El auge de VOX fue posible porque su electorado percibe que votarles es gratis, que no van a negar su apoyo al PP y poner gobiernos en riesgo. Casado quiere cortar esa fuga de votos.

Respuesta breve: no.

Respuesta larga: no, Casado no ha roto con la ultraderecha, Casado quiere ser la única derecha en el hemiciclo.

El auge de VOX fue posible porque su electorado percibe que votarles es gratis, que no van a negar su apoyo al PP y poner gobiernos en riesgo. Pueden votar a VOX en protesta por el liderazgo de Casado, su errática gestión al frente del Partido Popular, si tibieza, o por el motivo que sea. Pero lo que importa al final del día, las lentejas, no las pondrán en riesgo. Por eso su electorado más ultramontano puede votar a VOX sabiendo que ese partido no pondrá en riesgo gobiernos constituidos, ni van a permitir que gobiernen partidos de izquierdas allí donde las tres derechas sumen.

Casado quiere cortar esa fuga de votos. Por eso Pablo Casado dice que su proyecto no es el de VOX, y Abascal por su parte se esfuerza tanto porque quede claro que no van a romper pactos de gobierno. Porque al final lo que busca el electorado de derechas es que gobiernen, aunque tengan que pactar con el mismísimo diablo.

Os lo digo con frecuencia, y es el criterio que me guía en cualquier análisis político: La derecha no tiene principios, tiene fines.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 6.059 suscriptores