Podemos y el debate abierto en el feminismo sobre prostitución

Ayer la periodista Ana Pastor entrevistó en La Sexta al líder de Podemos, Pablo Iglesias, y entre otras cosas le preguntó por el debate abierto sobre la regulación, abolición o prohibición de la prostitución. A lo que Iglesias respondió algo así como que cuando el movimiento feminista alcance un acuerdo y cierren el debate, Podemos se cuadrará con lo que decidan.

Esto a priori podría sonar muy bien, un partido que se pone a disposición del movimiento feminista, sin injerencias, y que acepta las resoluciones acordadas sin paternalismos.

La realidad es muy diferente: Iglesias está echando balones fuera, se está escaqueando del debate, está evitando que su partido se posicione en un asunto que tiene fragmentado al movimiento feminista desde hace más de dos siglos, y que no se va a resolver en un periodo corto de tiempo. Y esto Pablo Iglesias lo sabe de sobra. Renunciar a tomar partido hasta que el movimiento feminista resuelva los tensiones internas en un tema tan sensible y complejo es, simplemente, una excusa para evitar posicionarse. Me habría parecido menos decepcionante y más comprometido que dijera que el Círculo Feminismos de Podemos aún está debatiendo la cuestión y buscando un consenso interno.

Pero es que además, al menos por lo que a mí respecta, me da igual cual es el posicionamiento de Podemos respecto a la prostitución. Lo que yo quiero saber es cual es su modelo de sociedad.

Quiero saber si en el modelo de sociedad que promueve Podemos, los hombres tienen el derecho o no de simplificar el contrato social en la interacción con las mujeres y con dinero pueden obviar todo eso tan molesto de tratar a las mujeres como a seres humanos con intereses y deseos propios, y no como objetos para su satisfacción personal.

Quiero saber si en el modelo de sociedad en la que Podemos sueña y trabaja para conseguir, existen espacios libres de feminismo donde los hombres pueden relajarse del agotador trabajo de tratar a las mujeres como a iguales, donde las mujeres que pretendan reivindicar su propio deseo en igualdad de condiciones a los hombres tienen vetado el acceso, y donde la necesidad de ellas se transforma en el disfrute de ellos.

Quiero saber si en el modelo de sociedad que Podemos intentará desarrollar, las niñas seguirán interiorizando la prostitución como una alternativa laboral si vienen mal dadas, y los niños la seguirán interiorizando como una alternativa de ocio legítima si no tienen ganas de tomarse la molestia de interactuar con mujeres para algo más que su propio placer.

Ese es el posicionamiento de Podemos que realmente me interesa. El resto es palabrería hueca.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.435 suscriptores

  9 comentarios en “Podemos y el debate abierto en el feminismo sobre prostitución

  1. Lilu
    1 octubre, 2018 a las 20:51

    Hay mas opciones en esos modelos de sociedad, como convertir la prostitución en otro lugar mas donde los hombres no pueden “relajarse” respecto al trato con las mujeres. En la prostitucion feminista los hombres no vienen a mangonear y a decidir como quieren ellos que sean las cosas. Si conseguimos que todas atiendan así, no tendrán “refugio” al que irse a hacer esas cosas, a la vez que puede seguir existiendo la prostitucion, bajo las medidas y decisiones de las propias prostitutas.

    A mi me parece bien que Pablo Iglesias quiera esperar a ver que decide su partido, y me parece bien que no se vaya con el todos a una a imponer el abolicionismo que ya se ha demostrado que no funciona para acabar con la trata. La cuestión es hablar y ceder lineas rojas, y si un grupo numeroso está pidiendo tener voz, lo mínimo es escucharlo, aunque haya otros enfoques dentro del mismo problema que también requieran soluciones. Aunque en realidad es muy simple, porque tanto putas voluntarias como victimas de trata buscan lo mismo: no tener estigma para no ser perseguidas ni denostadas por la sociedad, para así poder defenderse ante los proxenetas y patrones que operan sin limites ni problemas en la sociedad.

    Multar al cliente solo perjudica tanto a las victimas como a las voluntarias. Ningun proxeneta va a parar ante una multa, solo las pondrá a precios mas bajos para hacerlas tan atractivas que resulten algo tentador por lo que arriesgarse. El que folla no es el, total! En Suecia desde que empezaron a finales de los 90 han puesto unas 8.000 multas. Sale a mas o menos un cliente por día. Todos sabemos de sobra que no hay solo un cliente por dia en toda Suecia ni de casualidad. Lo que si que ha ocurrido es una bajada de precios masiva, por lo que siguen yendo y en mejores condiciones que antes. Estan encantados ellos! Ellas, bueno… trabajar mas horas para ganar lo mismo, a nadie le gusta. La oferta y demanda en la prostitucion no funciona como muchas piensan ni como en otros sectores donde se comecia con objetos y no con servicios. No es tan simple como que si reduces la demanda, tachan, habrá menos putas. No, no van a desaparecer magicamente porque tengan menos clientes, porque si pudieran acceder a otros trabajos ya lo habrían hecho desde el principio. Te recomiendo esta lectura que lo explica mejor que yo: http://eminism.org/blog/entry/340

    Yo no tengo problema con un modelo abolicionista, pero es que todos los que hay, casualmente, no benefician ni a las victimas ni a las voluntarias de ninguna manera. Si llegais a un modelo que acabe con la trata a la vez que mantiene o mejora los derechos de las que trabajan en ello y que no lo quieren dejar, seremos todo oídos.

    Metamos el feminismo en la prostitucion en lugar de pretender usar el feminismo contra la prostitucion. Como se quiere hacer con camareras de piso, recogedoras de fresas y cualquier otro sector precario donde lo ideal es que las trabajadoras ganen derechos para defenderse de las condiciones abusivas y los empresarios aprovechados, y poder salir cuando lo deseen. Mejoremos las condiciones laborales en general primero, que haya mejor acceso y de mejor calidad a otros trabajos, y verás como en un tiempo empiezan a faltar putas aunque sobren financistas.

    Un saludo, Jessica.

    • 1 octubre, 2018 a las 21:13

      Si convertimos la prostitución en un lugar donde los hombres no puedan relajarse respecto al trato con las mujeres y la hacemos feminista, ¿no pierde la prostitución su razón de ser? Pregunto porque no me creo que esos que escriben en determinados foros, o quienes dicen que acuden a la prostitución porque ligar les resulta muy costoso en términos de tiempo y energía mental, vayan a tolerar una prostitución feminista. O igual no entendemos lo mismo por prostitución feminista, que también puede ser.

      • 6 octubre, 2018 a las 16:40

        Hola, Jessica, soy aquel tipo que hizo un vídeo respondiendo al “Hola Putero” de towanda rebels, en el que explicaba que soy virgen, que me planteo acudir a prostitución, etc.

        Creo que una prostitución feminista como la que plantea Lilu tendría mucho sentido para mi. A menudo mi problema es que desearía poder plantear directamente una relación sexual sin miedo a ofender a la otra persona. Dicho crudamente, desearía poder decir a una chica educadamente “perdona, ¿tendrías sexo conmigo?” y si ella no lo desea, que me rechace, pero sin enfadarse ni darme un guantazo. Con una prostituta podría hacer esto mismo. No creo que esto sea tratar como un objeto, porque le pido permiso y respetaré su respuesta, y eso no se hace con los objetos.

        Si se regulase una prostitución feminista como la que propone Lilu, yo tendría la completa seguridad de que esa chica está haciendo eso voluntariamente, sin presión de ningún tipo, y esa seguridad es lo que me falta ahora para decidirme a recurrir a ella.

      • 7 octubre, 2018 a las 20:15

        Sí es tratarla como un objeto aunque le pidas permiso, porque lo único que te interesa de esa persona es la satisfacción de tu propio placer. Que “le pidas permiso” para utilizarla es el mínimo obvio ya que de lo contrario ese acto tiene un nombre y una tipificación en el código penal dependiendo de los métodos utilizados: abuso sexual, agresión sexual, violación…

        El hecho de que una mujer pueda decirte que no de manera educada tiene que ver con cómo plantees la pregunta. Si lo planteas de manera grosera, es probable que se enfade; si lo planteas de manera violenta, cabe la posibilidad de que reaccione mediante la autodefensa. Si lo planteas con respeto, no hace falta ser prostituta para rechazarte. De hecho, es más improbable que una prostituta te rechace pese a no desearte puesto que es su necesidad previa la que la ha llevado a esa situación. Si la precariedad económica no te parece suficiente motivo como para considerar que te estás aprovechando de la necesidad de una mujer para tu satisfacción personal, nada lo hará.

        ¿Has probado a intentar no ser una basura de persona que considera que el único motivo de la existencia de las mujeres en el mundo es que tú no tengas que masturbarte a solas? Cabe la posibilidad de que si dejas de considerar a las mujeres como medios para tu satisfacción personal y empiezas a considerarlas sujetos deseantes de pleno derecho, a alguna le resultes lo bastante interesante como plantearse algún contacto físico contigo. Claro que si lo haces solo con la idea en mente de mojar el churro como objetivo vital, se te va a ver el plumero igualmente. Tiene que ser un cambio genuino: dejar de ver a las mujeres como agujeros con patas y tratarlas como seres humanos con sus gustos, sus intereses y sus ideas propias tiende a aumentar las posibilidades de follar. Claro que también es más cansado que abrir la cartera, eso no te lo voy a negar. Yo diría que a la larga compensa, pero qué sabré yo.

      • 11 octubre, 2018 a las 21:22

        Hola, Jessica, perdona que responda aquí, no he visto la opción “responder” en tu respuesta.

        Dices: ” Que “le pidas permiso” para utilizarla es el mínimo obvio ya que de lo contrario ese acto tiene un nombre y una tipificación en el código penal dependiendo de los métodos utilizados: abuso sexual, agresión sexual, violación…”

        Yo creo que esa es la única manera real en la que se cosifica y objetiva a alguien. La agresión, o bien el engaño (hacer creer a alguien que buscas una relación seria cuando solo buscas sexo, etc.) son los únicos criterios objetivos que determinan que es utilizar a alguien. De lo contrario, se podría también considerar “utilizar” las relaciones sexuales esporádicas sin compromiso (las que son consesuadas por parte de ambos, sin engaños, como decía antes.) Siempre que haya algún grado de respeto a la otra parte, ya no hay cosificación, así lo entiendo yo.

        Respecto a lo de plantear la pregunta con educación… mi temor no es que me rechace, si no ofender a la chica, y lo más probable es que se ofenda por muy educadamente que se lo planteé… puede que no lo exteriorice mucho, pero por dentro se sentirá molesta.

        No es que no quiera nada más de las mujeres. Pero a veces, siento deseos de tener sexo sin tener relación de pareja. ¿Eso está mal? ¿A quien acudo, a una desconocida o a una amiga? A una amiga me arriesgo a perderla si le planteo eso, y con una desconocida ya puedo esforzarme en ser educado, que… bueno.
        Una prostituta está preparada para recibir esta clase de proposiciones.

        No quiero aprovecharme de la precariedad económica de nadie, y por eso no me decido a contratar a ninguna, porque no tengo forma de estar seguro de si esa chica está ahí por necesidad o porque quiere. En el concepto de sociedad que proponía Lilu en su comentario, con prostitución regulada en condiciones y respetando derechos humanos, no hay esa duda, la prostituta es voluntaria.

        Tu le decías a Lilu que la prostitución tal como ella la planteaba pierde su razón de ser, porque muchos hombres no lo aceptarían. Pues yo si. Y me parece razonable pensar que haya más como yo.

        Tampoco es que esto sea una cuestión trascendental… solo miro si hay alguna forma de satisfacer a todos. Prostitutas voluntarias, víctimas de trata, feministas como tu y bueno, “individuos” como yo. Si al final no es posible, pues no es posible, que le vamos a hacer. Si al final la única solución es abolir, pues que se “abola” o como se diga. Si me tengo que quedar sin… “eso”… ¡pues me quedo, ya me las buscaré! Pero si hay algún resquicio de duda, de la posibilidad de encontrar una solución satisfactoria para la mayoría de las partes, creo que deberíamos plantearnosla, explorarla, antes de descartarla. Saldríamos todos ganando.

        ¿No…?

      • 13 octubre, 2018 a las 10:53

        Sigo sin comprender por qué incorporas mentir, engañar o violentar dentro de la definición de utilizar a alguien para tu propio placer. Si lo que quieres es no sentirte mal porque eres un nice guy que ni miente, ni amenaza, ni violenta, no cuentes conmigo para ponerle azúcar a tu conciencia. Es perfectamente factible cosificar a una persona porque no te interesas por ella como ser humano sino simplemente como un objeto para conseguir un medio, que es satisfacer tu propio placer, sin que tengan que mediar mentiras, amenazas o violencia. Quieres utilizar mujeres para satisfacer tu deseo, para obtener placer. ¿Que para lograr tu objetivo no quieres engañarlas ni violentarlas? De acuerdo, gracias, muy amable, pero no me pidas que vaya encargando una medalla. Sigues tratando a las mujeres como objetos y no como seres humanos, pero puedes estar tranquilo: nadie va a meterte en la cárcel por ello. No sé qué más me pides.

      • 18 octubre, 2018 a las 13:21

        Bueno, ahora principalmente te pedía saber como encajarías en tu esquema la posibilidad de una prostitución tal como la plantea Lilu en caso de que los hombres la aceptasen (ya que tu principal argumento contra ella era que los hombres no la aceptarían.) Lo otro… bueno, me he nublado por mis fantasmas personales, perdona.

  2. Africa Garcia
    2 octubre, 2018 a las 19:27

    Si, me convencen tus argumentos en cuanto a planteamiento de P.I.
    Muy buenas las preguntas¡.
    Pienso que así en teoría PI, y otros muchos estarían de acuerdo.
    Las contradicciones surgen cuando aterrizamos en la realidad.
    Una pregunta?
    Hacemos una propuesta al gobierno/ sociedad, que legalice el derecho a jubilación retribuída por el sistema de pensiones, para las prostitutas con x años de servicio? y con una edad en la que ya somos rechazadas en el mercado laboral?. Como no se ha venido cotizando por la tarea ejercida, no hay derecho a prestación por jubilación¡

  3. Africa Garcia
    2 octubre, 2018 a las 19:44

    A los trabajos de explotación que citas, añadiría trabajadoras domésticas, que tampoco están reconocidas en el Regimen general, se regulan por una normativa que les niega derechos que están reconocidos en otros convenios, y a las trabajadoras asistenciales en geriatría y pluridiscapacidad, dónde nunca se ha reconocido la carga de trabajo de características psíquicas y sus repercusiones en transtornos psicológicos/psíquicos, entre otros aspectos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: