Desmintiendo bulos: ¿9.000 hombres se suicidan al año por divorcios abusivos y denuncias falsas? MENTIRA.

De entre las lecturas feministas del año pasado, me gustaría empezar por una que considero es de las más desgarradoras, por el impacto que tiene sobre la vida de las mujeres y por lo que tiene de oculto y ocultado. La relación entre suicidio y violencia de género. Esas víctimas que están ahí pero no aparecen ni en las estadísticas ni en los medios de comunicación. Las víctimas olvidadas.

Las estadísticas oficiales y el conteo minucioso de organizaciones como Feminicidio.net de las mujeres asesinadas por hombres con quienes mantenían o habían mantenido una relación afectiva arroja una cifra anual de entre 60 y 80 mujeres asesinadas de media. Sin embargo, esto no es más que la punta del iceberg.

Miguel Lorente, Cruz Sánchez de Lara y Covadonga Naredo han trabajado sobre una idea de Enriqueta Chicano y han desarrollado un completo informe sobre la relación entre suicidio y violencia de género que me gustaría comentar en detalle.

Pero antes de entrar en materia, y sobre todo porque no quiero que se me llenen las menciones ni los comentarios de basura comentando “Y los hombres qué, también se suicidan víctimas de denuncias falsas y esos no os importan, feminazis“, quiero quitarme de encima un bulo recurrente: el de los 9.000 hombres que se suicidan en España, víctimas de divorcios abusivos y denuncias falsas.

Si no vivís en un iceberg en el polo norte sin acceso a internet, probablemente habréis visto pasar por delante de vuestros ojos, en algún momento u otro, compartido por algún contacto desinformado, algún meme sobre los miles hombres que se suicidan cada año por divorcios abusivos, denuncias falsas y en general malvadas mujeres que les llevan al borde del precipicio. Alguno he visto incluso que habla de casi 9.000 hombres que se suicidaron en 2010 víctimas de divorcios abusivos y denuncias falsas.

Esto, sobra decirlo, es rotundamente falso. Las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística están al alcance de cualquiera. En el año 2010 se suicidaron en total 2.456 hombres, y lo que nos están intentando hacer creer es que se suicidaron 4 veces más, tan solo dentro del grupo en proceso de divorcio.

Ya me jode empezar comentando un informe sobre violencia de género y suicidio hablando de los suicidios de hombres, los divorcios abusivos y las denuncias falsas, pero prefiero quitármelo de encima antes de que empiecen a llegar con lo de siempre.

¿Sabéis qué he hecho? He extraído los datos del INE desde 1980 hasta 2016 (último dato que muestra) y son estos: INE suicidios 1980-2016 Tabla7947 (pdf). En un formato más sencillo de manejar. Podríamos pasarlo a tasa por cada 1.000 habitantes para poner en contraste la evolución de la tasa de suicidios en números absolutos con la evolución del crecimiento de la población, pero llegados a este punto me parece innecesario.

En España el año que más hombres se suicidaron en 2014 con 2.938 suicidios de hombres en total (solteros, separados, viudos, divorciados y hasta adolescentes menores de 14 años), por lo que es imposible que en 2010 hubiese casi 9.000 hombres que se suicidasen y menos aún asociado a un divorcio y tampoco que cada año se suiciden 3.000 hombres en proceso de divorcio. Por no mencionar el hecho de que las causas de los divorcios son multifactoriales, y que además tienden a estar relacionadas con el rol de proveedor y de vacío existencial tras el divorcio, más que con las condiciones “abusivas” en las que las mujeres asumen la custodia exclusiva de los hijos.

De hecho, el estado civil influye significativamente en la decisión del suicida hombre, siendo más frecuente en solteros, viudos, separados y divorciados. La soledad, especialmente si se debe a una pérdida o al fracaso de una relación amorosa en el último año también predispone más al suicidio.

El medio urbano, quizá por la falta de relaciones interpersonales verdaderas y la mayor sensación de soledad ante el resto de la gente, y otros factores relacionados con las circunstancias laborales como la pérdida del rol o el status social, la frustración y la sensación de fracaso influyen negativamente y constituyen factores de riesgo en los hombres. En cambio, las mujeres se suicidan más en zonas con menor densidad de población, probablemente debido al aislamiento y a la falta de recursos y de redes interpersonales de apoyo.

Todos estos factores no tiene NA-DA que ver con las malvadas mujeres que se quedan con la casa, el coche, los niños y el robot de cocina.

Hay estudios sobre las causas de suicidio en hombres, los motivos por los cuales tanto las tentativas como el grado de consumación son mayores en hombre están estudiados, y a quien le interese que lo busque. Aquí, por ejemplo, tenéis un breve informe en inglés sobre la relación entre suicidios y divorcio, este estudio publicado en la revista de psiquiatría y salud mental, o podéis empezar por buscar en Google Académico, no os lo voy a dar yo todo hecho.

Resulta curioso que hasta para hablar de mujeres que han acabado suicidándose, víctimas de la violencia de género que llegaron a su límite, hasta para eso antes tenga que hablar primero de los hombres, de sus circunstancias, de sus cifras, de su situación, de las mentiras que los activistas por los derechos de los hombres hacen circular para desacreditar la lucha por un mundo libre de violencias contra las mujeres. Una vez desmentido el bulo, mañana la reseña, la información y los datos.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.325 suscriptores

Deja un comentario