Etiqueta: ciencias sociales

¿Cumplen los medios de comunicación del siglo XXI con su función?

Bien, las preguntas que cabe plantearse para formarnos una opinión sobre el papel que cumplen los medios de comunicación en nuestras sociedades actuales son del tipo: ¿es la prensa actualmente un auténtico contrapoder que legitime su estatus en nuestro sistema democrático? ¿O más bien sirve de correa de transmisión de los discursos dominantes? ¿Pueden realmente denominarse “prensa libre” sin faltar a la verdad unos menos de comunicación masivos atravesados por intereses políticos y económicos que comprometen su viabilidad y la propia supervivencia de estos medios? Una pista acerca de las respuestas a estas preguntas nos dará lo lejos que llegó la iniciativa “sin preguntas no hay cobertura” (Público, 2011), cuando directores de varios medios de comunicación denunciaron la práctica cada vez más habitual por parte de los políticos de dar ruedas de prensa sin permitir preguntas de la prensa. Pese a que la iniciativa surgió de las máximas instancias en el organigrama de los propios medios de comunicación, no prosperó y se siguió dando cobertura al discurso de políticos y gobierno mediante ruedas de prensa donde la propia prensa no podía ejercer su labor delegada por la ciudadanía de fiscalización y por tanto de investigación e información veraz; sin embargo, para las funciones de manipulación informativa, de control social y de reproducción cultural, los medios resultan perfectamente funcionales al sistema.

Pluralismo político, participación ciudadana y estratificación social

¿Es adecuado poner límites al pluralismo político en aras de la gobernabilidad? Si planteáramos esta cuestión en el marco de la ciencia política, la respuesta iría orientada hacia el diseño institucional, los efectos de aumentar el umbral para obtener representación parlamentaria en las convocatorias electorales, o la comparación sobre la estabilidad y duración de los gobiernos de coalición frente a gobiernos monocolor. Pero en el contexto de la teoría política, se hace necesario una aclaración conceptual previa sobre el significado de los términos “gobernabilidad” y “pluralismo”, del mismo modo que para dar respuesta a la cuestión se requiere un acuerdo previo acerca de los valores deseables: ¿damos más valor a la estabilidad política en aras de la gobernabilidad, o estimamos como más deseable la representatividad política de la complejidad de las sociedades actuales? Responder a estas cuestiones normativas no es tarea sencilla, y probablemente la ideología oriente las posibles respuestas.

El discurso proxeneta en el temario evaluable de la UOC

He revisado los materiales adicionales que la consultora Mireia Gallardo ha aportado para que sigamos trabajando el tema del «trabajo sexual» (sic) en la asignatura de la UOC de «Globalización… Leer más »

Una revisión crítica sobre la prostitución. Lo que el regulacionismo no te cuenta

Reescribo mi intervención en el foro de la asignatura Globalización y Movimientos Migratorios, por petición expresa de la consultora Mireia Gallardo bajo amenaza de suspender la asignatura. Me resulta muy… Leer más »

¿Es la prostitución «un trabajo como otro cualquiera»?

El lenguaje nunca es neutral, y desde una perspectiva socioconstruccionista no podemos negar el impacto que tiene el lenguaje en la construcción del imaginario colectivo. Siempre lo expongo con el… Leer más »

Prostitución: cuando la universidad legitima la explotación sexual

«El trabajo masculino es la norma en la que difícilmente encajan el trabajo doméstico y el trabajo sexual (sic), familiarmente denominados servicio doméstico y prostitución, porque en realidad lo que encaja mal en el sistema es el reconocimiento y la valoración del trabajo emocional realizado por las mujeres, el trabajo de cuidado formal e informal, mercantilizado o libremente entregado (producción afectivo-sexual).»

Quienes hemos superado relaciones caracterizadas por la violencia de género algunos argumentos nos los tenemos ya bastante trabajados, entre ellos el chantajito emocional del pobre hombre triste y solitario al que nadie quiere y por eso paga por sexo.

Anti-influencers y aporofobia: Por qué triunfan los contenidos de la Reina del Brillo, Ramón, Perro Viejo y el resto de la pandilla de Vallecas

Cuando cuestionamos los productos de ocio audiovisual, solemos enfocarnos en contenidos pensados para un público masivo, producido y promocionado por grandes corporaciones. Sin embargo, el contenido amateur realizado por sus propios protagonistas reales y en teoría al margen de la gran industria capitalista, también puede ser altamente problemático.

Youtube, género y consumo

      2 comentarios en Youtube, género y consumo

En el caso particular de Youtube, la diferencia de género respecto tanto a las audiencias como la generación de contenidos se paradigmática: ellos representan el 61% del contenido que se consume, mientras que ellas no llegan al 40%. La edad mediana también es indicativa de este mismo paradigma, donde ellos son adultos de más de 30, y ellas jóvenes de alrededor de 25. En cuanto a los contenidos, hay una brecha de género que reproduce roles y estereotipos marcadamente sexistas