Tropezar. Caer. Levantarte. Sacudirte el polvo. REPETIR

Soy de esa clase de personas que tropiezan 80 veces en la misma piedra. Y hasta se encariñan de ella.  Y creen, por absurdo que parezca, que la piedra puede cambiar.

Menos mal que me ibas a compensar por todo el daño que me hiciste. ¡Vaya forma de compensarme! Jodiéndome otra vez. Claro que la culpa es mía por creer que podías cambiar.

 

CiqmuM6WUAEf_yn

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 325 suscriptores