“Nosotras parimos, nosotras decidimos. Mi cuerpo, mis normas”. Gestación subrogada, aborto y feminismo

Publicado en Etiquetas: , , , ,

Como vuelva a leer en algún sitio relacionar lemas tradicionales feministas con vientres de alquiler, me voy a cabrear mucho.

No, no encaja la plena autonomía de las mujeres sobre sus propios cuerpos con la gestación subrogada. No encaja porque lo que implica gestar un bebé para unos desconocidos es firmar un contrato donde cedes durante casi un año esa autonomía sobre tu propio cuerpo, cedes tu derecho a elegir tu alimentación, tus hábitos de vida, si haces deporte o no y con qué intensidad, incluso pierdes la capacidad de decidir mantener relaciones sexuales, desde el momento en que firmas un contrato donde te comprometes a mantener tu cuerpo en las condiciones pactadas para entregar un producto (un bebé) sano y en óptimas condiciones de salud. Quien alquila tu cuerpo para que le gestes su bebé no quiere un producto de baja calidad ni mucho menos defectuoso, así que para minimizar los riesgos controlan a las mujeres en todos los aspectos de su vida. Y un contrato de esas características casa bastante mal con la autonomía de las mujeres sobre su propio cuerpo, con la libertad para decidir qué hacer con su cuerpo.

Así que, si queréis establecer un paralelismo entre los vientres de alquiler y los eslóganes feministas tradicionales, vendría a ser algo así:

“Nosotras parimos, nosotras decidimos firmar un contrato en el que renunciamos a nuestro derecho sobre nuestro propio cuerpo para jugarnos la vida por unos desconocidos de manera altruista.” 

Eso de simplificar eslóganes feministas para justificar vuestros intereses particulares se os da de pena.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.426 suscriptores