Salvados y la violencia de género

La Me entero de que Jordi Évole tiene ya listo y a punto de emisión un Salvados sobre violencia de género, y automáticamente me pongo en guardia. Por lo general me suele gustar cómo aborda los temas y su forma de trabajar, pero algo me dice (llámalo prejuicio) que este programa no nos va a gustar. Por varios motivos:

1- Porque se va a centrar solo en la parte más visible del problema: los insultos más bestias y las agresiones físicas, mientras que van a quedar muy difuminados todos los pasos previos de ninguneo, sometimiento y coacció hasta que llega la primera hostia. Quiero pensar que el programa ha podido contar con asesores lo bastante cualificados como para haber tratado siquiera internamente el síndrome de la rana hervida, pero sigue siendo un programa de duración limitada y esto es televisión: cuando el rigor está reñido con la audiencia, es la audiencia la que prima y el rigor sale perdiendo.

2- Porque la estructura social que permite y alienta que se perpetúe la violencia de género ni siquiera va a ser nombrada. Dudo mucho que incluya el mito del amor romántico y del sacrificio porque el amor todo lo puede en el programa. O que se mencione la mayor vulneran económica de la mujer, especialmente con hijos pequeños, o que se aborden siquiera por encima lo difícil que es para una mujer víctima de violencia de género tomar la decisión de alejarse y mantenerse firme, lo que pesa es estigma del fracaso y del “egoísmo” en la decisión de abordar el final de una relación.

Me juego una cena a que no pronuncia ni una sola vez la palabra “patriarcado” si no es porque su interlocutora se lo menciona antes.

img_2412img_2456img_2455

3- La idea de que denuncias y está todo resuelto me pone los pelos de punta. Decirle a una víctima de violencia de género que denuncie y así se acaban todos sus problemas es peligrosa, va a necesitar un acompañamiento psicológico que nadie le va a brindar si no lo busca por su cuenta, y se va a enfrentar a un proceso durísimo que está diseñado desde el minuto cero para desincentivarla a seguir adelante con la denuncia, que la cuestionaran a ella pese a que cuenta la leyenda popular que es el hombre quien no tiene presunción de inocencia y con el testimonio. De hecho no serán pocas las veces en que se lo digan abiertamente: “déjalo correr, sigue con tu vida, ¿para qué te vas a meter en ese follón? Le vas a joder la vida. A él. AL POBRE“. ¿Sabes cómo se le llama a eso? IMPUNIDAD.

4- Porque en esa equidistancia y ese “ver todos los puntos de vista” que practica, veremos a ver si no llama también a aparecer en el programa a un hombre denunciado en falso (un héroe con todo el mundo en contra), a un hombre maltratado, a un condenado por maltrato que está muy arrepentido, a la madre de un hombre que se suicidó porque durante el divorcio la zorra de su ex se quedó con la casa y el coche y encima quería una pensión para los niños pero que en realidad era para irse de viaje y gastárselo en ropa y peluquería mientras la muy puta se follaba a otro en la casa de su hijo qué se habrá crecido que por haberse divorciado ya puede hacer lo que le da la gana porque sí hay hombres que matan a sus mujeres y eso está muy mal PERO habrá que ver qué han hecho esas mujeres para que las maten que de buenas a primeras todo el mundo se pone de parte de la mujer a la que han matado PERO hay algunas que no se merecen vivir {pausa para respirar}. Y, como guinda del pastel, las mafias que ponen denuncias falsas para tramitar permisos de residencia. Que quede un programa equilibrado, no vayan a tachar a Jordi Évole de feminazi.

  

Lo importante siempre siempre siempre en que, bajo la pretendida coartada de la equidistancia, no se pierda ni una sola oportunidad de pintar a las mujer es como brujas oportunistas y zorras manipuladoras, que también maltratan pero se nota menos o tienen mayor impunidad porque el gobierno lo permite y el lobby feminazi tiene acojonados a policías, jueces, gobierno y por supuesto a todos los hombres porque los pobres ya no tienen presunción de inocencia y viven con miedo a que mujeres locas les metan un fin de semana en la cárcel para poder ellas salir de fiesta con las amigas, y que las mujeres denuncian por venganza, por despecho y para que el gobierno les de la paguita.

Somos tan perversas que hasta hemos pactado un cupo fijo de 30 hombres al año que se nos permite matar. Más no, porque sería demasiado cantoso.

30 hombres asesinados por violencia hembrista

Este año ya hemos gastado uno. Nos quedan 29.

motorista fallecido denuncia

Y si por el camino, con muy buenas intenciones, nos meamos en todas esas mujeres que viven una tortura diaria, cautivas de hombres que creen que “mi mujer” significa lo mismo que “mi casa” o “mi coche”, pues no pasa nada. Que denuncien y ya está.

Acordaos de estas palabras, y ojalá me equivoque.

 

¿Tienes algo que comentar?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 228 suscriptores

  3 comments for “Salvados y la violencia de género

  1. 26 enero, 2016 at 11:50

    Mujer…reconozco que soy muy fan del Evole,pero me parece que objetivamente estás teniendo un prejuicio muy gordo…esperemos a ver.Desde mi punto de vista,(Mío,nada más,y sin querer dirigirte),podrías haber evidenciado todos estos “tips” típicos de los programas que tratan en “profundidad” la violencia machista,sin adelantar que no esperas que lo haga,porque aún no lo hemos visto y no sabemos como lo va a enfocar aún.Que estamos muy resabiadas,y con motivos de sobra,seguro (y me incluyo),pero no quiero (yo) caer en prejuzgar a una persona,que bastante harta estoy de prejuicios hacia mi.
    Y conste que,aparte de eso,totalmente de acuerdo contigo,que si bién soy fan de Evole,también soy muy fan tuya…pero no de las de chillar,que ya tengo unos años…jajajaj

    Besos,y no te deseo fuerza,porque la tienes.Salud y Suerte

Si continúas navegando, entenderé que confirmas el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close