Documental Los padrotes, los «chulos» de México. Análisis con perspectiva de género

Se trata de un documental de apenas 10 minutos que expone de forma muy resumida cómo actúan los chulos en Mexico para captar, engañar y mantener en el negocio prostituyente a las mujeres más vulnerables.

No todas las víctimas del negocio prostituyente han sido sometidas mediante coacción y violencia, urge un análisis con perspectiva de género que huya de la clásica dicotomía que establece que prostitución libre es toda la que no es forzada mediante violencia, y que prostituta libre es toda la que no ha sido forzada mediante trata con objeto de explotación sexual, y la explicación que da uno de estos «padrotes» lo expone en toda su crudeza.

¿De dónde vienen las mujeres que caen en sus redes? Buscan mujeres emocionalmente tocadas, que han sufrido abusos en sus entornos familiares y afectivos, y que por lo tanto se encuentran en un situación especialmente vulnerable.

Así lo describe el padrote del documental:

Siempre se busca a aquella persona que está siendo despreciada en su familia, que tiene escasez en su pueblo, que ha sido maltratada por el padrastro o por el papá o por la mamá, y como padrote siempre llega uno en el momento adecuado para poder capturar a la víctima.

«No hay nada más fácil que engañar a una mujer que tiene su autoestima por el suelo«. Esa es la primera frase del documental de BBC Mundo sobre Los Garfias, esta familia que prostituyó mujeres durante 8 años en Mexico.

¿Cómo logran que estas mujeres entren en la prostitución? «Las llevábamos a bailar, les hablábamos bonito«, cuenta. Las seducen (él dice «las enamoran») y ellas confían ciegamente. Entran en la prostitución creyendo ser libres y estar sacando a su familia adelante, cómo influyen los estereotipos de género en las posibilidades que se nos ofrecen y cómo reaccionamos condicionadas por lo que se espera de nosotras.

Tú pudiste haber evitado que te pegaran si hubieras trabajado más, si hubieras traído más dinero. La culpable eres tú.

Dice el padrote. ¿No os suena?

Ella viene enamorada, y como mujer siempre lo dan todo. Ella era capaz de dar hasta su cuerpo por sacar adelante al novio sin saber que estaba siendo tratada o prostituida por un padrote.

Como mujeres siempre lo dan todo. Duele escuchar cómo son conscientes de esa socialización que nos impone a las mujeres renunciar incluso a nosotras mismas en apoyo a los demás, ese amor romántico que en realidad es una cárcel para las mujeres.

También resulta revelador el momento del vídeo en el que el padrote rememora su propia historia familiar y recuerda cómo su madre acabó alcoholizada y su familia pasó mucha miseria, pero él no se dedicó a la prostitución masculina: se dedicó a la mendicidad. Porque para los hombres, el recurso a la prostitución masculina en situaciones de pobreza no es una opción dentro del abanico de posibilidades a las que puede recurrir, como sí lo es en el caso de las mujeres, y eso también tiene que ver con nuestra diferente socialización diferenciada.

Teníamos que vernos fuertes, malos, agresivos. Para que no nos vieran tan débiles y ellas nos controlaran a nosotros.

Una socialización marcada por unos fuertes estereotipos de género en una sociedad como la mexicana, asumida de forma acrítica, actuando junto a un substrato personal previo muy marcado por los abusos sexuales, emocionales, físicos y económicos da como resultado mujeres que responden de una forma previsible a unos estímulos concretos que son utilizados en beneficio del lobby proxeneta para sus propios fines.

Todo esto nos revelan algo que vengo insistiendo desde hace tiempo en cada charla que me piden: que no todos los medios de control social son de tipo coactivo (leyes, cárcel, multas, policía…).

Una educación con una perspectiva feministra transversal es un primer paso para que las niñas del futuro no repitan los roles aprendidos y se conviertan en jóvenes vulnerables y potenciales víctimas de los depredadores que alimentan un negocio mundial basado en los abusos a mujeres. Una revisión crítica de los roles de género y un cuestionamiento de los patrones aprendidos dota a las mujeres de hoy de las herramientas apropiadas para enfrentarse a estas dinámicas de poder y salir airosas de ellas, o al menos sin poner en peligro su integridad física y emocional.

Los padrotes forma parte del documental Explotadas por Amor sobre la trata de mujeres en Mexico, y creo que vale la pena prestarle atención.

Referencias:

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 6.049 suscriptores

Jessica Fillol

Me llamo Jéssica, nací en el 81 y vivo en Barcelona. He estudiado Marketing y Ciencias Sociales. Meto la pata con frecuencia y no me duele cambiar de opinión. Un poco demasiado feminista según casi todos los hombres que conozco. Me ponen de mal humor los lunes sin café, los que comparten su música del móvil con todo el mundo por no usar unos malditos auriculares, los hombres machistas, las mujeres machistas, la gente que fuma sin preguntar si molesta, y las personas que creen que la ignorancia y la estupidez son cualidades admirables.

Ver todas las entradas de Jessica Fillol →

Un pensamiento en “Documental Los padrotes, los «chulos» de México. Análisis con perspectiva de género

Puedes aportar tu opinión (con educación) aquí:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Por qué y para qué utilizamos cookies? Como cualquier otro medio o página web, utilizamos cookies para que todo funcione correctamente, desde las estadísticas globales de las noticias hasta la publicidad personalizada. Saber más...

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar