Antes, cuando pensaban que las tres derechas sumaban, todo eran delicadezas para VOX: «derecha nueva», «no nos pisemos la manguera»… Ahora, después de las elecciones generales, cuando ya se sabe que la derecha trifálica no suma junta sino que resta, ya se puede decir abiertamente que VOX es extrema derecha.

 

VOX trata a sus propios seguidores como a ganado