Bullying a Leonor

La Princesa de Asturias, Leonor de Borbón, ha sido portada de la revista Tiempo en un retrato de la futura Reina de España. El titular es un caza-gilipollas de manual:

Así es la futura reina de España. Lee a Stevenson y Carroll, le gustan las películas de Kurosawa, domina el inglés y tiene una perrita llamada Sara.

¿Qué tiene de curioso que una niña de 11 años haya leído La Isla del Tesoro o Alicia en el País de las Maravillas? ¿Qué tiene de extraño que a una cría le gusten las pelis de samuarais, aunque puede que no entienda el mensaje en toda su profundidad? ¿Quien puede sorprenderse porque una niña nacida en una familia como la suya y con el futuro que le espera, hable inglés con soltura?

Pues ayer, esa fosa séptica que es twitter se llenó de ADULTOS criticando la supuesta pedantería de la niña, insultándola por pija, repelente, clasista, pretenciosa, repipi y empollona.

De hecho hay gente incluso que considera que el hecho de que una niña lea libros para niños es retratarla como “culta”, “inteligente” o ya puestos a rizar el rizo como una “supertodada”, para justificar la permanencia de la institución de la monarquía. Superdotada. Por leer libros infantiles. ¿En serio?

Han pasado 25 años desde que yo tenía su edad, cientos de campañas en contra del acoso escolar, y veo que todo sigue igual. O peor porque entonces eran los propios críos quienes se tiraban encima de quien destacaba. Ahora sois los mismos críos pero tenéis ya los sobacos negros, seguís siendo más simples que el asa de un cubo y criticando no ya a quien destaque, mecagondios, leer La Isla del Tesoro y Alicia en el País de las Maravillas ni siquiera es destacar, a cualquiera que lea y demuestre un mínimo de culturilla general, so paletos. No es que hayáis bajado los estándares: es que los habéis pulverizado.

Mientras tanto, en el otro extremo de la galaxia, un twittero escucha una conversación entre un grupo de UNIVERSITARIAS que demuestran no tener una cultura general mínima como para saber qué significa “envilecer” o cómo se escribe “infligir” y medio twitter se le echa encima llamándole clasista.

Que sí, que hay gente que no ha podido estudiar y que no todos tenemos las mismas oportunidades en la vida y que no se puede despreciar a alguien por el vocabulario que maneja, de acuerdo, lo que queráis, pero joder que estamos hablando de un nivel muy pobre en U.N.I.V.E.R.S.I.T.A.R.I.A.S. Universitarias que tienen la comprensión y la protección de toda esa piara de gilipollas que de niños no leyeron La Isla del Tesoro ni Alicia en el País de las Maravillas, pero hoy son adultos con smartphone, cuenta en twitter y se indignan del “clasismo” de quienes opinamos que ya no sabéis cómo justificar que sois más simples que el mecanismo de un chupete, que tenéis un nivel cultural muy bajo y las inquietudes de una puta ameba.

Lo único que ha cambiado en 25 años es que ahora las excusas para justificar la mediocridad son más sofisticadas.

Si queréis criticar la permanencia de una institución medieval como la Monarquía, el hecho de que el comandante en jefe de las fuerzas armadas sea alguien designado por el semen mágico de sus ancestros, el lameculismo de la prensa cortesana, o lo que os de la reputísima gana, me parece bárbaro. Pero hacerlo por los motivos adecuados. A ver si así lo entendéis ya, que hay que haceros un puto plano, HOSTIAS:

Llamar repelente a una niña que lee libros para niños es ridículo y a quien os retrata es a vosotros como los gilipollas que sois. Disimulad un poco al menos, coño, que seguir con el mismo patetismo de cuando erais preadolescentes y os reíais del empollón de clase, con treinta palos cumplidos da vergüenza ajena.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.169 suscriptores

Deja un comentario