La infidelidad como síntoma

“Si tenían como objetivo destruir un matrimonio, lo han conseguido”

Antonio David Flores

El pichabrava infiel nunca admite su responsabilidad. La culpa siempre es de otro/a. «Mi mujer no me entiende», «no me da lo que necesito», «es que ella me tentaba y claro, uno no es de piedra», otras veces es el alcohol el que le nubla la mente, y ya nivel PRO es «los medios han intentado destruir mi matrimonio».

Todo el mundo tiene la culpa, menos él, que es incapaz de mantener la polla dentro de los pantalones.

La infidelidad no es una causa: la infidelidad es UN SÍNTOMA. El problema no es un desliz, el problema es la falta de honestidad y de madurez para reconocer los propios errores.
Y ya para nota es una sociedad que los disculpa A ELLOS por su falta de honestidad y de madurez, mientras a ellas que no le deben compromiso a nadie se las acusa públicamente de zorras rompehogares.

Y conste que no voy a ser yo quien defienda a la que se lía con un tío casado y espera que a ella le sea sincero. A la que ha engañado es a su mujer. A ti te habrá mentido, pero engañarte te has engañado tú sola.

🚩🚩🚩 Red flag 🚩🚩🚩

«No creo en la monogamia» cuando lo que quiere decir en realidad es que es incapaz de cuidar una relación con honestidad y responsabilidad afectiva.

Me llamo Jéssica, nací en el 81 y vivo en Barcelona. He estudiado Marketing y Ciencias Sociales. Meto la pata con frecuencia y no me duele cambiar de opinión. Un poco demasiado feminista según casi todos los hombres que conozco. Me ponen de mal humor los lunes sin café, los que comparten su música del móvil con todo el mundo por no usar unos malditos auriculares, los hombres machistas, las mujeres machistas, la gente que fuma sin preguntar si molesta, y las personas que creen que la ignorancia y la estupidez son cualidades admirables.

Puedes aportar tu opinión (con educación) aquí:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.