Píldoras dominicales #6

#78 Sexismo en la consulta. Cómo el sesgo de género marca diferencias en el tipo de tratamiento médico recetado para los mismos síntomas. “En atención primaria, numerosos estudios muestran cómo ante los mismos síntomas físicos se prescriben a las mujeres más tratamientos ansiolíticos y antidepresivos y a los hombres se les realizan más pruebas físicas”, explica Cristina Polo, psiquiatra y doctora en Medicina. Elisa Chilet Rosell, doctora en Salud Pública e investigadora del Grupo de Investigación de Salud Pública de la Universidad de Alicante, ha realizado una investigación sobre la prescripción de analgésicos en España. “Hay una mayor probabilidad de prescripción de analgésicos en mujeres que en hombres sin importar el efecto del dolor, la edad o la clase social”. Otra conclusión de su trabajo es que las mujeres que padecen dolor y viven en las comunidades autónomas con mayor desigualdad social y económica entre géneros tienen mayor probabilidad de ser tratadas por el médico general y no por un especialista. La literatura científica también indica que las mujeres reciben menos tratamiento para el dolor. Los pacientes masculinos que se sometieron a una operación cardíaca recibieron analgésicos con mayor frecuencia que las pacientes femeninas. Ellas recibieron mayor número de prescripciones de sedantes, lo que sugiere que su dolor fue interpretado como ansiedad.

La discriminación a la hora de prescribir fármacos contra el dolor también se da en niños. Una investigación sobre dolor pos-operatorio en la infancia reveló que los niños recibían más codeína que las niñas y ellas tenían más probabilidades de que les administrasen paracetamol. “El paracetamol no tiene efecto antiinflamatorio y su analgesia es limitada. La codeína es un analgésico opiáceo que en niños puede metabolizarse en morfina, un analgésico muy potente”, explica la farmacéutica Clara del Barrio.

 

Autora: Amanda Charchian
Autora: Amanda Charchian

 

#79 Por qué [no] necesito el feminismo. Explicación de por qué el video de la canadiense Lauren Southern es un cúmulo de despropósitos, desconocimiento de lo que es el feminismo y cifras inventadas a lo loco sin ningún tipo de base, pero que ha corrido como la pólvora porque todo lo que sea una mujer criticando el feminismo os la pone que parecéis la sota de bastos.

#80 “Siempre me he llevado mejor con los chicos. Son más nobles, no montan dramas”. “Mira cómo se viste, ¡¿así cómo la van a respetar?!”. “Esa z*rra me robó a mi ex, lo persiguió hasta quitármelo”. ¿Te suena? Seguro que sí, porque muchas hemos dicho algo parecido en algún momento de nuestra vida. Seguramente hayas sentido al resto de mujeres como ‘la competencia’ y te hayas acostumbrado a pelear por ese valiosísimo premio que es la atención de los hombres. O a lo mejor te dijeron que ‘no eres como las demás’, ese adorable piropo que deja claro que ser una chica es ser algo malo pero que gracias a Dios, tú, por encima del resto, te salvas. (…) Y, mientras tanto, ajenos a todo esto, están ellos. Dejándose querer, decidiendo si somos dignos interlocutores, pensando que son el centro de nuestro universo y que absolutamente todo lo que hacemos es para llamar su atención. Premiándote o castigándote según convenga, para que te portes bien y no te saltes unas reglas que les convienen. [Leer más: Misoginia interiorizada, por Adriana Andolini]

#81 Los derechos de la mujer… No sé ni qué contestar a esto.

derechos de la mujer
Mátame camión…

 

#82 Me agota hablar con la gente. Y no soy ningún bicho raro. Conviene entender que las personas introvertidas no son antisociales, sino que disfrutan de las relaciones de un modo diferente. En vez de salir a una discoteca o de estar entre multitudes, prefieren ir a tomar una copa tranquilamente o quedar con un par de amigos. Lo explica Soler: “La introversión es un patrón de personalidad caracterizado por una preferencia hacia situaciones poco complejas y estimulantes; esto es, contextos más tranquilos, menos ruidosos, con menos personas“. Los introvertidos procesan de una manera diferente sus vivencias y actúan normalmente de una manera menos superficial. Son más autoanalíticos y tienen más claro cuáles son sus necesidades psicológicas; a diferencia de los extrovertidos, que son menos conscientes de sus problemas.

#83 Así funcionan las terapias para “reeducar” a los hombres que cometen violencia machista.

#84 Se está gestando una mala hostia… Estíbaliz explica cómo de repente su cuerpo ha dejado de pertenecerle desde que se quedó embarazada y ha pasado a ser patrimonio de la humanidad.

#85 Las 5 leyes de la estupidez humana. Corolario: es más dañina una persona estúpida que una malvada. Porque la persona malvada, de vez en cuando, descansa.

#86 Sobre los hinchas del PSV y la humillación a la que sometieron a unas gitanas en la Plaza Mayor de Madrid escribe Barbijaputa “solo racismo” y le contestan desde Diagonal “el privilegio blanco y la conciencia crítica“, dos artículos muy interesantes sobre cómo se ha simplificado el análisis de este hecho en la visión que han transmitido los medios de comunicación.

Autora: Lita Cabellut
Autora: Lita Cabellut
 

¿Tienes algo que comentar?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 227 suscriptores

Si continúas navegando, entenderé que confirmas el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close