Hace unos días dije que no me cabía ninguna ida de que el CNI está usando drones para recopilar datos acerca del seguimiento del confinamiento en cada nucleo urbano durante el estado de alarma, y los conflictos sociales que está generando.

Una socióloga confinada. DÍA 5 (jueves). Legitimidad democrática

Bueno, pues me quedé corta, no solo están usando drones: también están utilizando nuestros móviles y el análisis de textos en redes sociales. Los drones los están usando en Mesina. Y en Sabadell, en Parets del Vallès

Esta tecnología de rastreo utilizando datos de telefonía para hacer seguimiento de los movimientos de la población no es nueva, no es ningún secreto ni tampoco algo exclusivo de dictaduras como China. El verano pasado, El País publicó un artículo sobre un estudio de población referido a los lugares de veraneo preferidos de los españoles, tomando su lugar de residencia habitual como referencia. Dónde veranean los españoles de barrios ricos y los de barrios pobres, desglosados por provincias.

No me entendáis mal: cero problema en que el CIS utilice cualquier método a su alcance para la recopilación de datos de carácter sociológico. Para eso está. Lo problemático no es el que el Centro de Investigaciones Sociológicas haga estudios sociológicos; lo problemático es que el uso que el Centro Nacional de Inteligencia le puede dar a esos datos, que presumo convenientemente anonimizados aunque igual estoy pecando de ingenua.

Me encantaría que el CIS hiciera públicos los datos, me interesan a nivel agregado, las tendencias que ponen de manifiesto. Lo preocupante, como digo, es el uso que se le pueda dar a nivel político a datos tan sensibles como el comportamiento de la ciudadanía durante una crisis sanitaria de estas dimensiones y durante el estado de alarma, cuando más vulnerables nos sentimos.

PD: Recordad que cuando en los medios de comunicación de masas le dan bola a determinados discursos, no es porque digan «verdades como puños». Es porque son útiles al sistema.

Autor: Antonio Mora
Autor: Antonio Mora

Serie completa:

Una socióloga confinada. DÍA 1 (domingo). Incertidumbre

Una socióloga confinada. DÍA 2 (lunes). Control social

Una socióloga confinada. DÍA 3 (martes). Performance espontáneas

Una socióloga confinada. DÍA 4 (miércoles). Seguridad y sensación de control

Una socióloga confinada. DÍA 5 (jueves). Legitimidad democrática

Una socióloga confinada. DÍA 6 (viernes). Capital social y religión

Una socióloga confinada. DÍA 7 (sábado). Disciplina y otras áreas de análisis

Una socióloga confinada. DÍA 8 (domingo). Metodología

Una socióloga confinada. DÍA 9 (lunes). Tolerancia social a la violencia

Una socióloga confinada. DÍA 10 (martes). La importancia de la comunidad

Una socióloga confinada. DÍA 11 (miércoles). La Gestapillo de balcón desde un punto de vista sociológico

Una socióloga confinada. DÍA 12 (jueves). Recolección de datos sociológicos

Una socióloga confinada. DÍA 13 (viernes). Una sociedad sin ritos

Una socióloga confinada. DÍA 14 (sábado). La dimensión económica

Una socióloga confinada. DÍA 15 (domingo). Un brazalete azul para distinguir a «los buenos» de «los malos»

Una socióloga confinada. DÍA 16 (lunes). Hipótesis de trabajo y marco teórico

Una socióloga confinada. DÍA 17 (martes). La importancia del frame

Una socióloga confinada. DÍA 18 (miércoles). Propuestas encaminadas a una renta básica universal

Una socióloga confinada. DÍA 19 (jueves). Coronavirus y clase social

Una socióloga confinada. DÍA 20 (viernes). El tratamiento a la tercera edad

Una socióloga confinada. DÍA 21 (sábado). El miedo como mecanismo de control social

Una socióloga confinada. DÍA 22 (domingo). Todos somos héroes

Una socióloga confinada. DÍA 23 (lunes). ¿Por qué lo llaman «renta básica» cuando quieren decir «subsidio temporal»?

Una socióloga confinada. DÍA 24 (martes). La mascarilla como burka laico

Una socióloga confinada. DÍA 25 (miércoles). Sobre la estadística de prevalencia epidemiológica

Una socióloga confinada. DÍA 26 (jueves). Datos estandarizados

Una socióloga confinada. DÍA 31 (martes). Obediencia o protección. La estrategia del pie en la puerta

Una socióloga confinada. DÍA 34 (viernes). «Gracias por tu labor en el hospital/súper, pero no queremos que vivas aquí mientras dure la pandemia»

Una socióloga confinada. DÍA 37 (lunes). Cómo combatir los bulos

Una socióloga confinada. DÍA 40 (jueves). La chaqueta de Zara de Pablo Iglesias y el poder transformador de las emociones