Hasta que no ha venido un hombre a explicarme mi propio texto, no he entendido lo que yo misma había querido decir con lo que he escrito.

Pues gracias, supongo.