Podemos aplica el 155 a Podem Catalunya. Siguen sin haber entendido nada

Ana Pastor en La Sexta soltaba anoche la bomba: la dirección de Podemos desautoriza al secretario general de Podem Cataluña. A partir de ahora será el Consejo Ciudadano Estatal el que tome las riendas de Podem Cataluña.

Desautorizar a la dirección elegida por la militancia e intentar imponer desde Madrid la línea política en Catalunya es un suicidio, es no haber entendido nada de nada, y a estas alturas eso ya tiene delito. En mis tiempos del PSC, si el Federal hubiera intentado controlar las decisiones en Catalunya, la militancia se habría comido crudo al candidato teledirigido que nos hubieran impuesto desde Ferraz.

Si los círculos territoriales no son soberanos en su propio territorio, apaga y vámonos. Cuando encima no haces más que dar bandazos, no te sorprendas si en un territorio tienen una posición política que no encaja con la postura en la que te has despertado esa mañana.


Por supuesto, desde Podemos Catalunya le han dicho a la dirección estatal que se peine y que no se metan en sus asuntos.

Podem Catalunya ha publicado este sábado un comunicado en el que pide a la dirección estatal de Podemos que abandone “la ingerencia” en la formación catalana y le recuerda que la dirección de Cataluña fue escogida democráticamente en un proceso interno hace un año.

“Podem Catalunya respeta la soberanía de los pueblos y por tanto no aprueba ni el autoritarismo ni las formas centralistas”, reza el texto, que defiende que se respeten las decisiones de los militantes de la organización como partido que defiende el derecho a decidir.

Mi respeto por Dante Fachín y Xavier Domènech crece por momentos…

Hasta ahora, la postura que me ha parecido más coherente en Podemos es la que ha mantenido Irene Montero desde el principio. Incluso Carolina Bescansa me ha parecido coherente, aunque no comparta su línea y haya sido desautorizada también.

Ha llegado un punto en que tenemos que asumir que el mantra “un referéndum legal, pactado y con garantías” es una forma de bloqueo, una excusa para el inmovilismo. No se puede pactar un referéndum legal, pactado y con garantías, porque el Gobierno de España es algo que no va a sentarse a negociar jamás. No es solo Rajoy quien dice “ni quiero no puedo”, es que del Congreso y el Senado no saldrá jamás una reforma ni de la Constitución ni de la ley de referéndums que avale una consulta vinculante sobre la posibilidad de que una comunidad, la que sea, pueda dejar de formar parte del Reino de España. Esa opción no existe, nunca llegará ese día, no habrá nunca en la vida un referéndum acordado y vinculante que cuestione la integridad territorial. Respeto la ingenuidad de quien quiera creer que esto es posible, que pueda llegar a darse, pero yo ya he perdido la esperanza.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.157 suscriptores

Deja un comentario