Autora: Silvia Pelissero, aka Agnes Cecille

Píldoras dominicales #12: Manual para ser un buen machitroll

Desde mayo sin publicar las píldoras dominicales, con lo que me gustaba esta recopilación de cositas que encuentro y que me apetece compartir. Hoy os traigo el Manual para ser un buen machitroll de Aliza Díaz, que es tan bueno que no me gustaría que se perdiera si otra le vez le vuelven a reportar la cuenta, como le lleva ocurriendo desde hace semanas.

Seguir leyendo...

Amargadas, resentidas y llenas de odio #CensuraMachuna

‪Dicen que las feministas estamos amargadas, resentidas y llenas de odio.‬ Curioso porque yo no he visto más amargura, resentimiento y odio que en los grupos de misóginos‬. Es entrar en foros como burbuja o misandria y te das cuenta de que todo ese resentimiento y odio contra las mujeres solo es la forma que tienen de gestionar su soledad

Seguir leyendo...

Homeopatía, anti-vacunas, masculinismo

Los masculinistas tienen mucho en común con los fans de la homeopatía y con el movimiento anti-vacunas: frente a informes y estadísticas de la ONU, del Instituto Nacional de Estadística (INE), del Ministerio que corresponda (salud, igualdad, bienestar social, interior…) o del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), ellos muestran informes de dudosa solvencia, cuestionable metodología y autoría desconocida aunque

Seguir leyendo...
Autora: Zena Holloway

Cuando tienes que recurrir a un abogado para callar a una bloguera

Cuantísimo tiempo y energía me hacen perder con sus mierdas. ¿Os dais cuenta de que todo este jaleo es únicamente porque quería que me dejaran en puto paz después de año y medio aguantando? 1. Octubre 2014 2. Septiembre 2015 3. Marzo 2016 (1 y 2) Ya está bien, ¿no? Después de año y medio aguantando, YA ESTÁ BIEN 😡 No

Seguir leyendo...

¿Es eficaz la LIVG para erradicar la violencia de género? 2a parte: Resultados de las denuncias

En la primera parte de este grupo de artículos pudimos observar la tendencia a la baja de las órdenes de protección concedidas. Es decir: cada vez hay más mujeres que denuncian, solicitan orden de protección, y la Administración de Justicia no estima que el peligro que corran sea tan grave como para tomárselo en serio. Cada vez hay un mayor

Seguir leyendo...