Sororidad como autodefensa. El machitroll

Ayer por la noche en twitter tuvimos el enésimo encontronazo con el machitroll de guardia. Ya tenemos callo, pero este caso es especial porque es el primer block de la cuenta de Locas del Coño, en twitter @locarconio. Cuando me di cuenta de que Lidia andaba liándose a tortas con algún machito herido, intervine para darle apoyo. Para cuando yo me di cuenta, el machirulo ya nos había llamado “cerdas”, “contendor de esperma” entre otras lindezas, había amenazado con llevarnos #porLoPenal y llamar a sus abogados, y alguna otra barbaridad más.

Aquí el momentazo en que el chino le pide a su novia que “le calle la boca la boca al contenedor de esperma este”.

 

0 llama a su novia

 

Varias personas le hicieron comentarios acerca de que esos arranques de ira y esas formas de tratar a las mujeres suponían un peligro en potencia para su novia, y para cualquier mujer a su alrededor. Y su reacción consistió en amenazarnos.

 

0 por el bien de tu web

 

¿”Por el bien de tu sitio web”? ¿Perdona, qué has dicho? Eso no me lo repites en la calle. Mira, por ahí sí que no. Me puedes llamar cerda, loca, vacaburra si te da la gana, pero Locas del coño y mi web comparten hosting porque soy yo quien administra ambas. Y las niñas de mis ojos no me las toques.

 

0 hacker

 

Estaba tan acojonada ante la posibilidad de un ataque combinado hacker-machitroll que me preparé con toda la artillería.

 

01 ataque

 

A ver, es que igual el chaval tiene la caja donde guardan todo internet y la lía parda, ojo cuidao con eso.

 

0 todo internet

 

Total, que el machitroll entró en modo berserker y se puso a decir auténticas animaladas que no hacían más que ponerle en evidencia, lo que motivó que varias personas intervinieran para señalar su actitud. Y al no encontrar el apoyo deseado y sí críticas hacia su comportamiento, el übermachitroll decidió que twitter ya no merece la pena si nadie le ríe sus bromas machistas.

 

0 adios twitter

 

Ojalá más idiotas machistas llegando a la misma conclusión al ver que sus planteamientos no son reforzados por el grupo, también os lo digo.

0 no apoyo

Dio de baja su cuenta…  y en cero coma se creó otra única y exclusivamente con el fin de insultarme. Todo bien.

0 nueva cuenta

 

A partir de ahí empezó el particular descenso a los infiernos del machitroll desquiciado por la ira. Se puso a buscar fotos mías por internet y a adornarlas con insultos mientras me mencionaba enloquecido.

 

1 insultos

2 insultos ¿Las fotos? Me da igual. ¿Los insultos? Me resbalan. Pero hay cosillas que, bueno, en fin, a ver cómo os lo explico…

 

1 csi 1 hundir la vida

Pues eso. Se comenta solo, ¿no?

Que también te digo una cosa. Después de que una banda criminal me haya puesto una diana en la espalda y promueva que me acosen hombres condenados por violencia contra las mujeres, y/o con órdenes de alejamiento en vigor por el peligro que representan, que muchos de ellos no pueden ni ver a sus hijos sin supervisión; teniendo en cuenta que está obsesionado conmigo y por todo lo que digo un militar de baja por problemas de salud mental (de nombre José Corredoira, relacionado con la asociación GenMad)… pues el CSI que me pueda hacer un niñato sacándome fotos de que ha encontrado por google y que he subido yo misma, pues qué quieres que te diga, a mí es que me da la risa. Después de 12 años de ciberactivismo activo, igual encuentra buscando en google algún oscuro secreto sobre mí que nadie conocía. Así que mi reacción fue ponérselo totalmente fácil. ¿Que quieres sacar fotos mías? Toma fotos mías hasta que te aburras.

Llegados a este punto, algunas conclusiones:

  1. Me alegra mucho que, tras lo que pasó con Luzhilda o con Lore, que acabaron cerrando sus cuentas hartas de la presión a la que las sometieron los trolls de guardia, ya no vamos a dejar que vuelva a ocurrir, la sororidad se pone en marcha y al machito que viene con ganas de agredir se le devuelve. Si nos atacan en jauría, responderemos en manada. Ninguna agresión sin respuesta.
  2. Que los machitrolls, si no tienen el refuerzo del grupo, no son nada. Si se les afea su conducta, se achican. Necesitan la complicidad del entorno para poder crecer y perpetuarse, en cuanto se les aísla y no se alimenta su tontería, se les acaba el rollo. Que esa hidrofobia patriarcal de la que hablaba Lidia, esas poquitas ganas de meteros en jaleos con vuestros colegas cuando se pasan de la raya, esa actitud de “sí, lo que ha dicho es una burrada pero para qué le voy a decir nada, yo paso de líos” es lo que alimenta el machismo y las agresiones.
  3. Que sigue siendo un recurso muy fácil en los hombres tirar de repertorio de insultos basados en la apariencia física, intentando dañar la autoestima de las mujeres por esa vía. Solo el hecho de que pretenda que me puede “hundir la vida” sacando fotos mías e insultándome da una idea del poder que creen tener sobre nosotras por la vía de cuestionar nuestra apariencia física. No hay semana en la que no me encuentre algún reply con insultos como fea, gorda, o cualquier variación más o menos creativa. Tengo la inmensa suerte de que mi autoestima no se sustenta en mi apariencia física (gracias a los dioses), y por lo tanto los insultos me resbalan bastante. Pero sí me resulta curioso observar cómo los hombres esperan que nuestra autoestima se deba a ellos, tanto para lo bueno como para lo malo, y todo el debate alrededor de los piropos tiene su epicentro en esta idea: la autoestima de las mujeres se la tenemos que deber a los hombres. Y si no es así, no faltarán los hombres que te llamen de creída, soberbia, endiosada, etc. Los hombres deben tener el poder de abrir y cerrar nuestra autoestima como si fuera un grifo, a su conveniencia, y cuando no es así las reacciones violentas no se hacen esperar. Podríais decirme que en este caso era un niñato, pero es que cuando señoras supuestamente adultas y señores con pelo en los huevos desde hace décadas utilizan los mismos recursos, da que pensar.
larisa 1
¿Rebates mis argumentos? ¡FEA!
larisa2
“No sé por qué te das por aludida…” Muy maduro y muy poco previsible

 

¿Cómo terminó la historia? Pues lo típico:

Que es brominchi, joder, que las feminazis no tenéis sentido del humor y no sabéis captar una ironía porque no tenéis inteligencia. Y que aunque diga cosas machistas y espere reafirmación y jijijaja a las cosas machistas que digo, en realidad no soy machista para nada, que a mi novia la tengo como una reina.

Apenas previsible.

3 ironia

 

¿Tienes algo que comentar?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 228 suscriptores

  8 comments for “Sororidad como autodefensa. El machitroll

  1. Lidia Infante
    15 diciembre, 2015 at 16:54

    Fue uno de los machirulos más graciosos de los que me he reído nunca en Twitter. REcién salido de ForoCoches. Sinceramente me quedé loca de que no saltaran más forococheros o 4chaneros a nuestro cuello ¡y eso que saltan al cuello de cualquiera!

  2. Raúl
    15 diciembre, 2015 at 17:39

    FLI-PAN-TE.
    Madre mía, qué vergüenza ajena. Lo que hay que aguantar.

  3. Dori
    15 diciembre, 2015 at 19:13

    Pa mear y no echar gota! Una batallita d estas debe de dejarte muy mala ostia en el cuerpo! Y mucho aburrimiento, q jartura! Muchas gracias por no desfallecer, estamos juntas y somos muchas! Mil besos a todas las “feas hermosas”!

  4. Belldandy
    15 diciembre, 2015 at 20:52

    Lástima que coincidiese con el dabate y no me pude enterar de la movida con tantas menciones y una TL que echaba humo. Aún así, lo que vi por encima estaba claro que lo teníais controlado, pero a la próxima cuenta con mis tuits de feminazi, prometido 😉

    Un beso y que viva la sororidad! =D

  5. Lurker
    16 diciembre, 2015 at 9:10

    Valiente desgraciado. Espero que de verdad tengas la piel dura y no afecten esas cosas, pero en cualquier caso que sepas que me parece admirable tu respuesta: “si quieres insultarme, no busques fotos que ya te las paso yo”. Chapó.

    (Y conste que no coincido con bastantes entradas de este blog…)

Si continúas navegando, entenderé que confirmas el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close