Respondiendo preguntas neomachistas #2: ¿Por qué decís que todos los hombres somos violadores en potencia?

Queridos neomachistas, os veo muy perdidos, con muchas dudas sobre feminismo, sobre las feministas, sobre lo que defendemos. Os perdéis en los matices y os quedáis en los argumentos de brocha gorda, así que voy a intentar aclararos algunos conceptos, a ver si así logramos entendernos de una vez. ¿Por qué decís que todos los hombres somos violadores en potencia?

Seguir leyendo...
Ilustradora: Malika Favre

Respondiendo preguntas neomachistas #1: ¿Las feministas odiáis a los hombres?

¿Las feministas odiáis a los hombres? Rotundamente NO. Las feministas no odiamos a los hombres. Pero tampoco les adulamos gratuitamente, les cuestionamos igual que nos lo cuestionamos TODO lo que nos rodea y TODO lo que hemos aprendido. Y eso implica que también vamos a poner en cuestión cosas que tú has aprendido, que tienes completamente asumidas y que te parecen naturales. Ese cuestionárnoslo todo, cuando afecta a los hombres, algunos lo confunden con misandria. Tienes dos opciones:

Seguir leyendo...

Píldoras dominicales #13

Recopilación semanal de temas que me parecen interesantes. Anna Grzelewska llevó a cabo por largo tiempo un ejercicio crítico y de experimentación visual que consistió en retratar a su propia hija en ese áspero juego de ilusiones, representaciones, deseos y decepciones desoladoras que envuelve la adolescencia temprana. Ser perfecta. Y no sólo eso, ser bonita, seductora, feliz, complaciente, genio en la cama, emocionalmente estable y exitosa. Todo a los 13 años. | Las parejas se alejan de la igualdad cuando nace el bebé. Cómo los padres que en un principio estaban comprometidos con una crianza igualitaria, justifican su menor implicación en la crianza de sus hijos después de nacer, y las excusas que ellos ponen para escaquearse… | Hace un par de semanas, miembros del grupo ultra del Sevilla “Brillis” mostraron en el estadio de Pamplona un cartel en homenaje a “El Prenda”, en prisión por presuntamente violar a una joven en San Fermín junto a sus amigos, entre otras vejaciones a mujeres drogadas e inconscientes. Si esto no es como para meterle fuego al estadio con todos dentro, yo ya no sé.

Seguir leyendo...
Cosas que las mujeres aman oír

Lo que las mujeres aman oír Vs. lo que en realidad oyen

Veo esta foto en el muro de la Maldita Feminista Radical, y sé que la intención es compartir la indignación por el mensaje machista original, y desde luego daría tema para comentar cómo la publicidad reproduce estereotipos sexistas tan dañinos. Pero a mí hay veces que me pueden las ganas de reírme más que las de indignarme o de redactar un análisis demasiado elaborado, que el post sobre el veganismo y los TCA me ha dejado exhausta para unos cuantos días. Así que pongámosle un poco de humor al asunto. Dice el mensaje del escaparate: Cosas que las mujeres aman escuchar…

Seguir leyendo...
Autora: Connie Cann

Por qué creo que el veganismo y los trastornos de la conducta alimentaria tienen mucho en común (y @locarconio también lo cree)

Empecé a fijarme en que todas las mujeres veganas que yo conozco padecen o han padecido algún trastorno de la conducta alimentaria. Una es mala suerte, dos es coincidencia, tres o más es un patrón. Y comencé a darle vueltas al tema. Bajo mi punto de vista, una unidad médica que trata pacientes con trastornos de la conducta alimentaria es lógico que no autoricen una dieta vegana. Estamos hablando de personas que tienen un problema de control que derivan hacia su relación con la comida restringiendo aquello que consumen como forma de tomar el control en sus decisiones, así que parece obvio que se centren en tratar el problema de fondo

Seguir leyendo...

El violador “rehabilitado”

Este es un análisis de la entrevista al mayor violador en serie de la historia criminal de España, quien dice estar rehabilitado porque asume lo que hizo (“cometer un error”) y que no necesita medicación ni castración química, que es capaz de controlarse y de frenarse. Porque sí, porque él lo dice y punto. Una entrevista vomitiva publicada por el diario El Español para rehabilitar la imagen de un criminal condenado a 514 años de prisión de los cuales tan solo ha cumplido 20, que ha vuelto a su pueblo y que pese a decirse rehabilitado lo cierto es que ni asume lo que hizo, ni se le aprecia arrepentido, ni tiene intención de poner medidas para no volver a hacer lo que hizo durante 9 años.

Seguir leyendo...