Desmontando la prostitución: las putas no piden permiso, piden paso

El colectivo Prostitutas de Sevilla organiza hoy unas jornadas con motivo del Día Internacional del Trabajo Sexual, jornadas que llevan por título “Desmontando la prostitución: las putas no piden permiso, piden paso“.

Una de las quejas tradicionales del movimiento pro-sex es que el abolicionismo no escucha a las prostitutas. Yo por mi parte (aunque no represento a nadie) intento escucharlas con total atención siempre que puedo. Otra cosa es que acepte lo que me cuentan sin cuestionar ni una coma. Y lo que suele ocurrir es que hay muchas cosas de las que me cuentan que no me encajan.

Ante la imposibilidad de acudir a las jornadas de Sevilla, he buscado artículos en los que las organizadores expongan su postura. En este artículo y en esta noticia de Europa Press, María José Barrera, exprostituta y cofundadora del Colectivo de Prostitutas de Sevilla, y Ariadna Riley, prostituta y cofundadora de la asociación hablan sobre las jornadas y sobre los objetivos de la asociación. Por ejemplo, se quejan de que las medidas desarrolladas por el ayuntamiento sevillano, que es al menos formalmente abolicionista, no funcionan. Cito textualmente:

Según María José Barrera, en el caso de las medidas promovidas desde el Ayuntamiento de Sevilla, “no han hecho que disminuya la prostitución”, sino que ha desencadenado que estas mujeres dejen las calles y acudan a “lugares más inseguros u otros espacios donde se ejerce la prostitución, como los pisos y los clubes de alterne”, donde son “más vulnerables” y las organizaciones que les asisten y respaldan “tienen más dificultades para llegar”.

Lo que me lleva a pensar que si desarrollar la prostitución en un piso o en un club de alterne es algo inseguro y las pone a ellas en una situación vulnerable, es porque el ejercicio de la prostitución es intrínsecamente inseguro por sus propias características, y si acaso el lugar en el que se lleva a cabo puede potenciar este hecho. El Colectivo Caye, por ejemplo, organiza cursos de defensa personal para prostitutas. ¿Se os ocurre algún otro trabajo no relacionado con la seguridad en el que las trabajadoras tengan necesidad de cursos de defensa personal? Porque a mí, salvo vigilantes de seguridad, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y similares, no se me ocurre ningún otro “trabajo como otro cualquiera” con tal nivel de peligrosidad que requiera que empleados y empleadas realicen por su propia seguridad clases de defensa personal para defenderse de sus clientes.

Nos siguen contando desde la propia asociación de prostitutas de Sevilla (porque hay que escuchar a las putas, el feminismo no puede darles la espalda) que la actividad de la prostitución desarrollada en pisos y clubes además de peligrosa también es insegura debido a que las organizaciones que les asisten y respaldan “tienen más dificultades para llegar”. Ni lo digo yo, ni lo dicen las asociaciones abolicionistas: lo dicen ellas.

De esta frase deduzco que el hecho de que sea más difícil el acceso a las asociaciones facilita la trata de mujeres y la explotación sexual de las mismas, algo que ya nos contó Sylviane Dahan en la conferencia que dio en la Bonne: la trata es un fenómeno que está estrechamente relacionado con la prostitución, y no en los márgenes de la misma, ya que se trata de una actividad tan poco atractiva que no se podría satisfacer la demanda sin recurrir a violencia, abuso y engaño sobre colectivos empobrecidos o étnicamente oprimidos. Cuando desde el colectivo Prostitutas de Sevilla nos dicen que las medidas del ayuntamiento son contraproducentes porque trasladan la prostitución a los pisos y locales donde la accesibilidad para las asociaciones sociales es más difícil, está admitiendo implícitamente que la trata, la violencia y la explotación no son un fenómeno residual en el mundo de la prostitución, sino que florecen allí donde las asociaciones no llegan para asistir y respaldar a las mujeres en situación de prostitución. Y es que en las asociaciones no suele haber policías corruptos que den chivatazos de cuándo se va a hacer la próxima redada para que los honestos empresarios de clubs de alterne (el único sector de toda España que está deseando pagar impuestos, fíjate qué cosas) escondan a las menores, les devuelvan la documentación al resto, el abogado esté preparado y las mujeres bien aleccionadas sobre lo que tienen que decir.

Ariadna Riley, prostituta y confundadora de la asociación, va más allá. Cito del mismo artículo:

«No entendemos como si este Ayuntamiento se declara abolicionista siga adjudicando licencia a los clubes de alterne sin ningún control». La trabajadora sexual Ariadna Riley pone en relieve las condiciones de las prostitutas dentro de los clubes de alterne. Muchas mujeres durmiendo en una misma situación, sin control alimenticio ni sanitario, así describe Riley la situación de algunos de estos clubes. (…) «Cada vez es más difícil que en un club el cliente se quiera poner el preservativo», apunta Riley.

Por eso decía más arriba que el origen del problema no está tanto en el lugar donde se realice la prostitución, sino las características propias de la actividad en sí misma. En los clubes, las mujeres (dejando al margen el tema de la explotación, que ya es mucho dejar) son trabajadoras por cuenta ajena, con un empresario que es quien determina las condiciones de trabajo. Y en calidad de empleadas, su poder de negociación con el cliente es el de cualquier persona que trabaje para una empresa con un jefe que determina cómo se deben atender a los clientes: entre escaso y nulo. La diferencia es que, en este caso, lo que está en juego es la salud de las mujeres que ponen el cuerpo como herramienta de trabajo. De ahí que, con la protección de los empresarios, los clientes en los clubes se nieguen a ponerse el preservativo y el ejercicio de la prostitución en pisos sea una actividad directamente insegura (lo dicen ellas, no yo), poniendo así en riesgo la integridad física de las mujeres.

Todo esto me vais a perdonar pero para mí que se da de hostias con esa idea de que la prostitución es “un trabajo como otro cualquiera”. No se me ocurre ningún “trabajo como otro cualquiera” en el que sea el propio cliente quien represente un nivel de peligrosidad tan elevado para la salud y para la integridad física de quienes se dedican a esa actividad.

Las confundadoras de la asociación sostienen que, desde comienzos de la crisis, y según Barrera, la prostitución ha sido la única alternativa de muchas mujeres «divorciadas y con hijos» para subsistir.

Las fundadoras de la asociación nos cuentan lo que ya sabíamos: que en realidad la prostitución no es “un trabajo como otro cualquiera”, sino una salida extrema a una situación de precariedad absoluta, como bien decía Sylviane Dahan el otro día, que no podría sostenerse sin la existencia de colectivos empobrecidos ni de mujeres en grave situación de vulnerabilidad, del mismo modo que Montserrat Fernández Garrido afirmaba que cuando a las prostitutas se les ofrecen alternativas laborales dignas, dejan la prostitución porque ni quieren ejercerla ellas ni quieren que la ejerzan sus hijas. La alusión a la libertad de elección en estas condiciones de partida se me antoja bastante cuestionable.

Resulta curioso cómo el discurso abolicionista y el de las propias prostitutas (cuando no están siendo teledirigidas por el lobby proxeneta y pro-putero) en realidad no es tan antagónico, sino que se dan la mano y tienen el mismo análisis. Para acusar a las abolicionistas de no escuchar a las prostitutas, lo cierto es que dicen cosas muy parecidas.

Más información:

Documental Los padrotes, los “chulos” de México. Análisis con perspectiva de género

Conferencia de Montserrat Fernández Garrido sobre trata de mujeres con fines de explotación sexual: la sentencia judicial contra los clubs Riviera y Saratoga

Conferencia de Sylviane Dahan sobre trata de mujeres con fines de explotación sexual: la postura de las asociaciones vecinales en Barcelona

Conferencia de Helen Mukoro sobre trata de mujeres con fines de explotación sexual: el caso de Nigeria

Puteros World Congress: la Barcelona del turismo sexual. Resumen de la charla y video completo

 

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.433 suscriptores

  15 comments for “Desmontando la prostitución: las putas no piden permiso, piden paso

  1. Lilu
    2 junio, 2018 at 12:24

    Pues efectivamente, creo que tienen razón en que no las escucháis. O matizo, las escucháis en los puntos en los que confirman lo que queréis y los demás los ignoráis.

    Me explico:

    Que la prositucion no es un trabajo como otro cualquiera es un hecho, pero que puede ser un trabajo y que las que lo ejercen deberían tener seguridad es otro. Que porque la prostitucion sea un trabajo con unas caracteristicas especificas no significa que haya que abolirlo. Ya se ha demostrado que prohibir y abolir solo esconde, empobrece y precariza mas a las trabajadoras dentro del mismo, afectando muy poco o nada a los proxenetas y empresarios.

    Mientras ellas estan diciendo “tenemos estos problemas, como que el cliente no quiera ponerse preservativo, por favor, necesitamos ayuda con esto” tu estas escuchando “el cliente no quiere ponerse el preservativo, teneis razon en lo horrible que es esto, teneis razon en que hay que abolirlo”.

    Tu articulo completo es un “lo veis ? lo veeeis?”. Vale, si, lo vemos. ¿Y? Vemos que hay precariedad en la prostitucion… ¿y la pretendeis arreglar con mas precariedad? ¿la pretendeis arreglar con mas abuso? ¿la pretendeis arreglar diciendole a una madre soltera que para salir de su situacion es puta, que se busque otra cosa y deje de ser puta, cuando probablemente ya la buscó en primer lugar y acabó de puta porque esa otra cosa o era inexistente o no cubría sus necesidades?

    Muchas de las partes son “deduzco”, terminando en el colofón final de “cuando no están dirigidas por el lobby putero”. Jessica, el lobby putero-proxeneta solo se dirije a si mismo, no tiene activistas en las redes hablando contra ellas. Solo por el hecho de que hablemos a favor de la prostitucion (y no se habla a favor de que los hombres puedan follar por dinero, se habla a favor de que haya mujeres seguras y protegidas en el trabajo que o han elegido o tienen que hacer aunque no tengan otra salida) no significa que hablemos a favor del proxeneta.

    Yo soy puta independiente, y me encantaría que todas lo fueran, de verdad. Odio a los proxenetas igual que tu. Y me encantaría que no pudieran existir clubes ni pisos que no fueran autogestionados por putas. Es mi sueño idealista. Porque son unos malnacidos y las propias putas tenemos la frase “si no pones el culo no deberias llevarte dinero”.

    Creo que se puede hablar con vosotras, por eso escribo el comentario, a riesgo de que sea moderado o no publicado por su contenido. Estoy siendo respetuosa, creo, pero mi opinión es radicalmente diferente porque lo vivo de cerca y porque me parece que efectivamente, no escucháis si no es cuando hablamos de las cosas malas que tiene esta profesión. Coño, el resto de profesiones tienen cosas malas y nadie está pensando en abolir el trabajo doméstico porque haya un abuso brutal de mujeres migrantes, nadie está pensando en abolir la recogida de la fresa porque esté llena de migrantes cobrando poco o nada y de sol a sol. Lo que se piensa es en mejorar las condiciones de las personas que se ven abocadas a ejercer esas actividades y en acabar con los empresarios que ejercen esos abusos.

    Pero a nosotras directamente quereis quitarnos el pan de cuajo, pensando que si la prostitucion no existe “vamos a ser mas felices” de la noche a la mañana. Muchas estamos porque no tenemos acceso a otros trabajos. Y si, por mucho que esa sea la razón, eso no hace que tengamos que trabajar en la inseguridad. Por supuesto que yo quiero trabajar de lo que me gusta, como cualquiera. Ser puta me paga esos estudios. Que no me gusten partes de mi trabajo no hace que lo odie. Para ser sincera si, hay dias que lo odio. Pero hay dias que lo adoro y dias que me da igual. Odio que a traves de mi telefono entren toda clase de acosadores, pero me gusta que pueda filtrar y pueda decir que no a hombres abusivos. Me han dado ataques de ansiedad simplemente por el telefono y por un capullo, o he salido encantada y he tenido dos dias alegres tras una cita con alguien encantador que me ha respetado mas que mis ex-parejas.

    Hay de todo, literalmente de todo. Y hay abuso, si, por supuesto que hay abuso. Nadie lo va a negar, el problema es que nos sentimos vetadas a decir que hay abuso porque cuando lo que buscamos es que vuestra reaccion sea “hostia, vamos a ayudaros a tener menos abuso mientras teneis que hacer eso” en realidad es “veeeeees? veeeeeeeeeees como hay abusooo???? ves como tengo razoooon?” Eh. si, tienes razón, pero no es el punto del tema. Necesitamos ayuda, no reproches ni compasion ni penita ni medidas que nos escondan ni precaricen mas.

    ¿Que no querriamos que nuestras hijas hicieran esto? Supongo que habrás visto la charla de Juno Mac. Esa no es la pregunta. La pregunta es “imagina que lo esta haciendo esta noche”. ¿Quieres que le toque un cliente que no quiere ponerse el preservativo? ¿Quieres que le toque un cliente agresivo y no pueda salir? ¿Quieres que pueda defenderse o sentirse segura mientras lo hace? ¿Quieres que pueda decirle que no a ese cliente?

    Cuando defendemos la prostitucion no defendemos que los señores puedan follar libremente. Lo que defendemos es que, si alguien tiene que o quiere trabajar de esto, que lo haga con seguridad, que lo haga con derechos. Los señores nos importan una mierda, y que mas desearia yo que todo el que sea un abusador no fuera atendido jamás por ninguna puta, creeme.

    Un beso Jessica, te sigo leyendo.

    • 2 junio, 2018 at 13:11

      Entonces (condescendencia aparte) estamos de acuerdo en la necesidad de salidas laborales dignas y que el origen de la prostitución está por un lado en la vulnerabilidad y precariedad de las mujeres, y por otro en el derecho de los hombres a satisfacer sus deseos sexuales, ¿correcto?

      Disiento contigo en que mi sueño no son clubes autogestionados, sino hombres capaces de establecer relaciones igualitarias basadas en el deseo mutuo y el placer compartido (eso que tanto esfuerzo les supone y prefieren pagar para ahorrarse tratarnos a todas las mujeres como personas iguales con deseos propios), y en que ninguna mujer se encuentre en una situación de vulnerabilidad tal que se vea en la situación de tener que dedicarse a la prostitución.

      Ni te juzgo a ti ni cuestiono a lo que te dedicas, ni mucho menos pretendo que las condiciones en las que ejerces sean aún más precarias. Lo que me gustaría es que ninguna mujer elija esa salida debido a que esté en riesgo de exclusión social, y que ningún hombre considere que establecer relaciones libres, iguales, honestas y basadas en los cuidados mutuos le suponga un esfuerzo tan grande que tenga la alternativa de obviarlo sacando 50€ de la cartera (o los que sean).

      Por otro lado, por lo que he estudiado sobre la historia de la prostitución, jamas ha estado abolida, de hecho la mayor parte del tiempo ha estado regulada, y eso no ha hecho ni que desaparezca el estigma ni que sean menos vulnerables. De hecho en Italia hasta la Ley Merlín los prostíbulos estaban regulados por el Estado y lo que ocurrió fue que las ETS aumentaron debido a una falsa sensación de seguridad en los clientes, que se negaban a utilizar preservativo. Y es un ejemplo que me viene a la cabeza, no el único.

      Y lo de que el lobby proxeneta no tenga activistas en las redes, discrepó también. Voy a mencionar solo el caso de ALMA, sindicato de prostitutas “libres” surgido, financiado y promovido por ANELA, porque si menciono más casos de activistas y asociaciones de quienes que tengo información me podrían una querella.

      • Lilu
        2 junio, 2018 at 13:36

        Por supuesto, estoy a favor de salidas laborales dignas (y no talleres de costura precarios) y que el origen es vulnerabilidad y precariedad y que proviene del machismo de que los hombres se creen con derecho a comprar sexo de mujeres. Nunca voy a discutir que la profesion tiene cosas terribles, nunca voy a discutir que muchas no quieren estar. Lo que digo es que esos argumentos no deberian servir para un “ves ves como tengo razon y es horrible” si no para ayudar a quienes tienen las peores situaciones a salir de ellas o llevarlas mejor.

        Podemos entrar en que yo soy de las “privilegiadas” (soy trabajadora como una mas, probablemente hasta gane menos que tu, pero pongamos que) pero pongamonos ahora en que soy una chica, aunque independiente, muy necesitada y ejerciendo por dos duros. Y pongamos que estoy ahi porque si no mi hijo no come. Pongamos la peor de las situaciones que no es de trata.

        – Que se prohiba mi profesion me pone en riesgo de multas que me precarizan mas, de carcel (segun el sistema elegido), que me quiten a mi hijo o mierda similar.

        – Que multen a mi cliente hace que se reduzca mi clientela y yo tenga que bajar mis precios, echar mas horas o peor aun, ofrecer servicios mas arriesgados para poder cobrar. De los que vengan podran aprovecharse de mi situacion de necesidad aun mas extrema y pedir sin condon o nada.

        Ninguna situacion en la que me penalicen a mi o a mi cliente va a reducir el tiempo que yo voy a pasar dentro de la prostitucion en pos de labrarme un futuro a mi y a mi hijo. Al reves, me tendrá mas tiempo dentro de ella o me tendrá eternamente pagando multas mientras intento vivir. Es precisamente el efecto contrario a lo que leyes de ese tipo pretenden.

        Tu sueño es muy bonito (y me encantaria, creeme), pero muy irrealizable hoy por hoy cuando no es tan simple como que los hombres decidan tener relaciones mutuas consentidas y todos seamos el pais de la piruleta. Antes se acaba con la prostitucion con feminismo generalizado que con medidas anti-prostitucion. Incluso en un mundo completamente igualitario seguirias teniendo prostitucion. Probablemente fueran poquisimas (y me alegraria porque podrian poner todas las condiciones a su puto antojo) y habria mas hombres y seria lo que deberia ser, un servicio mas para personas que no lo obtienen de otra manera o que simplemente lo desean, sean hombres o mujeres y en completa igualdad. Pero eso tambien es el pais de la piruleta.

        Yo no hago activismo, solo llevo leyendote muchos años, desde antes de que tuvieras posicionamiento en este tema. Precisamente, no se si me recuerdas, pero yo te escribí y te pregunté cual era al respecto, y me respondiste que aun no lo sabías y que tenías que investigar mas. Te he seguido leyendo, no estoy de acuerdo, pero como mínimo creo que se puede hablar contigo. Muchas estamos cansada de la invisibilizacion de nuestras voces alegando que somos “privilegiadas”. Muchas no sabeis que detras de nuestros perfiles de marketing de chica perfecta (que estan para ganar dinero y por eso representan exageraciones de lo que somos) estan personas que a veces no llegan a fin de mes, por mucho que sus tarifas sean tres cifras por hora. Estan personas con problemas mentales que no pueden optar a muchos otros trabajos.

        Cuando he dicho que efectivamente no las escuchais, me refiero a esta guerra abierta de abolicionistas vs pro-sex donde todo el tema es “quien tiene razon en si la profesion es horrible o no”. No es el tema, no es el point. El point no deberia ser si la profesion es chunga o no porque no saldremos nunca del bucle de “mis clientes son geniales” y “mis clientes me pegan”, porque existen las dos versiones y coexisten. Yo puedo filtrar, yo tengo el enorme privilegio de filtrar. Otras compañeras no pueden, y lo que quiero es que puedan, que puedan filtrar, que puedan tener seguridad, que puedan trabajar bien aunque el trabajo no les guste y no tengan otra opcion. Para que puedan salir lo antes posible del mismo.

        EL point deberia ser que, como la inmigración o el aborto, cuando algo es una necesidad se va a hacer, sea legal o no sea legal. Ilegalizarlo, prohibirlo, ponerle trabas, penalizarlo y estigmatizarlo no va a hacer que deje de existir nunca. Ayudar a las personas que se sienten en la necesidad de hacer esas cosas, si ayuda. No hablo de ayudar a la industria, no hablo de ayudar a clubes y proxenetas, hablo de ayudar a personas que necesitan ayuda.

        Si las apartamos, si las multamos, si les prohibimos, si les precarizamos… y esperamos que digan “ay, pues no lo voy a hacer, a partir de ahora vivo del aire” no tendrá ningun sentido. Lo harán igualmente, lo sabemos tu y yo. La cuestión es si al feminismo le importa mas”que no haya putas” o que las que ya estan no estén todavía peor o que mejoren su situación.

        Que tengas un buen dia Jessica, tengo que irme a currar pero esto está interesante. Te agradezco tu tiempo 🙂

      • 2 junio, 2018 at 13:44

        Es que cuando partimos de la necesidad de aportar alternativas laborales dignas, todo lo demás creo que decae. No concibo la lucha contra la prostitución si no es por la vía de restringir la oferta luchando contra la trata, la explotación y la precariedad, y la oferta por la vía de concienciar a los hombres, ninguna de las opciones que se le ocurren pasa por penalizar aún más a mujeres que ya bastante jodidas están. Me preocupa el destinar recursos a hacer de una situación no deseada sea algo más soportable. Aunque me parece interesante el paralelismo que planteas con el aborto y me ha dado mucho que pensar. Te agradezco mucho los aportes que has hecho, aunque discrepemos en la sociedad que creemos posible, de verdad.

      • Lilu
        2 junio, 2018 at 18:08

        Ojo, que no todas quieren o buscan alternativas laborales. Es decir, no caigamos en legislar ofreciendoles a todas trabajos alternativos pensando que todas los van a aceptar porque muchas te dirán que no y entonces empieza la guerra otra vez.

        Somos muchas a las que este trabajo nos funciona bien por h o por b, sea por tiempo, por dinero, por condiciones, por lo que sea. Yo por ejemplo no lo dejaría por otro trabajo que no fuera el proyecto que yo quiero montar, porque ya he estado ahí y he visto que trabajar en formato oficina me hace inmensamente infeliz y me causa estrés, por ejemplo. Que no sea mi trabajo soñado ni elegido no hace que esté a la cola absoluta de las prioridades, como si lo podría estar para otras, y me gustaría que esas otras tuvieran salidas laborales verdaderamente dignas. No te digo que haya que ponerlas en un despacho cobrando un pastizal, pero si una madre ha decidido que quiere trabajar 10 horas a la semana en esto para poder criar a su hijo con la combinacion de tiempo y dinero que el trabajo otorga; si le ofreces un trabajo de 40h mal pagado como opcion mas “digna” seguramente te diga que no, aunque esto no le guste demasiado. Si te dice que si, será consciente de que sacrifica algo muy grande porque realmente no se siente capaz de aguantar esta profesión. Y me parece perfecto, abogo sobre todo porque haya salida inmediata para aquellas a las que esto les revienta la vida, y apoyo constante para las que lo quieren dejar hasta que lo consigan.

        A lo que voy es a que si ofreceis salidas laborales dignas a prostitutas que lo quieren dejar y os dicen que no, no tienen por que estar alienadas, no tienen por que estar en trata ni tener un proxeneta detrás. A veces ponen las cosas en una balanza y valoran que les sale mas a cuenta. Si una considera que en 5 años de puta puede montar su negocio, que tu le ofrezcas trabajar en algo con lo que tardaría 20 o no lo haría nunca, es normal que te lo eche atrás.

        Es decir, que si se sugieren leyes que penalicen, no solo no se ayuda a las victimas, es que encima se les tiene mas tiempo dentro de la rueda, que es precisamente el efecto contrario a lo que se pretende. Te preocupa destinar recursos a que sea mas “agradable”, pero si no los destinas, en realidad no les ayudarás nunca a salir. Si se les estigmatiza, si se les abandona, si no se les echa una mano a salir lo antes posible sabiendo que no tiene por que ser estrictamente “hoy”, tardarán mas en salir, su sufrimiento se alargará, o no llegarán a salir nunca.

        En USA han aprobado la FOSTA este año, que supongo que conocerás, en un intento de combatir el online sex trafficking. Los muy listos han conseguido exactamente lo contrario de lo que pretendía la ley. Al quitarle las paginas de anuncios a mujeres independientes que trataban de sobrevivir y salir de relaciones de abuso o escapar de pimps, las han abocado a las calles o a recurrir a… precisamente un pimp! La ley no ha afectado una mierda a los proxenetas y las agencias, que siguen teniendo las espaldas cubiertas y la capacidad de atraer clientes. Ahora las independientes han visto mermada su capacidad de atraerse clientes y tienen que irse donde los proxenetas. Combatir el trafico generando que haya mas, only in the USA.

        Es que por ejemplo, no recuerdo que pais es, que ofrece una ayuda economica a la que “demuestre que lleva X meses sin prostituirse”. Y de que coño vive mientras tanto, ¿del aire? Es la misma pretension que los que ponen multas esperando que tener que pagar una enorme cantidad de dinero que le duele a cualquier trabajador, disuada a una persona de seguir ejerciendo aquello que le da dinero para sobrevivir.

        Yo estoy por la de concienciacion a los hombres, pero es mas larga y es probable que ni tu ni yo vivamos para ver sus resultados. Y aparte, siempre tendrías el problema de que hay gente que por como es nuestra sociedad sencillamente no tiene acceso al afecto, sea por discapacidad, sea por timidez extrema o falta de relaciones sociales, sea por lo que sea. Yo no veo mal que en un mundo piruletero donde las trabajadoras sexuales lo son imponiendo absolutamente todas sus condiciones y pudiendo decir que no a quien sea, y teniendo alternativas laborales pero eligiendo esta, los atiendan. Un mundo en el que nunca, jamás, un cliente podria soltar el “Yo pago yo mando”. Pero esto ya es carne de un debate distinto, prefiero centrarme en como se puede reducir el sufrimiento actual de quienes no quieren ejercer esto.

        Sinceramente, ayer me alegré muchisimo de la moción de censura. Pero al de un rato me vino el pensamiento… PSOE y UP están tirando mucho al abolicionismo, y además al que me preocupa. Al que legisla y cree que penalizando va a solucionar el problema. Como se ha demostrado que que haya una valla con cuchillas en Melilla hace que nadie la quiera subir, claro. Y ahora lo que tengo miedo es que eventualmente yo tenga que ejercer mi trabajo de manera insegura porque unas personas creen que me protejen y en lugar de escucharme(nos) son paternalistas y deciden por mi lo que es mejor para mi sin ser yo ni vivir mi trabajo. Y lo peor es que la mayoría de las veces no se dan cuenta de que las medidas que imaginan lo unico que hacen es esconder mas a las putas y asi es como luego los datos aparentan haber reducido la prostitucion. No legisleis en caliente y en venganza. No cojais a una victima de trata y tras escuchar su horrible relato decidais que toda la industria lo tiene que pagar. A por quien hay que ir esa por los malnacidos que se dedican a hacer eso, si echas la red sobre toda la zona, también te llevarás a los peces pequeños.

        O dicho de otra manera, si no pretendeis abolir la recogida de la fresa porque haya un abuso rampante en ella, no pretendais abolir el sustento de muchas personas independientes, por mucho que el trabajo le disguste a muchas. Estamos sobreviviendo, algunas estamos saliendo de vidas precarias condenadas al fracaso de esta manera. Igual no es lo que tu habrias escogido, pero es lo que muchas escogemos y solo queremos hacerlo con seguridad. Queremos pasar por este camino y salir de el, que nos ayude a tirar adelante, no que desde arriba nos miren y nos vayan tirando piedras a la vez que dicen que les damos penita y que por que no estamos saliendo ya.

        Cuando quieras mirar si se ha reducido la prostitucion de verdad, mira a las tarifas y comparalas con las anteriores. Si han aumentado, enhorabuena, hay menos oferta y mas control por parte de las putas hacia los clientes. Si han disminuido y es facil que una chica haga lo que sea porque se le paga, es un indicador de que su seguridad ha disminuido. Fiate mas de eso que de las estadisticas de Apramp, que llega al polígono de Villaverde, abre la furgoneta y ofrece condones a las chicas, apuntandolas a todas en una lista. Cuando ellas se dieron cuenta de que a todas las estaban inscribiendo como victimas de trata, dejaron de ir. Ya no quieren condones gratis, ya no quieren nada porque lo que no quieren es que las utilicen para legislar en su contra.

        En Nueva Zelanda escucharon a las putas y ahora tienen un sistema genial donde mas del 90% afirma sentirse segura ejerciendo y siente que si lo deja tiene alternativas. Si trabajamos todas por eliminar el estigma que pesa sobre nuestra profesión, se puede.

        Te doy las gracias yo tambien por leerme, me esta sirviendo un poco de catarsis personal porque hacia mucho que no hablaba “en publico” de esto y aqui me siento un poco mas segura que en otros sitios.

        Bona tarda Jessica.

  2. Manel
    7 septiembre, 2018 at 8:12

    Hola, Jessica y Lilu, acabo de entrar en el blog y me alegra ver un diálogo tan razonado (y sobre todo respetando las opiniones de la otra parte) acerca de un tema tan complejo como es la prostitución y su ejercicio, sin caer en clichés y/o simplificaciones facilonas.
    Mi enhorabuena a las dos. Hace bastantes años leí en un artículo que “las mujeres son el 52% de la sociedad, y hasta que no las intentemos en ella como iguales esta no será humana”.
    Leeros ha sido un placer que espero repetir.
    Hasta pronto .
    Manel.

  3. 18 octubre, 2018 at 13:09

    Pero a nosotras directamente queréis quitarnos el pan de cuajo, pensando que si la prostitución no existe “vamos a ser mas felices” de la noche a la mañana.

    • 19 octubre, 2018 at 16:36

      Aquí el tema del sentimiento de culpa lo tenemos ya muy trabajado. Si pretendes usarlo como argumento, lo mínimo es que me pagues las sesiones de terapia que me costó.

      Lo de quitaros el pan de cuajo es una conclusión que sacas tú, de lo que se deduce que es la única forma que tenéis (o que tienes, que el plural lo usas tú) para comer. Que consideres que no tienes alternativas es un problema (lo que Amelia Tiganus llama “la creación de la identidad puta”), que quizá sea cierto es un problema aún más grande. Y es contra esa falta de alternativas contra lo que queremos luchar. Decía Alfonso Guerra que los socialistas luchamos porque nadie sea tan pobre que tenga que arrodillarse, ni nadie tan rico como para poner a otros de rodillas. No sé por qué has decidido autoexcluirte de esa definición tú particularmente.

      Lo de “ser más felices de la noche a la mañana”, es un concepto que está tan fuerísima de mi esquema mental que tampoco concibo cómo has llegado a esa conclusión.

      • Lilu
        19 octubre, 2018 at 17:13

        Bien, por supuesto que se puede luchar contra la falta de alternativas. La cuestión es que esta falta no llega de la noche a la mañana. Y si mientras se lucha contra eso, se hace que el trabajo de las putas sea mas precario y mas peligroso, entonces no sirve.

        Cuando se hayan conseguido alternativas razonables y reales, y no solo sobre el papel, entonces será el momento de decidir como se lucha contra la prostitucion, si eso es lo que se quiere hacer.

        Pero hacer “todo a la vez” solo perjudica a las que no tienen otra opción que esta, o a las que las otras opciones existentes no les dan para vivir dignamente, como puede ser mi caso y el de muchas otras. Al final nos venis a decir que “si tenemos alternativas”. Si, efectivamente, podemos ir a pedir a Cáritas, podemos ponernos a hacer habitaciones de hotel a 1.5€ cada una, podemos irnos a la hosteleria a sufrir tres cuartos de lo mismo… podemos jodernos la vida con muchos trabajos hiper precarizados que todavia no se han conseguido mejorar. Por poder, pues claro que podemos. La cuestion es que algunas no estamos dispuestas a jodernos la vida en pos de que unas señoras que estan muy tranquilas en sus trabajos, les gusten mas o les gusten menos, tengan la conciencia mas limpia con que “hay menos putas”. Me parece que vuestras conciencias no nos dan de comer ni nos dan vidas dignas. El dia que lo hagan, nos preocuparemos por elegir trabajos ultraprecarizados que nos destruyen en lugar de la prostitucion.

        Luchar contra la falta de alternativas es algo que queremos todos, las putas las primeras. Pero como sabemos que esto no va a solucionarse ni ocurrir asi de repente, mal que nos pese, lo logico es que nos agarremos al trabajo que mejor nos sustente, y que mientras sea este, no se precarice mas ni tenga mas inseguridad de la que ya tiene. Y la abolicion nos trae eso, tanto a nosotras como a las victimas de trata.

        Porque si encima nos ponemos a rascar en lo que hacen las asociaciones abolicionistas con el dinero que obtienen, resulta que las famosas alternativas laborales son llevar a las putas que han querido salir (o las victimas de trata) a subcontratas de limpieza de hoteles, hosteleria y costura. Coño! Menuda ayuda! ¿Y luego les extraña que muchas no quieran salir? ¿Para que, si lo que se ofrece es peor que lo que hay aqui dentro? Te ruego que investigues a cuantas victimas o personas que han querido salir de la prostitucion han ayudado realmente, a cuantas les han dado oportunidades laborales que no fueran precarizadas, cuanto del dinero que obtienen ha sido invertido en ayudar a las victimas y solicitantes de ayuda y cuanto ha sido invertido en campañas anti prostitucion. Ruego que investigues, de verdad.

      • 19 octubre, 2018 at 21:41

        Creo que fue en un comic de Mafalda donde leí: “que lo urgente no nos haga perder de vista lo importante”.

      • Lilu
        19 octubre, 2018 at 22:01

        Y no me parece una mala frase. Simplemente es que es compatible empezar por lo urgente mientras se persigue lo importante. Si te centras solo en lo importante y no atiendes lo urgente, vas a sembrar víctimas por el camino, que podías haber salvado de haberte centrado primero en lo urgente y después en lo importante. Si das salidas laborales reales y no precarizadas, resulta que la mitad del problema de lo importante lo has resuelto con las que abandonan la prostitucion y se van a esas salidas. Menos trabajo después, por haber ido primero a por lo urgente.

        Luego ya es otra cuestion si “lo importante” nos parece a todos lo mismo. Si una persona quiere ejercer de puta en un entorno en el que hubiera dejado de existir la trata, ¿estarias de acuerdo en que lo hiciera con la regulacion que mas le beneficiara como persona autonoma o aun asi insistirias en que no fuera puta?

      • 20 octubre, 2018 at 12:03

        No soy yo nadie para decirle a las demás cómo se tienen que ganar la vida.

        Pero sí sé el modelo de sociedad en el que quiero vivir. Y quiero vivir en una sociedad en el que los hombres consideren a las mujeres seres humanos, y no meros objetos para su satisfacción.

        Quiero vivir en una sociedad en la que niños y niñas tengan las mismas aspiraciones, y no en una en la que los niños interioricen la prostitución como una alternativa de ocio, y las niñas como una alternativa de supervivencia económica si vienen mal dadas.

        Quiero vivir en una sociedad en la que disponer de dinero no signifique un salvoconducto para que los hombres puedan saltarse el contrato social que implica tratarnos de igual a igual y liberarse de lo pesado que resulta tener en cuenta mi deseo y mi placer. Y me da igual que hablemos de prostitución o de violación en cita, que consideren que pagar una cena les da derecho a disponer de nuestros cuerpos a su conveniencia, solo que en el segundo caso además tiene que fingir que le intereso.

      • Lilu
        20 octubre, 2018 at 12:23

        Puede existir prostitucion sin que se nos considere objetos perfectamente. Puede existir prostitucion donde se nos considere seres humanos, como se le considera ser humano a la que te sirve la comida o te hace el pan.

        Coincido en que no quiero que la prostitucion se interiorice como una alternativa de supervivencia, si no como una alternativa laboral mas con derechos, elegida solo si se quiere, abandonada cuando se quiera abandonar, como cualquier otro trabajo. O como dice una de mis compañeras, “cobrar a los hombres por aquello que esperan y exigen que sea gratis, cobrar por mi tiempo y mi labor emocional”. Por eso lo vemos como feminista, porque nos hemos cansado de tios esperando que con una cenita y unas palabritas tengamos que darles polvos a cambio o si no se ponen agresivos. Poniendo nuestras condiciones nos han respetado mas que muchas de las parejas que hemos tenido, porque les hemos obligado a respetarlas o no follaban con nosotras. Y funciona.

        Hay muchos casos nuestros en los que que el cliente disponga de dinero no implica saltarse ningun contrato social. Nos siguen teniendo que tratar bien para conseguir nuestros servicios. Mi sueño seria tambien que no tengan que saltarselo, pero ni con putas ni con mujeres no putas. Que todas las putas pudieran decir que no a cualquiera que se quiera saltar este contrato. Ser puta no implica decir que si a todo lo que te pidan ni como te lo pidan, eso es trata, y ya sabemos que es algo distinto.

        Es muy viable la prostitucion etica en un entorno feminista, nosotras mismas nos dedicamos a educar clientes. El problema es que aquellos que no quieren ser educados tienen la trata y la desesperacion disponible para saltarse nuestras normas y aun asi conseguir servicio. Contra eso tambien luchamos nosotras.

        Si lo penalizado fuera solicitar servicios sin condon, insistir en cosas que la puta no quiere hacer, regatear y presionar; fimaría de inmediato. Y tendría mucho mas peso que una multa a todos los clientes solo por serlo. Multemoslos por saltarse ese contrato, en lugar de simplemente por ser clientes. Multemoslos por no tratarnos como seres humanos, dejandoles la opcion de que si lo hacen no serán multados. Si, seguro que algun cazurro todavia lo intentaria, pero si tuvieran la opcion de tener el servicio con las condiciones de la chica o no tenerlo de ninguna manera, iban a aprender por la via rapida. Esta si que sería una medida donde estariamos de acuerdo ambos lados.

      • 20 octubre, 2018 at 12:29

        Siempre que hablamos de este tema me das mucho en qué pensar, argumentos sobre los que reflexionar.

        Me cuesta creer que la prostitución sea una alternativa laboral cuando está tan marcada por el género y por la trata, porque de no ser precisamente por la trata no habría oferta suficiente para cubrir la demanda, y porque es un sector absolutamente atravesado por el racismo y la desesperación. Pocos, muy muy muy pocos sectores económicos veo equiparables en ese escenario de racismo y precariedad económica.

        Como ya hablamos en otro momento, tengo la impresión de que si desaparece la trata, desaparece el grueso de la demanda, porque quienes recurren a la prostitución lo hacen precisamente por “no tener que calentarse la cabeza” negociando y convenciendo a una mujer fingiendo que les interesa como un ser humano cuando solo esperan una cosa de ella. De hecho, la prostitución ahí es un pacto mucho más honesto. A lo que aspiro es a la utopía de que ese pacto sea innecesario porque las mujeres (todas) dejemos de interesarles a los hombres como algo más que una serie de agujeros con la engorrosa manía de querer ser tratadas de igual a igual. Por decirlo de una manera quizá un tanto burda: “¿Para qué me voy a ir de putas, si me calienta la cabeza igual que mi mujer y tampoco quiere que se la meta por el culo?

      • Lilu
        20 octubre, 2018 at 12:53

        “de no ser precisamente por la trata no habría oferta suficiente para cubrir la demanda”

        Esta frase no se de donde viene, pero la he visto repetida mas veces y nunca he encontrado la fuente. A nosotras mismas ya nos cuesta a veces conseguir clientes, incluso en tarifas bajas. Otra cosa es que las tarifas bajas en general sean las que cubran la gran parte de la demanda del sector, pero eso no tiene por que ser trata especificamente. Es un hecho que la mayor parte de la prostitucion es de rango “bajo”, pero no necesariamente es trata por ser barato. Lo que les atrae en masa son mierdas como lo que han hecho en Alemania, pero no saben ni distinguir entre trata y no trata la mayoria de las veces.

        ¿Que está marcada por el genero y que esta atravesado por el racismo y la desesperacion? Absolutamente de acuerdo. Trabajemos eso, tambien lo queremos las putas mismas. Esto esta lleno de mujeres racializadas, migrantes y transexuales a las que los entornos laborales “normales” no les dejan muchas mas salidas. Siempre he sido de la opinion de que si se arregla primero el tema de las alternativas laborales, verías a muchas saliendo espantadas de aqui y a las que nos quedemos imponiendo nuestras condiciones con mas fuerza que nunca. Y sin tener que tratar directamente ninguna ley sobre prostitucion especifica, ademas. Bueno, yo a lo de sancionarles por insistir, presionar y pedir sin condon me apunto pero ya xD

        Si desaparece la trata, desaparece un tipo de demanda, el grueso no creo, porque realmente el porcentaje de clientes que exigen que todo sea como ellos quieren no es tan alto. No os dejeis engañar por los foros de sexo porque ahi postea ni el 10% de la gente que nos visita. Son pocos y hacen mucho ruido. Son los mas desagradables y los mas gilipollas, y nos causan el mismo asco que a vosotras. Pero no son mayoría, aunque lo parezcan. Por regla general el cliente es bastante normal, viene sabiendo que se ofrece y que no y busca en concreto a la que le encaja. Por regla general respetan lo establecido, pagan lo acordado, tienen su diversion y se marchan sin mas pena ni gloria.

        Nosotras mismas tenemos listas de reportes de telefonos para los que intentan saltarse las normas y en general, estoy en varios grupos de diferentes rangos economicos, y donde mas se reporta gente es en los bajos, como podias esperar. Pero aun asi reportan aproximadamente un cliente de cada 20-30 que tienen.

        Hay muchos mas reportes por pesados al telefono que nos toman como “labor emocional gratuita” a base de prometer el oro y el moro para luego nunca cumplir ni aparecer, pero regalarse los oidos con sus fantasias y la voz o el tiempo de la chica; que reportes por agresivos o malos clientes. El rango aprox de mis listas de reportes es un agresivo/robo por cada 40-50 reportes de tios que son “solo” dificiles de tratar. Esto, claro, son solo mis datos, cogelos con pinzas porque no tengo datos globales, pero ya son algo.

        Hablo contigo porque creo que escuchas, y no te intento imponer mi vision. Se que quieres un mundo donde ni tuviera que existir la prostitucion, pero aun y con lo idealista que soy, y viendolo desde dentro, se que para que absolutamente ninguna mujer tuviera que hacerlo tendrian que dejar de existir de cuajo el racismo, lgtbifobia, el estigma de las enfermedades mentales, el clasismo, la xenofobia y el machismo, solo para empezar. Y tristemente sabemos que ni tu ni yo vamos a vivir para ver un mundo en el que eso deja de existir. Solo podemos contribuir a que en el futuro deje de hacerlo. Pero mientras tanto, todos tenemos que vivir, y a poder ser en las mejores condiciones posibles. No hagamos un pan para hoy y hambre para mañana a base de joder durante decenas de años a mujeres en situaciones precarias, precarizandolas mas.

        Del modelo nordico estoy de acuerdo en todo excepto en la multa al cliente. Yo la cambiaria por eso que he mencionado de multarles por acciones especificas que nos dañan. Se que la multa no siempre es efectiva, pero si les das a elegir entre respetar y poder hacerlo, y ser perseguidos si no lo hacen, se lo pensaran dos veces. Permitir a las putas grabar en privado, permitir usar esas grabaciones como pruebas. Permitir usar conversaciones de email o whatsapp como pruebas de que han insistido o pedido sin condon. Y multas de las gordas, de las que se entera su mujer. No sabes el placer que me da solo de imaginarmelo xD Dadnos poder y os ayudaremos nosotras a educarles.

        Hasta el dia en el que “es menos complicado” sea respetar, y no si pagan o no pagan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: