Bulos y pervivencia social del machismo

Esta entrada es un ejercicio para la asignatura de Teoría de la comunicación en el marco de la reflexión sobre el papel de los medios de comunicación en la pervivencia de los estereotipos de género, y como contribuyen a la reproducción social del machismo por la vía de difundir bulos. Se nos pidió que redactáramos un texto orientado a una charla en un centro juvenil en el que se habían detectado actitudes machistas partiendo de conceptos propios del interaccionismo simbólico (Mead), de la perspectiva dramatúrgica (Goffman) y del socioconstruccionismo.

El papel de los medios en la reproducción social de los estereotipos de género

¿Son “neutros” los medios de comunicación desde un punto de vista social? No digo “neutrales” desde un punto de vista ideológico, digo “neutros” desde un punto de vista social. ¿Tienen algún papel en la conformación de nuestras ideas, actitudes y acciones? ¿En qué medida influyen los medios de comunicación en la opinión pública y en el tratamiento de determinados temas sensibles? ¿Constituyen un agente, digamos, “activo” a la hora de reproducir las ideas machistas dominantes en una sociedad patriarcal? ¿Hasta dónde llega su influencia?

¿Conocéis al youtuber “Inocente Duke”? En octubre del año pasado colgó un video en el que buscaba exalumnas de Pablo Iglesias para denunciarle[1] por algún tipo de comportamiento inadecuado en la relación profesor-alumna. Y hacía algunas afirmaciones en ese vídeo sobre la Ley Integral contra la Violencia de Género que son ya casi patrimonio del sentido común en nuestra sociedad que, sin embargo, son falsas. Hagamos un breve repaso:

  1. Toda denuncia de una mujer a un hombre es automáticamente violencia de género.
  2. Si una mujer te denuncia, automáticamente te meten en la cárcel.
  3. A ti como mujer no te pasará nada, aunque pongas una denuncia falsa.
  4. En el peor de los casos, lo máximo que te podría caer como mujer por poner una denuncia falsa es una multa.

Estas afirmaciones son bulos. Sin paños calientes. Son simplemente mentira. La LIVG solo contempla la violencia en las relaciones de pareja, para que te metan en el calabozo un máximo de 72 horas tienes que puntuar como riesgo extremo e inminente para la vida de la denunciante, y la pena por denuncia falsa pueden llegar a ser hasta 2 años de cárcel. Todo esto se puede comprobar haciendo una búsqueda rápida en Google, y claro, acudiendo a fuentes fiables. Sin embargo, estos bulos han tenido una gran difusión y han calado en la opinión pública, porque se sustentan sobre estereotipos machistas que tienen todavía mucha presencia en nuestra sociedad. Hasta tal punto que hay un colectivo de hombres, que se autodenominan a sí mismos bajo la etiqueta MGTOW (“Men Going Their Own Way”)[2] que han decidido renunciar voluntariamente a relacionarse con mujeres, ante el miedo que les produce la expectativa de que una relación afectiva termine en un previsible divorcio que les arruine económicamente[3] y una denuncia falsa por violencia de género que les meta en la cárcel. Es decir, tienen una expectativa negativa de la conducta de las mujeres basada en un prejuicio machista que los medios han contribuido a consolidar, y adaptan su comportamiento en función de esto. Es un buen resumen de la teoría del interaccionismo simbólico[4].

Si pensamos en el concepto “denuncias falsas”, ¿qué es lo primero que nos viene a la cabeza? Mujeres denunciando en falso a sus exparejas por violencia de género. Sin embargo, Newtral ha demostrado con datos del Consejo General del Poder Judicial que las denuncias falsas por violencia de género son el 0,01% del total[5]. En 2019, se presentaron más de 160.000 denuncias por violencia de género, ¿y sabéis cuántas resultaron ser falsas? Siete[6].

¿Por qué cuando hablamos de “denuncias falsas” automáticamente pensamos en “violencia de género”, si comparativamente hay muchas más denuncias falsas por robo de móvil, o para defraudar al seguro[7], por ejemplo?

Porque los medios de comunicación no son neutros: seleccionan la información (y por lo tanto deciden lo que queda fuera) y la manera de contarla, y la presentan en un contexto determinado que influye en cómo es decodificada por la audiencia. Para el construccionismo social, el lenguaje no es un simple reflejo de la realidad, sino que la construye: condiciona el pensamiento e influye así en nuestras actitudes y acciones. No tendremos la misma actitud hacia un chucho callejero que hacia un perrito abandonado. No tendremos la misma predisposición hacia un “MENA” que hacia un niño o adolescente solo, sin familia, en un país extranjero. Y la idea que nos llega a través de los mensajes difundidos por los medios de comunicación asocia de manera constante los conceptos “denuncias falsas” y “violencia de género”, rara vez hacen referencia a otro tipo de delitos, por lo que en la opinión pública ambos quedan unidos, del mismo modo que asocian el término “MENA” a violencia y delincuencia[8]. Desde este punto de vista, el discurso promovido por los medios de comunicación, en tanto que conductores del lenguaje hacia un público masivo, no puede tener un neutro.

¿Por qué un hombre denunciado por maltrato es “inocente hasta que se demuestre lo contrario”, mientras que una mujer que denuncia maltrato es “culpable de poner una denuncia falsa hasta que se demuestre lo contario”? ¿Por qué para culpar un comportamiento éticamente reprobable de un hombre exigimos una sentencia, y para culpar a una mujer nos basta con la mera palabra de un hombre que afirma haber sido denunciado en falso, sin sentencia al respecto? ¿Qué imagen tenemos de nosotros mismos, y qué imagen tenemos de las mujeres, y cómo influye eso en las expectativas que tenemos acerca de su comportamiento?

Y la respuesta a estas preguntas tenemos que buscarlas en los estereotipos de género. Cuando una mujer se queda embarazada, una pregunta frecuente es qué desearía que fuera el bebé, niño o niña. Y oímos decir con frecuencia que los niños son más rudos pero más nobles, mientras que las niñas son más manipuladoras… Este es el terreno en el que la influencia de los medios de comunicación florece, porque hay un substrato previo que lo posibilita. Y es que los medios de comunicación no operan en el vacío, ni en un laboratorio: están integrados en la sociedad para la que comunican y atravesados por los mismos valores culturalmente dominantes, a los que sirven de amplificador.

Sin embargo, podemos convertirnos en agentes del cambio si mantenemos una actitud crítica, si no damos credibilidad a (ni contribuimos a difundir) memes con cifras sin fuente[9] o cuentas de twitter que se dedican sistemáticamente a difundir bulos[10]. Si tenemos dudas, podemos consultar MemeCheck[11], aunque el hecho de que no incluyan la fuente fácilmente localizable ya nos debería dar una pista. Otra opción muy útil para cuando nos mandan imágenes con una clara finalidad ideológica y de las cuales desconocemos el contexto, es utilizar Google Imágenes para verificar si realmente esa imagen se corresponde con la escena que nos están describiendo (os sorprenderá comprobar en cuántas ocasiones os dicen que en esa imagen se ve a alguien haciendo algo en tal sitio, y realmente la imagen corresponde a otro lugar y fecha muy distinta). Y en caso de duda, recurrir siempre a fuentes oficiales y contrastables, y si las desconocemos, a verificadores como Newtral o Maldita Hemeroteca que nos ayudan a clarificar cuando nos están intentando colar un bulo, para no convertirnos nosotros en agentes reproductores de FAKE NEWS. Solo con que un 1% se muestre crítico puede bajar un 20% el tiempo en que una noticia falsa llegue a la mitad de la población conectada[12]. ¿Preferís ser agentes del cambio, o vais a dejar que os sigan manipulando?

Bibliografía

Agencia EFE. (12 de febrero de 2021). El PSC denuncia ante la Fiscalía al ultra Alvise Pérez por difundir una falsa PCR positiva de Illa. Obtenido de Publico.es: https://www.publico.es/politica/psc-denuncia-fiscalia-al-ultra-alvise-perez-difundir-falsa-pcr-positiva-illa.html

Baeza, L. (10 de diciembre de 2018). Santiago Abascal: “Las denuncias falsas (por violencia de género) afectan a millones de españoles”. Obtenido de Newtral: https://www.newtral.es/santiago-abascal-las-denuncias-falsas-por-violencia-de-genero-afectan-a-millones-de-espanoles/20181210/

BBC. (20 de noviembre de 2016). Los hombres que se rebelan contra «la tiranía de las mujeres» y evitan todo tipo de relación con ellas. Obtenido de BBC Mundo: https://www.bbc.com/mundo/noticias-37949136

Bernal-Triviño, A. (24 de marzo de 2018). Las ‘fake news’ que discriminan a las mujeres. Obtenido de Publico.es: https://www.publico.es/sociedad/feminismos-fake-news-discriminan-mujeres.html

Bosch, J. (26 de noviembre de 2019). Desmontemos el bulo de las denuncias falsas. Obtenido de Eldiario.es: https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/desmontemos-bulo-denuncias-falsas_129_1230550.html

Caballero, F. (13 de julio de 2020). La Policía trata de localizar a Alvise Pérez para notificarle una demanda de Manuela Carmena por difundir un bulo contra ella. Obtenido de Eldiario.es: https://www.eldiario.es/politica/policia-trata-localizar-alvise-perez-notificarle-demanda-manuela-carmena-difundir-bulo_1_6100337.html

Ejerique, R. (20 de noviembre de 2019). La sentencia contra Javier Negre concluye que se inventó la entrevista, mintió en el titular y «rayó la coacción». Obtenido de Eldiario.es: https://www.eldiario.es/sociedad/periodista-condenado-mundo-coaccion-sentencia_1_1248321.html

Facua. (4 de abril de 2021). Javier Negre cumple su condena y difunde en 6 medios la rectificación de los bulos sobre Rubén Sánchez. Obtenido de Facua.org: https://www.facua.org/es/noticia.php?Id=16644

Fillol, J. (6 de febrero de 2018). Desmintiendo bulos: ¿9.000 hombres se suicidan al año por divorcios abusivos y denuncias falsas? MENTIRA. Obtenido de JessicaFillol.es: https://www.jessicafillol.es/2018/02/desmintiendo-bulos-9-000-hombres-se-suicidan-al-ano-por-divorcios-abusivos-y-denuncias-falsas-mentira/

Fillol, J. (11 de abril de 2021). Planean una denuncia falsa contra Pablo Iglesias. Obtenido de JessicaFillol.es: https://www.jessicafillol.es/2021/04/planean-una-denuncia-falsa-contra-pablo-iglesias

Gasparyan, S. (4 de mayo de 2020). Alvise Pérez da el salto y busca sacar rédito económico del coronavirus. Obtenido de El Plural: https://www.elplural.com/comunicacion/radio-y-tv/alvise-perez-salto-busca-sacar-redito-economico-coronavirus_239074102

Hematocrítico. (6 de agosto de 2015). MGTOW : El hombre del Siglo XXI. Obtenido de Eldiario.es: https://www.eldiario.es/mientras-tanto-en-internet/mgtow-hombre-siglo-xxi_132_4269673.html

Maestre, A. (9 de junio de 2020). El Ayuntamiento de Boadilla del PP financia a Javier Negre con publicidad para su canal. Obtenido de La Marea: https://www.lamarea.com/2020/06/09/el-ayuntamiento-de-boadilla-del-pp-financia-a-javier-negre-con-publicidad-para-su-canal/

Maldito Bulo. (16 de mayo de 2019). El meme con cifras falsas o sin pruebas sobre violencia de género y doméstica que no sostienen los datos oficiales. Obtenido de Maldita.es: https://maldita.es/malditobulo/20190516/el-meme-con-cifras-falsas-o-sin-pruebas-sobre-violencia-de-genero-y-domestica-que-no-sostienen-los-datos-oficiales/

Piñeiro, M. (30 de septiembre de 2019). La vida visible de las palabras: un análisis del concepto “mena” y su uso en las redes. Obtenido de El Salto Diario: https://www.elsaltodiario.com/comunicacion/Analisis-palabra-mena-racismo

Publico.es. (7 de septiembre de 2020). Sólo siete denuncias falsas por violencia de género de las 168.057 presentadas durante 2019. Obtenido de Publico.es: https://www.publico.es/sociedad/siete-denuncias-falsas-violencia-genero-168-057-presentadas-durante-2019.html

Pueblas, D. (8 de septiembre de 2020). Javier Negre pide dinero a sus seguidores para evitar el hundimiento de su programa. Obtenido de PR Noticias: https://prnoticias.com/2020/09/08/javier-negre-pide-dinero-a-los-espectadores-para-evitar-el-hundimiento-de-su-programa/

Rodrigo Alsina, M., & Estrada Alsina, A. (2020). La perspectiva interpretativa de las teorías de la comunicación. Barcelona: UOC.

Segura, N. (4 de marzo de 2019). Eines per contrastar les fake news. Obtenido de Report.cat: https://www.report.cat/eines-per-contrastar-les-fake-news/

Sinc. (1 de marzo de 2021). Nueva herramienta para analizar la difusión de ‘fake news’ en redes sociales. Obtenido de Sinc: https://www.agenciasinc.es/Noticias/Nueva-herramienta-para-analizar-la-difusion-de-fake-news-en-redes-sociales

Soengas, G. (1 de septiembre de 2020). Qué es el MGTOW, el polémico movimiento que cada vez es más popular en Internet. Obtenido de Business Insider: https://www.businessinsider.es/mgtow-polemico-movimiento-popular-internet-708585


Notas

[1] «Planean una denuncia falsa contra Pablo Iglesias» (Fillol, 2021)

[2] No confundir con el movimiento “incel”, o célibes involuntarios quienes, como indica la etiqueta que han adoptado y por la que son conocidos, se mantienen apartados de las mujeres pero lo hacen de manera involuntaria, debido al rechazo de estas, mientras que los hombres que se identifican con la etiqueta MGTOW lo hacen de forma voluntaria y consciente, como una repuesta a lo que interpretan como “la tiranía de las mujeres” en un mundo que les discrimina por ser hombres (BBC, 2016). Según Business Insider, se trata de un movimiento cada vez más popular en internet (Soengas, 2020). Las razones para que lo sea son las que intentaremos desentrañar en esta charla.

[3] El autor Hematocrítico navegó durante semanas por el principal foro MGTOW español (ya desaparecido) y llegó a la conclusión de que este es uno de los miedos a partir de los cuales este movimiento ha construido su interacción social hasta el punto de llegar a proponer una “huelga de matrimonios” (Hematocrítico, 2015).

[4] El interaccionismo simbólico es una teoría sociológica que pone el acento sobre las interacciones sociales asumiendo que son construcciones sociales basadas en expectativas acerca del comportamiento de las personas con quienes interactuamos en nuestra vida cotidiana, y analiza el comportamiento de grupos y comunidades acerca de cómo negocian socialmente el significado del comportamiento mutuo, y cómo adaptan su comportamiento en función de esas expectativas (Rodrigo Alsina & Estrada Alsina, 2020, págs. 13-14).

[5] Datos registrados entre 2009 y 2017 y recogidos en el informe de la Fiscalía General del Estado (Baeza, 2018).

[6] Según la memoria anual que presenta la Fiscalía General del Estado, los procedimientos en los que se ha dictado sentencia condenatoria por denuncia falsa en violencia de género en todo el 2019 es el 0,0069% del total (Publico.es, 2020)

[7] «En mi experiencia personal, durante más de 15 años en distintos juzgados de instrucción, habré tramitado 7 asuntos por denuncia falsa en violencia de género. Por fijar un elemento de comparación, en el último mes habré incoado más de 20 causas relativas a denunciantes que simulan haber sufrido el robo del teléfono móvil para cobrar fraudulentamente de la compañía aseguradora. Sin duda, las denuncias falsas por violencia de género deben perseguirse con firmeza, al igual que el resto de delitos, pero también hay que verificar su escasa presencia numérica y no alentar patrañas sin fundamento.» Joaquim Bosch, magistrado (Bosch, 2019)

[8] La extrema derecha, con el apoyo de los medios de comunicación, ha convertido el concepto “MENA” (acrónimo de “Menor Extranjero No Acompañado”) en un arma para generar bulos asociándolo a violencia y delincuencia y difundir así su discurso xenófobo (Piñeiro, 2019)

[9] Algunos de los memes con datos sin fuente que han circulado por redes sociales y grupos de whatsapp con información falsa sobre violencia de género son, por ejemplo, es el que hace referencia a los «30 hombres asesinados por sus “esposas” (sic)» (Maldito Bulo, 2019), el de los más de 9.000 hombres que se suicidan cada año por culpa de divorcios abusivos (Fillol, 2018), o el de que las mujeres maltratan más a las criaturas que los hombres (Bernal-Triviño, 2018)

[10] El twittero y exasesor de Toni Cantó, Alvise Pérez, es el paradigma de este comportamiento: denunciado, entre otros, por el PSC (Agencia EFE, 2021) y por Manuela Carmena (Caballero, 2020) por difundir bulos, mantiene esta conducta de forma reiterada y persistente y es financiado por sus seguidores (Gasparyan, 2020), que premian este comportamiento. Otro ejemplo es el twittero y experiodista del diario El Mundo Javier Negre, condenado en 2019 por inventarse una entrevista a una víctima de maltrato (Ejerique, 2019) y condenado de nuevo en 2021 por difundir bulos acerca de la organización FACUA y de su director Rubén Sánchez (Facua, 2021); sin embargo, también es premiado por su audiencia mediante su programa Estado de Alarma (Pueblas, 2020) y también con publicidad institucional (Maestre, 2020).

[11] Se trata de un verificador de memes vía web y aplicación, desarrollado por la compañía PreceptMedia (Segura, 2019)

[12] Según un trabajo desarrollado por los investigadores Jesús San Martín de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Fátima Drubi de la Universidad de Oviedo y Daniel Rodríguez Pérez de la UNED, que han desarrollado un modelo matemático para analizar la velocidad a la que se transmiten los bulos y la influencia que tienen los individuos críticos para cortocircuitarlo (Sinc, 2021).

Me llamo Jéssica, nací en el 81 y vivo en Barcelona. He estudiado Marketing y Ciencias Sociales. Meto la pata con frecuencia y no me duele cambiar de opinión. Un poco demasiado feminista según casi todos los hombres que conozco. Me ponen de mal humor los lunes sin café, los que comparten su música del móvil con todo el mundo por no usar unos malditos auriculares, los hombres machistas, las mujeres machistas, la gente que fuma sin preguntar si molesta, y las personas que creen que la ignorancia y la estupidez son cualidades admirables.

Puedes aportar tu opinión (con educación) aquí:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.