¿Existe la feminista perfecta? ¿Pueden las mujeres oprimir a otras mujeres? ¿Estamos haciendo bien el feminismo interseccional?

Publicado en Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,
En esta entrada, y como norma general a partir de hoy NO voy a mostrar nombres en las citas porque esto no va de señalar a nadie y porque estoy hasta los cojones de las capturitas y de la exposición pública a compañeras, de la humillación que supone y de los linchamientos que eso promueve, de los bandos enfrentados y de la violencia verbal que se desata. No me da la gana. Esto es una crítica a los argumentos y no a las personas. Si en algún momento he contribuido a ello, me arrepiento. Por eso solo voy a dejar visibles los nombres de las personas cuyos argumentos me parecen dignos de reconocimiento. No pretendo criticar a nadie en concreto sino abrir una reflexión colectiva, con autocrítica incluida.
Autora: Adele K

Autora: Adele K

Requisitos que debe cumplir la feminista perfecta:

  • Mujer
  • Joven
  • Feminista
  • Universitaria
  • Formada en feminismo desde las primeras sufragistas hasta el feminismo interseccional
  • Trabajadora por cuenta ajena
  • Trabajadora (o ex-trabajadora) sexual pero en cualquier caso pro-sex
  • Pansexual
  • Pobre
  • Racializada
  • Inmigrante
  • Transgénero
  • Vegana
  • Neurodivergente
  • Con diversidad funcional
  • Con un cuerpo no normativo
  • Ha sufrido violencia de género y agresión sexual

¿Me dejo algo? Yo creo que un perfil así tiene todos los puntos en su carnet de opresiones feministas, ¿correcto? Una mujer de este perfil conoce todas las opresiones y no se le puede discutir ni media frase. Ejemplo:

A: {expone una conclusión}.

B: Eso que dices es tránsfobo.

A: ¿Pero por qué? Si lo que intento decir es {expone sus argumentos}.

B: Si yo digo que es tránsfobo es tránsfobo porque soy trans y sé mejor que tú lo que es la transfobia porque la vivo cada día y tú no puedes decidir lo que es tránsfobo y lo que no porque no eres trans.

Os juro que se me queda cara de gilipollas cuando asisto a estas conversaciones y me pregunto qué aportan al debate, qué conocimiento puede extraerse de ahí, qué puede aprender quien lea ese intercambio de ¿argumentos? Igual soy yo que soy un poco lerda y no lo pillo, pero lo único que veo es un espíritu censor, gente intentando auto-otorgarse la legitimidad única del discurso feminista en base a características personales, aportando nada al conocimiento colectivo y generando miedo a hablar en otras personas  ante la posibilidad de ser señalada como “mierda transfóbica”, apartada y repudiada, y encima sin haber entendido qué es exactamente lo que ha hecho mal. ¿Sirve eso de algo, aparte de para sentiros moralmente superiores señalando comportamientos que no os gustan de otra gente? ¿Aporta algo? Personalmente creo que hay formas más constructivas de hacer activismo, y conste que yo misma he sido de las de hachazo o bloqueo y a tomar por culo porque hay gente con quien no tengo el menor interés en debatir nada.

No hables de x si no eres x, no hables de y si no eres y, no hables de z si no eres z… Dejando al margen la cantidad de cosas que hay mal en estos dos tuits de aquí debajo, que no vienen al caso, el no permitir expresar opiniones a alguien que no cumpla con determinados requisitos es una forma de amordazar el debate y de restringirlo a unos límites muy estrechos. De repente está prohibido tener una opinión, o al menos exponerla, sobre NADA que no te afecte directa y personalmente. Y yo que pensaba que el feminismo era una identidad personal y una lucha colectiva…

Si no eres vegana no puedes ser feminista. Creo que no voy a encontrar mejor definición de lucha parasitaria. Esto de ir quitándole el carnet a la gente que no cumple con todos los requisitos que exigís, ¿os ayuda a sentiros moralmente superiores, mejores personas, más auténticos, o como? Porque lo de además de llamarme “trozo de mierda con patas” y “bazura” ya es para nota. Muy pedagógico todo. ¿Alguna vez ha dado resultado este tipo de activismo? ¿Habéis logrado que alguien se replantee algo actuando así?

Una mujer blanca no puede ser feminista. Otro derivado es: ¿Cómo vas a saber tú más que yo lo que es racismo si lo vivo a diario?  Estamos confundiendo la experiencia personal con el análisis de género, y pretendéis arrogaros el argumento de autoridad con mucha facilidad. ¿Cómo voy a ser una privilegiada yo si soy marroquí? Porque eres feminista islámica, universitaria, joven y puedes permitirte el lujo de defender en redes sociales el sexo prematrimonial, mientras que las mujeres de mi barrio con suerte terminan los estudios a los 14 años, se casan a los 16, a los 17 ya son madres y el sexo prematrimonial con frecuencia acaba a tiros. Así que sí, aunque seas marroquí también eres una privilegiada comparada con ellas. Y yo también, porque sé perfectamente que mientras yo volvía a casa del cole y podía elegir entre ver Barrio Sésamo merendando leche con galletas o leer uno de los 20 libros adaptados a mi edad que me habían regalado por Reyes o por mi cumpleaños, mis compañeros de clase tenían que acompañar a los suyos al mercadillo, a vender ajos o a recoger chatarra. Porque mientras mis padres podían ayudarme con los deberes, los padres de mis compañeros apenas sabían leer y escribir. Lo sé perfectamente porque lo he vivido, porque me he criado con ellos, lo sé de sobras, no necesito discursitos twitteros que me señalen mis privilegios desde vuestra atalaya desde la que repartís los certificados de autenticidad, gracias.

Ser blanca no es lo mismo que defender un feminismo blanco, tienes una confusión en los términos importante, querida. Pero si te digo que he vivido en un barrio chungo y que conozco de primera mano las opresiones asociadas a la raza y a la pobreza, me acusas de pretender que estoy más oprimida que tú, porque de eso vais, de ser las campeonas en twitter en las olimpiadas de la opresión.

Si vais a dar lecciones de interseccionalidad pero el único factor de opresión que tenéis en cuenta es la raza, estáis pecando de lo mismo que criticáis. No me puedes decir que una persona blanca por el mero de hecho de serlo tiene el mundo a sus pies frente a una persona racializada, así, si contemplar ningún otro eje de opresión tú que te haces llamar feminista interseccional, porque Beyoncé te lee y se mea de risa.

Por eso me ofende que me digas que mi feminismo es blanco y excluyente. Y por eso me parece ofensivo que os creáis con legitimidad para otorgar certificados de pureza feminista desde las carencias de vuestro pobre discurso. Yo soy blanca, pero mi feminismo no puede obviar la realidad en la que me he criado. A mí vuestros discursitos de twitter me resbalan porque no tenéis que explicarme nada. Porque me he criado en Sant Cosme, y eso no implica que esté más oprimida que mi vecina de etnia gitana por ejemplo, ni mucho menos: significa que he compartido con ella, desde niña, las dificultades añadidas que ella tenía y yo no. Significa que vuestros discursitos de twitter de feministas “interseccionales” con iphone pagado por papá que no han trabajado en su vida me sudan bastante el coño.

Defender el feminismo blanco conlleva la exclusión de millones de mujeres del movimiento“. Y al mismo tiempo “las feministas blancas no sois feministas. Por eso no me tomo en serio el feminismo blanco, nunca me ha parecido ni me parecerá feminismo“. Y no veis incoherencia ninguna. ¿Excluyente, me llamáis, por ser blanca? CUADRAOS. Tenéis los coños CUADRAOS.

Una mujer no puede oprimir a otra. ¿Pero qué me estáis contando? Vais de feministas interseccionales y no habéis entendido una puta mierda. ¿Sabés cual fue la primera lucha de las feministas interseccionales? La de las mujeres obreras frente al feminismo burgués. Cuando en el Banco Santander despiden a una mujer embarazada, ¿pretendéis que Ana Patricia Botín no tiene ningún tipo de responsabilidad en eso porque es mujer y una mujer no puede oprimir a otra? Cuando Mónica de Oriol dice que en sus empresas no contrata mujeres de entre 20 y 45 años porque si tienen hijos es un problema, ¿eso no es opresión? Cuando la política de Esperanza Aguirre al frente de la Comunidad de Madrid limitaba el acceso a la pastilla del día después, ¿eso no es opresión, o Aguirre no tenía responsabilidad ninguna? Condoleezza Rice es mujer y negra, ¿le habéis echado un vistazo a su historial al frente del departamento de Estado con la administración Bush?

Sí, hay mujeres que oprimen a otras mujeres. Incluso hay mujeres feministas que infunden tanto miedo en otras mujeres feministas que 3 de cada 4 no se atreven a hablar por miedo al huracán que pueda desatarse si dicen algo que no está dentro del dogma imperante en ese momento, si meten la pata, si expresan una opinión discordante. Y me he estado callando mucho tiempo toda esta tontería de las olimpiadas de la opresión por ver quien es la que lo tiene más difícil cuando todavía no habéis salido del cascarón como quien dice, polluelas mías, pero fijaros lo que estáis consiguiendo con vuestras guerras por ver quien acumula más puntos en el carnet de opresiones y por ver quien es la feminista más auténtica y con menos contradicciones:

Porque entre compañeras nos hartamos de decir que si metemos la pata, la forma de corregir es en privado sin exponerla a la humillación pública. Que en un debate se cuestionan argumentos y no a las personas. Que hemos venido al feminismo a deconstruirnos, a aprender, a cuestionárnoslo todo, a crecer… Y lo que estamos haciendo es competir, lincharnos unas a otras, mostrar los fallos de las compañeras. Tenéis el radar muy fino para detectar las opresiones que sufrís y los errores que cometen las compañeras, os viene muy rápido a la boca la expresión “revísate los privis“, y sin embargo no os estáis dando cuenta de la opresión que estáis ejerciendo sobre otras compañeras, hasta el punto de que tengan MIEDO a expresar su propia opinión por si acaso las machacáis. Porque os han visto machacar a otras compañeras. Porque os comportáis como bullies cuando alguien os cuestiona algo. Y eso no me excluye a mí, que he sido la primera en tener reacciones horrendas y lo admito. Así que a ver si de esta podemos aprender algo.

Porque ¿sabéis una cosa? No pasa nada por cometer errores. No pasa nada por no tener todos los conocimientos. No pasa nada porque nuestras circunstancias personales nos otorguen ciertos privilegios. No pasa nada por equivocarse, admitirlo y rectificar. Somos humanas y nos vamos a equivocar mil veces. Nada de eso nos hace ni menos ni peores feministas. Tengo noticias: la feminista perfecta no existe, tú tampoco lo eres, y no pasa nada. Todas tenemos nuestras incoherencias y no pasa nada. Todas tenemos nuestras carencias, hay temas que ignoramos por completo, incluso tenemos privilegios de los que no somos plenamente conscientes. Decía Hibai Arbide que menos de 5 contradicciones es dogmatismo. Atacarnos unas a otras, humillar a compañeras, iniciar linchamientos, señalar lo que ha dicho una para echarle encima miles de followers enfurecidos… eso lo que te hace es ser una persona de mierda.

Aprovecho para comentar que mi perfil de Facebook a partir de ahora será más personal, por lo que solo aceptaré solicitudes de amistad de personas conocidas y además he cerrado los comentarios en el blog porque no tengo el chichi pa’farolillos. Para hateos varios, sírvanse utilizar la página de Facebook Jessica Fillol Fans & Haters: https://www.facebook.com/JessicaFillolBlog/
 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.426 suscriptores