

Y fuera de los actos puramente reivindicativos, el amor que me transmiten. El descubrimiento de la cerveza de piruleta. La foto que le pidieron a José Luis cuando le confundieron con Jack Black. La pelea que casi tenemos con un machirulo borracho cuando les empezó a dar la lata a las compañeras andaluzas de la mesa de al lado:

– Yo apoyo a las mujeres PERO hay muchos hombres maltratados víctimas de la violencia hembrista.

+ Y uno más que va a haber hoy aquí como sigas por ese camino…

– ¡Yo conozco a muchos hombres maltratados por sus mujeres!

+ ¿Sí? ¿En serio? No me digas. ¿Ellas los humillan y los maltratan psicológicamente?

– ¡Pues sí!

+ Qué pena me dan, oye, cuanto sufro por ellos…

Muchas gracias a todas. Os quiero y no me canso de decirlo. Vamos a continuar resistiendo, peleando, recuperando espacios. Por las que sobrevivimos y la experiencia nos hizo más fuertes, por las que quedaron con la vida quebrada y se están recuperando, y por las que no vivieron para contarlo. Por ellas, por todas, por las que están, por las que vienen y por las que se quedaron en el camino.

pancarta

 

¿Tienes algo que comentar?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 228 suscriptores

  13 comments for “Estuve en la marcha feminista del #7N en Madrid que VOX y GenMad intentaron boicotear y esto es lo que ví

  1. Robert
    10 noviembre, 2015 at 15:24

    Lamentablemente no pude estar, así que se te agradece la crónica en primera persona =) y también lamentable que ante dicha jornada se exija recordar que “ey, nosotrOs también estuvimos”. Como bien dices, ha sido estos días habitual leer dicho recordatorio y, la verdad, es bastante cansino. Sólo hemos de leer los artículos sin mirarnos la picha, ¿tan difícil es de entender?

    Respecto a lo de la contramani y su oportunismo… describirlo con lamentable no es suficiente. En fin, gracias por contarlo, aunque creo que es una suerte que en los medios que he visto no le han dado mucho bombo, más que como una anécdota estúpida.

    PD: “no os daba la custodia ni de un pato de goma”, ¡tremendo! XD

  2. 10 noviembre, 2015 at 18:35

    “Hace falta ser MUY MIERDA para hostigar a mujeres en huelga de hambre tan solo porque protestan contra la violencia machista.”

    No, MUY MIERDA, no, eso se queda corto. Normalmente el castellano es rico en calificativos para describir a… estos seres. Pero en este caso lo veo un poco corto.

    No pude ir a la manifestación (si hubiera sido en mi ciudad y por la tarde, habría hecho lo posible por ir, pero no era el caso), pero me alegro de que fuera un éxito.

  3. Siquereisglandesolohayquepedirloyosbuscounburro
    13 noviembre, 2015 at 21:34

    ¿Por que no os manifestais en Teherán? allí os recibirían con los brazos abiertos y atenderían todas vuestras quejas.
    Esas pobrecitas que estan en huelga de hambre lo estan por querer retirar la custodia a sus PADRES. Hay PADRES que damos 1000 vueltas como MADRES a más de una progenitora, cuanta hija de perra no habrá desatendido a sus niños con tal de ir a hacer el ridiculo a esa manifestación de gorronas bolleras.
    Ala y a mamarla panda piojosas!!

    • 16 noviembre, 2015 at 10:41

      Mi primer “con Mahona no te atreves” + “vete a tu amada Cubazuela del Norte”. Todo en orden.
      ¿En serio crees que con esa misoginia y esa homofobia puedes ser un buen padre? No me extraña que ningún juez te de la custodia.
      Lo de desatender a los niños para ir a manifiestación suena a oposición al sufragismo de principios del siglo pasado. Qué poco hemos habéis avanzado desde entonces.

    • Toni
      21 noviembre, 2015 at 17:51

      Amén amigo!

      Cerdas!

      • 21 noviembre, 2015 at 18:52

        Cuántos insultos y cuánta frustración contenida en tan pocas letras. Es la segunda vez que utilizas la palabra “cerdas” en 5 minutos. Seguro que tienes algo que contarle a tu psicólogo, esa frustración y esa rabia no son normales, míratelo a ver.

  4. Toni
    21 noviembre, 2015 at 17:49

    Pero como se. Puede ser tan cerda y tergiversadora?

    Ya os queda menos feminazis!

  5. Soy un gilipollas integral
    15 enero, 2016 at 0:19

    Pues eso, como dice mi nick, soy un gilipollas integral, con todas las letras.
    Porque cuando un amigo compartió la “versión oficial” de esta noticia en su muro, me uní sin pensarlo a la lluvia de comentarios del tipo “¿Estas feminazis qué se han creido?” “Para que luego digan que buscan igualdad” “Están haciendo daño al feminismo de verdad”
    Si hubiese dedicado cinco minutos a pensar un poco sobre el tema, o me hubiese tomado la molestia de buscar la otra cara de la noticia, no habría sido así. Y ahora que sé la verdad sobre lo que ocurrió, no pienso caer otra vez en el mismo error.
    Así que sirva este comentario como disculpa y propósito de enmienda.
    Un saludo de un gilipollas integral y mucho ánimo con el blog 😉

    • 15 enero, 2016 at 10:07

      A quien no le haya pasado alguna vez, con LO QUE SEA, que levante la mano. Reconocerlo, hacer autocrítica y tratar de no volver a caer en el error es algo que te honra.

Si continúas navegando, entenderé que confirmas el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close