Igual es ir contracorriente, pero pienso que el problema no son los bulos. Los bulos son la consecuencia de una práctica social heredada: «no te metas en política».

Del «tú no te metas en política» hemos evolucionado (por decirlo de algún modo) a «yo de política no entiendo«, «a mí la política no me interesa«, «todos son iguales«, «todos roban/todos miran por su propio interés«. Y de esa falta de interés por lo público tenemos una sociedad que desconoce los mecanismos institucionales más básicos, que se informa poquísimo, que apenas lee prensa, que apenas lee en general, que se queda con un titular descontextualizado o tendencioso y ya le vale para forjarse una opinión que considera igual de válida que cualquier otra.

Y así se logra una sociedad que, cuando se indigna, resulta fácilmente manipulable, carne de bulos, porque es incapaz de distinguir una fuente fiable de un cantamañanas, porque «lo han dicho en la tele» es fuente de autoridad. Los bulos son la manifestación de una práctica cultural consistente en alejar a la ciudadanía de la política.

Igual es tarde ya para ponerle remedio en una generación socializada en el «tú no te metas en política», pero la generación más politizada de la historia, quienes participamos del 15M, igual sí tenemos algo que decir al respecto. No sé cómo, pero tengo claro que la respuesta a este comportamiento no puede venir (solo) de la ley, atajar los bulos y las fake news requiere una respuesta social.

Un ejemplo es esta pregunta que le plantean a Fernando Simón, y que responde con sorpresa. Parece una pregunta estúpida, pero no lo es. Pensad en el trasfondo que contiene: purita conspiranoia.

¿Cómo se explica que haciendo mas test haya menos contagios! ¡¡EL GOBIERNO MIENTE, NO DA CIFRAS REALES!! ¡¡MANIPULACIÓN!!

La respuesta social vendría a ser, en lugar de quedarnos callados y dejarlo pasar, contestar al que comparte info de ese estilo: Llevamos casi 40 días encerrados, ¿tú eres tonto? ¿No te da vergüenza que te cuelen bulos tan obvios? A mí me daría vergüenza. Y encima contribuyes a difundirlos, ¿es que nos tomas por tontos a los demás?

Serie completa:

Una socióloga confinada. DÍA 1 (domingo). Incertidumbre

Una socióloga confinada. DÍA 2 (lunes). Control social

Una socióloga confinada. DÍA 3 (martes). Performance espontáneas

Una socióloga confinada. DÍA 4 (miércoles). Seguridad y sensación de control

Una socióloga confinada. DÍA 5 (jueves). Legitimidad democrática

Una socióloga confinada. DÍA 6 (viernes). Capital social y religión

Una socióloga confinada. DÍA 7 (sábado). Disciplina y otras áreas de análisis

Una socióloga confinada. DÍA 8 (domingo). Metodología

Una socióloga confinada. DÍA 9 (lunes). Tolerancia social a la violencia

Una socióloga confinada. DÍA 10 (martes). La importancia de la comunidad

Una socióloga confinada. DÍA 11 (miércoles). La Gestapillo de balcón desde un punto de vista sociológico

Una socióloga confinada. DÍA 12 (jueves). Recolección de datos sociológicos

Una socióloga confinada. DÍA 13 (viernes). Una sociedad sin ritos

Una socióloga confinada. DÍA 14 (sábado). La dimensión económica

Una socióloga confinada. DÍA 15 (domingo). Un brazalete azul para distinguir a «los buenos» de «los malos»

Una socióloga confinada. DÍA 16 (lunes). Hipótesis de trabajo y marco teórico

Una socióloga confinada. DÍA 17 (martes). La importancia del frame

Una socióloga confinada. DÍA 18 (miércoles). Propuestas encaminadas a una renta básica universal

Una socióloga confinada. DÍA 19 (jueves). Coronavirus y clase social

Una socióloga confinada. DÍA 20 (viernes). El tratamiento a la tercera edad

Una socióloga confinada. DÍA 21 (sábado). El miedo como mecanismo de control social

Una socióloga confinada. DÍA 22 (domingo). Todos somos héroes

Una socióloga confinada. DÍA 23 (lunes). ¿Por qué lo llaman «renta básica» cuando quieren decir «subsidio temporal»?

Una socióloga confinada. DÍA 24 (martes). La mascarilla como burka laico

Una socióloga confinada. DÍA 25 (miércoles). Sobre la estadística de prevalencia epidemiológica

Una socióloga confinada. DÍA 26 (jueves). Datos estandarizados

Una socióloga confinada. DÍA 31 (martes). Obediencia o protección. La estrategia del pie en la puerta

Una socióloga confinada. DÍA 34 (viernes). «Gracias por tu labor en el hospital/súper, pero no queremos que vivas aquí mientras dure la pandemia»

Una socióloga confinada. DÍA 37 (lunes). Cómo combatir los bulos

Una socióloga confinada. DÍA 40 (jueves). La chaqueta de Zara de Pablo Iglesias y el poder transformador de las emociones