Este texto es un ejercicio para la asignatura de Sistema Político Español en el marco de la reflexión sobre los populismos y sus efectos sobre el sistema democrático. El marco de la reflexión es este artículo de Piedras de Papel sobre el retrato del político populista.

Se nos plantea la pregunta de si la presencia de líderes populistas es buena o mala para el sistema, y leyendo el artículo no puedo responder y llegar a una conclusión que esté exenta de mis propios prejuicios y sesgos, porque me falta información.

En el artículo referenciado de Piedras de Papel, los autores Ferran Martínez i Coma y Alessandro Nai trazan un retrato robot del político populista, pero para determinar si su presencia es positiva o negativa para el sistema, lo que necesitamos es valorar el efecto que tiene su presencia (y la atención mediática que recibe, y el tratamiento que se le da en los medios de comunicación) sobre el clima político.

Más que una respuesta sobre si la presencia de líderes populistas es positiva o negativa para el sistema, el artículo me suscita una serie de preguntas:

¿Incentivan estas personalidades la participación y el interés de la ciudadanía? ¿O hacen aumentar el desencanto y la desconexión con el sistema, promoviendo así que aumente la abstención?

Parar responder a esta pregunta, he acudido a la Wikipedia y he elaborado un cuadro con los porcentajes de participación electoral de los últimos 30 años para las elecciones generales.

Elecciones % participación Observaciones
abr-19 71,76% VOX
jun-16 66,48%
dic-15 69,67% Ciudadanos / Podemos
nov-11 68,94%
mar-18 73,85%
mar-04 75,66% 11-M
mar-00 68,71%
mar-96 77,38% Primera legislatura Aznar
jun-93 76,44%
oct-89 69,74%

 

Promedio 71,86%
Min 66,48%
Max 77,38%

 

Del análisis de los datos podemos obtener que el promedio de participación ha sido de alrededor del 72%, y que la irrupción de VOX en el panorama político (son sus líderes mediáticos en general quienes encajarían en el perfil descrito de populista) ha incrementado la participación respecto a las elecciones anteriores, si bien las últimas tres convocatorias habían suscitado un porcentaje de participación inferior a la media, siendo la convocatoria inmediatamente anterior la que menos participación ha cosechado hasta la fecha. Si consideramos a Aznar un líder populista (en mi opinión, sí encaja en el perfil descrito), también observamos cómo su presencia hace aumentar la participación electoral, siendo su primera legislatura la que mayor participación cosechó. La irrupción de Podemos y Ciudadanos en el Congreso vino precedida de un ligero aumento de participación inferior a un punto con respecto a la anterior convocatoria, y aún por debajo de la media.

Otra pregunta que me plantea es si la presencia de líderes populistas, los partidos que les dan soporte logístico, las bases que les dan su apoyo político, y los medios de comunicación que les dan cobertura mediática, conllevan un aumento del peligro palpable de que devengan en totalitarismos, o los sistemas democráticos actuales tienen unas instituciones lo bastante fuertes, con su sistema de contrapesos (checks & balances) bien establecidos y unas reglas del juego lo bastante claras como para depurar estos elementos en poco tiempo y conjurar el peligro de involución. Para esto creo que no tenemos respuestas todavía, aunque sí creo que la política de dinamitar los consensos y cuestionar las reglas del juego son un precedente poco halagüeño.

El artículo expone que los líderes populistas se presentan contraviniendo las normas sociales, culturales y políticas, y que el estilo de los populistas consiste, por definición, en transgredir, exagerar, provocar (Martínez i Coma & Nai, 2019). La clave, bajo mi punto de vista, es: ¿hasta qué punto el sistema les permite llevar a cabo esa transgresión, más allá de un ejercicio retórico de excesos verbales en un alarde testosterónico de turbomacho con más imagen que contenido? ¿Y hasta qué punto devalúan los valores como la tolerancia hacia otros puntos de vista, el respeto por las reglas del juego o la ética, mientras promueven la agresividad como mecanismo para resolver los conflictos por encima de la concordia? ¿Hasta qué punto una minoría activa tiene capacidad para dinamitar los consensos y cuestionar las reglas del debate democrático? Citando a Carlos Hidalgo, «la democracia es como las hadas: si no crees en ella, se muere».

Otra característica de los populismos descrita en el artículo de referencia es que movilizan a sus bases y logran una conexión emocional con su electorado. Un electorado que, a la vista de los datos expuestos más arriba, se encontraba instalado en el abstencionismo y en la alienante idea de que “todos son iguales”. Probablemente eso explica el trasvase de votos hacia VOX procedentes del primer Podemos que huía de la autoubicación en el eje izquierda/derechas y buscaba un nuevo esquema de ubicación política entre “los de arriba” y “los de abajo” (Moreno, 2014). De los votantes de VOX en las elecciones de abril, un 11,25% había votado a Podemos en las anteriores elecciones (Villalonga, 2019). Un electorado minoritario (aproximadamente unas 300.000 personas), poco formado políticamente en las normas y procesos democráticos, ideológicamente posicionado fuera del tradicional eje izquierda/derecha en el que no se sienten representados, probablemente porque es una retórica que les suena desfasada, y se encuentran a sí mismos desamparados y a la búsqueda de un líder carismático que les diga que va a solucionar todos sus problemas sin que tengan que mover un dedo ni preocuparse de las dificultades, porque todo se arregla o bien “con voluntad política” o bien “con dos cojones”, que al fin y al cabo viene a ser lo mismo: un ejercicio de voluntarismo que prescinde de los procedimientos.

Bibliografía

Martínez i Coma, F., & Nai, A. (4 de abril de 2019). Retrato del político populistaq. Obtenido de Piedras de Papel,en eldiario.es: https://www.eldiario.es/piedrasdepapel/Retrato-politico-populista_6_938666125.html

Moreno, M. (11 de noviembre de 2014). Los de arriba y los de abajo. Obtenido de El Plural: https://www.elplural.com/comunicacion/los-de-arriba-y-los-de-abajo_33872102

Villalonga, C. (2 de febrero de 2019). De dónde vienen los votos de Vox. Obtenido de La Vanguardia: https://www.lavanguardia.com/politica/20190202/46157517303/trasvase-votos-vox-barometro-cis.html

Wikipedia. (5 de octubre de 2019). Elecciones en España. Obtenido de Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Elecciones_en_Espa%C3%B1a

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 5.440 suscriptores