precariedad

Pobreza, juventud, movilidad y medio ambiente

“El modelo de tenencia de vehículos “ha cambiado” porque muchos jóvenes no se compran un coche y optan por opciones de modalidad compartida”. Janet Sanz, teniente de alcalde de Urbanismo y Movilidad del ayuntamiento de Barcelona Y tiene razón, los jóvenes ya no tienen coche en propiedad, pero no porque no quieran, sino porque no tienen un puto duro. Porque entre el paro en menores de 30, sueldos de miseria de quienes sí tienen trabajo, contratos precarios que impiden hacer planes a medio-largo plazo, y los precios abusivos de la vivienda, la juventud actual difícilmente llega a final de mes cuando consigue emanciparse, normal que ni se planteen meterse en la letra de un coche y además mantenerlo (seguro, impuestos, […]

Trabajo no remunerado y división sexual del trabajo

La tesis de la familia simétrica de Young y Wilmott es una teoría extremadamente simplista y pobre de matices que presupone una simetría en las relaciones familiares a partir del momento en que la incorporación masiva de la mujer al mercado laboral implica que el hombre pase a realizar más actividades domésticas. Sin embargo, esta teoría no tiene evidencia empírica contundente que la avale. De lo que sí hay evidencia empírica y estadística abundante es que la incorporación de la mujer al trabajo remunerado ha supuesto una doble jornada laboral (en ocasiones triple cuando en esta se incluye también el cuidado a personas dependientes), y duplicado la carga de responsabilidad, mientras que la incorporación de los hombres al trabajo reproductivo no se ha producido a la misma velocidad.

Trabajo remunerado, precariedad y vigencia actual del discurso emprendedor

1 comentario

Los medios de comunicación se encargan de repetir, una vez más, el mismo mensaje promovido desde el poder económico desde la anterior crisis de 2008: emprende. Ya en 2008-2010 la filosofía del discurso emprendedor como única alternativa frente a la crisis llevó a la ruina a miles de personas que capitalizaron el paro para emprender su propio negocio sin preparación, ni habilidades, ni aptitudes ni conocimientos. Gente que perdió la escasa protección social que tenía y a quienes se puede culpar individualmente del fracaso de sus proyectos empresariales, obviando los factores estructurales que les condujeron a esa situación, y engordando así el ejército del precariado con una situación económica límite, deseosos de volver a la protección del trabajo por cuenta ajena a cambio de unas condiciones económicas y laborales mucho peores que las que tenían antes de la crisis.

¿Por qué y para qué utilizamos cookies? Como cualquier otro medio o página web, utilizamos cookies para que todo funcione correctamente, desde las estadísticas globales de las noticias hasta la publicidad personalizada. Saber más...

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar