Literatura feminazi: Manifiesto SCUM, de Valérie Solanas

Hoy estreno colaboración en el blog Locas del Coño con una entrada sobre el que es posiblemente el texto más polémico del feminismo de los últimos 10 años: El Manifiesto SCUM.

Pocos textos han generado tanta polémica como el Manifiesto SCUM, escrito y autopublicado a finales de los años sesenta por Valérie Jean Solanas (Nueva Jersey, 9 de abril de 1936 – San Francisco, 26 de abril de 1988).

Biografía de Valérie Solanas

La biografía de Solanas está salpicada violencia. Su padre abusó sexualmente de ella cuando era niña. A los 15 años y embarazada, huyó de lo que ni el trabajador social más desquiciado podría calificar “hogar familiar”, y empezó a vivir en la calle, mendigando, abusando de las drogas y ejerciendo la prostitución durante años. Bajo esas circunstancias nació su hijo David, a quien entregó en adopción. Pese a todo, logró licenciarse por la universidad de Maryland y empezó un postgrado en psicología en la Universidad de Minnesota, postgrado que no llegó a terminar.

valerie solanas

Su relación con Andy Warhol

Uno de los episodios destacados de su biografía es el referido a su conflictiva relación con Andy Warhol. En 1967, Solanas le entrega a Warhol un guion de película titulado Up your ass sobre una prostituta y mendiga que odiaba a los hombres. En principio Warhol acepta producir la película, pero el manuscrito se le perdió y nunca regresó a Solanas. Valérie empezó a llamar por teléfono a Warhol, exigiéndole la devolución del borrador de Up your ass. Cuando Warhol admitió que lo había perdido, ella comenzó a exigir dinero como compensación, a lo que el artista se negó. Solanas, enfurecida, empezó a asediarle hasta el acoso, lo que provocó que Warhol se alejara de ella.

El 3 de junio de 1968 Solanas se dirigió a The Factory a esperar a Warhol. Su socio Paul Morrissey tuvo que salir de la oficina mientras Warhol atendía una llamada, momento en que Solanas le disparó tres tiros al artista. Falló los dos primeros tiros pero el tercero impactó en su pecho. Por la noche Solanas, se entregó voluntariamente a un policía en Times Square y le comunicó que acababa de dispararle a Andy Warhol.

valerie solanas carcel

En la vista judicial dijo que ella se representaría a sí misma y que no se arrepentía de nada. El juez ordenó que la trasladaran al Hospital Psiquiátrico de Bellevue. A finales de junio Solanas fue acusada de intento de homicidio, asalto y tenencia ilícita de armas. Dos meses más tarde fue declarada inhabilitada legalmente y enviada el Hospital Ward Island. En junio de 1969, tras declarase culpable, Valérie fue sentenciada a tres años de prisión, el año que pasó en el hospital psiquiátrico fue tenido en cuenta.

En septiembre de 1971 Solanas salió en libertad pero fue arrestada nuevamente en noviembre por enviar cartas y hacer llamadas amenazantes a diversas personas, incluyendo a Warhol. Durante el año 1973 entró y salió de hospitales psiquiátricos y en 1975 pasó un periodo de ocho meses en el hospital South Florida.

El 26 de abril de 1988, Valérie Solanas fallece de bronconeumonía a la edad de tan sólo 52 años, sola y sin dinero en un asilo benéfico en San Francisco.

El Manifiesto SCUM

Uno de los textos más polémicos de la literatura feminista contemporánea, probablemente porque ha sido comentado por más personas de las que lo han leído, es el Manifiesto SCUM. Inicialmente autopublicado, y poco después reeditado por Olympia Press, no llegaría a España hasta 10 años más tarde, en 1977, traducido por la poeta Ana Becciu y editado por Ediciones de Feminismo, precursora de Vindicación Feminista. Es muy fácil despreciar este breve texto y despachar a su autora con el calificativo de “loca desquiciada” teniendo en cuenta su trayectoria, un error cometido con frecuencia. El Manifiesto SCUM es una hilarante sátira dotada de un potentísimo sentido del humor.

manifiesto scum

La palabra SCUM fue entendida en su momento (y de hecho todavía lo sigue siendo) como el acrónimo de “Society for Cutting Up Men”, literalmente “Sociedad para cortar en pedazos a los hombres“, pero esta explicación no se encuentra en la obra misma y la propia Solanas protestó contra esta interpretación. “Scum” es una palabra en inglés que literalmente significa “capa de suciedad“.

Pese a interpretaciones literales o extractos poco fieles del texto, el Manifiesto SCUM debe ser leído como una sátira y no como un conjunto de propuestas programáticas, como frecuentemente nos dan a entender desde el machismo que solo entiende el sentido del humor en un único sentido, ese que te manda a fregar o a la cocina a la menor ocasión, ese que hace chistes sobre violaciones y violencia de género con un jijiji jajaja es brominchi, no entiendes el humor negro, las feminazis no tenéis sentido del humor mientras se ofende cuando hacemos chistes sobre la paga de feminazi.

¿Que Solanas propugna un mundo sin hombres? Cierto:

“La función del macho es la de producir esperma. En la actualidad existen bancos de esperma.”

Es indudable que Valérie aquí se equivocaba. Todas sabemos que los machos tienen otras muchas funciones útiles: colgar los cuadros, sacar la basura, abrir los botes de conservas…

¿Qué Solanas imagina un mundo ideal donde los hombres son exterminados? Cierto, pero cuidado, no de cualquier manera. Todo dentro de un orden:

“Entre los hombres más detestables y dañinos aparecen: los violadores, los políticos y todo su clan (propagandistas, miembros de los partidos políticos, etcétera); los cantantes y los músicos malos; los Presidentes del Directorio, los Gana-Pan, los agentes inmobiliarios, los propietarios de los restaurantes, los Grandes Artistas, los cobardes, los policías, los magnates, los científicos que trabajan en investigaciones en favor de la destrucción y la muerte o para la industria privada (casi todos los científicos), los mentirosos y los farsantes, los disc-jockeys, los hombres que se imponen aunque sea mínimamente a las mujeres, los hacendosos, los corredores de bolsa, los que hablan cuando no tienen nada que decir, los que deambulan ociosamente por las calles y estropean el paisaje con su presencia, los hipócritas, los artistas plagiarios, los sucios, los moscones, los hombres que dañan a una mujer, los que se dedican a la industria de la publicidad, los escritores, periodistas, redactores jefes, editores, etcétera, deshonestos; los censores, público y privado, todos los miembros de las fuerzas armadas”

¿Hay alguien que pueda negarse al exterminio de los políticos, los músicos malos, los agentes inmobiliarios o los policías? No yo.

Pese a todo, Solanas toca algunas teclas sensibles, lo que sin duda ha logrado que el texto siga vigente hoy en día:

Dada la naturaleza totalmente egocéntrica del hombre y su incapacidad para contactar con el exterior, su conversación, si no versa sobre él mismo, es impersonal, monótona, despojada de cuanto posea valor humano. La conversación intelectual del hombre es un intento forzado y compulsivo para impresionar a la mujer.

Que levante la mano quien no ha pensado igual alguna vez, especialmente después de interminables citas en las que nos hemos pasado durante horas escuchando un monótono y repetitivo YOYOYOYO MIMIMIMIMI. ¿Quien no ha sentido alguna vez el hastío que nos invade cuando intentamos explicar un planteamiento general basado en nuestras propias experiencias personales compartidas, y nos ha interrumpido El Hombre (cualquier hombre) que casualmente pasara por allí para enseñarnos LA VERDAD: “eso que decís no es cierto PORQUE YO“. Ah, Ok. #NotAllMen. Gracias por un argumento tan original, no me lo habían dicho nunca. Esta noche dormiré más tranquila.

El hombre que reacciona por reflejo a palabras y frases aisladas en vez de reaccionar cerebralmente a significados globales, intenta impedir el descubrimiento de su bestialidad censurando no solo la pornografía, sino cualquier obra que contenga palabras soeces, sin importarle el contexto.

De nuevo, ¿solo me ha pasado a mí? Dar una explicación de 10 minutos con numerosos argumentos sobre por qué algo me ha ofendido, acabar con una palabra malsonante tipo “¡joder!” y por toda respuesta recibir la ignorancia más absoluta de todo lo que he dicho, que se centre únicamente en el taco final, y me conteste con algo así como “¿por qué dices “joder”? ¿Por qué insultas? Yo no te he insultado” y que te dejen con la palabra en la boca y cara de idiota.

Denunciar a los demás como agentes enemigos (comunistas, socialistas) es uno de sus pasatiempos favoritos; así se disculpa a sí mismo, a su país y al mundo occidental. la mierda no está en su culo: está en Rusia.

O, dicho de otro modo: todo el mundo es malo menos yo.

Y para rematar, hace un llamamiento al empoderamiento de las mujeres, a dejar de ser siervas y a tomar lo que es nuestro, lo que nos pertenece por derecho:

Si todas las mujeres abandonaran a los hombres, se negaran a tener algo que ver con cualquiera de ellos, todos los hombres, el gobierno, y hasta la economía nacional se hundirían sin remedio. Incluso sin dejar a los hombres, las mujeres conscientes del alcance de su superioridad y de su poder sobre ellos, podrían adueñarse de todo en pocas semanas y someter totalmente a los hombres. En una sociedad sana, el macho trotaría obedientemente detrás de la mujer.

Y así fue como, desde la huelga de las mujeres atenienses promovida por Lisístrata, Islandia se convirtió en el país más feminista del mundo.

Conviene recordar, para finalizar, que incluso el propio Warhol en su libro Popism, describe a Valérie Solanas como una persona interesante y divertida.

Entrada publicada originalmente en Locas Del Coño

 

¿Tienes algo que comentar?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 227 suscriptores

  8 comments for “Literatura feminazi: Manifiesto SCUM, de Valérie Solanas

  1. Robert
    19 noviembre, 2015 at 9:37

    Ah, por suerte siempre nos quedarán los botes de conservas…
    Qué buena recomendación, y qué curiosa la historia de Islandia, por cierto. Respecto al libro, hay cosas en las que efectivamente acierta de lleno; los músicos malos, la paredón.

    Aunque hablando más en serio, estos días está muy vigente eso de “la mierda no está en mi culo, está en Rusia”, sólo hay que cambiar Rusia por Siria, por ejemplo.

    • 19 noviembre, 2015 at 9:41

      Tengo la loca teoría de que las tapas de conservas son tan difíciles de abrir porque las fabrican hombres conscientes del peligro de su propia extinción 😉

  2. 22 noviembre, 2015 at 11:02

    que asco dan estos comentarios y esta pagina

    • 22 noviembre, 2015 at 13:09

      No sé si te das cuenta de que has dejado este comentario con un link a tu perfil de Facebook donde hay unos cuantos elementos compartidos de forma pública bastante interesantes que revelan cosas muy curiosas de ti:

      1. Tu fijación casi enfermiza con López Aguilar
      2. Tu opinión de que si tienes sospechas de que maltratan a tu vecina, NO hay que llamar a la Policia: que se joda
      3. Que te encantan los chats porno con adolescentes

      ¿Y tú dices que YO doy asco? Aplausos.

  3. miquel zog
    5 diciembre, 2015 at 17:32

    yo me pregunto a menudo si las mujeres y hombres que son feminazis y dicen no serlo se han dado cuenta de que cuanto postulan, publican y promueven escritos e idas como el manifiesto scum, están cometiendo un delito de apología del terrorismo.
    No obstante, hay que hacer especial hincapié en lo que propugna la demente valerie solanas, es decir, el asesinato en masa, la mutilación, la esclavización y el sometimiento de seres humanos… o lo que es lo mismo, delitos de lesa humanidad.
    Todas y cada una de las palabras del manifiesto representan la intencion de volver a los tiempos que corrieron durante el holocausto y el daño causado al mundo por el nazismo…
    Dicho esto…
    ¿alguien cree que la palabra feminazi no le va como anillo al dedo a este tipo de gente?
    ¿alguien cree que la palabra feminazi va algún día a desaparecer visto lo visto?
    ¿alguien se está dando cuenta de cuánto daño hacen estas cosas a las relaciones humanas?
    menos mal que este tipo de luchas y “temas de genero” son relativamente marginales y de poca repercusión,
    porque la gente que habla de venganza, violencia y agresión como los feminazis generan verdadera aversión entre la gente normal… es decir, la que no padece la misma enfermedad que valerie.

    • 9 diciembre, 2015 at 20:47

      No te has leído el artículo, no te has leído el libro, y vienes aquí a copiar y pegar tu basura, ¿verdad? Nada, hombre, pasa y ponte cómodo. Estás en tu casa.

      Espera….

      No.