Hemos dejado entrar a los fascistas en las instituciones y han empezado ejerciendo su violencia desde el primer día. PP y Ciudadanos han contribuido a blanquear al fascismo. Ahora tenemos al fascismo en las instituciones. La violencia no depende del contexto en sí: es un fallo del grupo. Si el entorno social permite la violencia, la violencia irá a más.

Hoy se han constituido las cortes para la nueva legislatura. Hoy ha sido el primer día de VOX en el Congreso, y los diputados de ultraderecha se han estrenado liándola.

Que llegaran los primeros a las 7 de la mañana para poder sentarse en la bancada socialista y se comportaran como el matón del cole atrincherándose sin la menor cortesía parlamentaria, es una anécdota que habla de su actitud. No sorprende: han venido haciendo gala de esa misma actitud bronca durante toda la campaña, forma parte de su núcleo fundacional.

Lo preocupante es que se han dedicado a boicotear el acto de acatamiento de la Constitución de varios diputados, dando golpes, gritos y armando jaleo, porque la ideología de esos diputados no les gusta. Todo un ejemplo de su compromiso democrático, desde el minuto 1.

Albert Rivera ha presentado una cuestión de orden. ¿Por el comportamiento de VOX? No. En apoyo al comportamiento de VOX. Junqueras ha jurado acatar la constitución a la vez que se autodefinía como preso político, entre los gritos, golpes y abucheos de la ultraderecha. Y a Albert Rivera tampoco le ha gustado que se defina como preso político en el Congreso y ha querido vetar esa expresión. Mientras los diputados de ultraderecha lo han hecho silenciando a los diputados por la vía expeditiva, el líder de Ciudadanos ha intentado hacer lo mismo por la vía formal.

Misma intención, diferentes métodos.

Aún no se habían cerrado las urnas y empezado a contar los dos millones y medio de votos que obtuvo VOX, y ya os recomendaba que le dijerais adiós a la convivencia y la cohesión social, porque acababan de volar por los aires. Solo han hecho falta unos minutos de la primera sesión del Congreso para dejar claro que no me equivocaba.

Hemos dejado entrar a los fascistas en las instituciones y han empezado ejerciendo su violencia desde el primer día. PP y Ciudadanos han contribuido a blanquear al fascismo. Ahora tenemos al fascismo en las instituciones. Si el entorno social permite la violencia, la violencia irá a más.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5.438 suscriptores