Salir del armario: Mis confesiones antifeministas. Placeres culpables

Pese a la fama de feminazi loca amputapenes que se me atribuye en ciertos círculos, soy una persona normal con mis incoherencias, mis momentos de “que paren el mundo que me bajo”, y mi pequeña colección de placeres culpables. Como todo el mundo. Aquí van unos cuantos por los que me quitarían el carnet de feminista y tendría que hacer

Seguir leyendo...